Skip to main content

Full text of "Memoria"

See other formats


JUN 4 - 1928 



Trabajos de Oceanografía 

dirigidos por el doctor 

Odón de Buen 

Catedrático de la Universidad de Madrid, Director del Instituto Español de Oceanografía 



70, 3í<° 



ESTUDIO BATILITOLÓGICO 



de la 



Bahía de Palma de Mallorca 

(Con un mapa de la distribución de los sedimentos) 



por el doctor 



Rafael de Buen y Lozano 



Catedrático de la Universidad de Sevilla, Sección de Ciencias de Cádiz, 
Jefe de Sección del Instituto Español de Oceanografía 



MADRID 

1916 



ESTUDIO BATILITOLOGICO 



DE LA 



BAHÍA DE PALMA DE MALLORCA 



JUN4-1928 



TRABAJOS DE OCEANOGRAFÍA Y BIOLOGÍA MARINA 
dirigidos por el Profesor Odón de Buen. 



ESTUDIO BATILITOLÓGICO 



de la 



Bahía de Palma de Mallorca 



(Con una carta de distribución de los sedimentos) 



por 



RAFAEL DE BUEN Y LOZANO 

Catedrático de la Universidad de Sevilla, 

Sección de Cádiz, 

Jefe de Sección del Instituto Español de Oceanografía. 



MADRID 

1916 



S? mi maestro, el Profesor (¡j. ZJhoulet, 

dedico, con admiración y afecto, este trabajo. Si, con 
sus enseñanzas y consejos, encaminó mis pasos hacia 
la litología submarina, y durante mi estancia en su labo- 
ratorio supo darme alientos y esperanzas de laborar con 
éxito en la ciencia, a la que ha dedicado su oida. Ss 
para mí gran satisfacción ofrecerle este trabajo que le 
mostrará la devoción con que escuché sus lecciones y 
consejos. 



Introducción 



Cedido por el Ministerio de Marina el cañonero Vasco Núñez de Balboa para em- 
prender un crucero de estudios oceanógraficos por el Mediterráneo español, uno de 
los problemas que se plantearon fué la investigación detallada de las islas Baleares, 
cuya situación privilegiada da a su estudio enorme interés científico. 

Siendo la base de una monografía marina el exacto conocimiento del suelo sumer- 
gido, dedicáronse varios días a la captura de sedimentos especialmente en la bahía de 
Palma de Mallorca, donde se recogieron en abundancia, permitiéndome su análisis la 
publicación de la carta batilitológica. 

Fueron realizados 65 sondeos, capturando 64 muestras de fondo, algunas veces 
con gran dificultad debido a estar ocupado gran parte del suelo de la Bahía por prade- 
ras de Posidonia, que impedían á la sonda alcanzar los sedimentos. Fué necesario con 
frecuencia repetir varias veces el sondeo hasta lograr cantidad suficiente de fondo para 
verificar su análisis completo; tan sólo en un caso (op. 385), fué completamente impo- 
sible obtener ni una pequeña muestra del sedimento, trayendo únicamente la sonda 
gran abundancia de hojas de Posidonia Canlini. 



Lista de operaciones. 



Núm. 



1 

2 
3 
4 
5 
6 
7 
8 
9 
10 
11 
12 
13 
14 
15 
16 
17 
18 
19 
20 
21 
22 
23 
24 
25 
26 
27 
28 
29 
30 
31 
32 
33 
34 
35 
36 
37 
38 
39 
40 
41 
42 
43 
44 
45 
46 
47 
48 
49 
50 
51 
52 
53 
54 
55 
56 
57 
58 
59 
60 
61 
62 
63 
64 
65 



Ope- 
ración. 



355 
356 
357 
359 
360 
361 
363 
364 
365 
366 
367 
369 
370 
371 
372 
373 
374 
376 
377 
378 
379 
380 
382 
383 
384 
385 
387 
388 
389 
390 
391 
392 
394 
395 
396 
397 
398 
400 
401 
402 
404 
405 
406 
407 
408 
409 
410 
411 
412 
414 
415 
416 
417 
418 
419 
420 
422 
423 
424 
425 
426 
437 
438 
439 
440 



SITUACIÓN 



Latitud. 



39° 27' 

39° 26' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 27' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 30' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 32' 
39° 27' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 27' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 28' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 29' 
39° 31' 
39° 31' 
39° 32' 
39° 31' 
39° 31' 
39° 31' 
39° 31' 
39° 31' 
39° 31' 
39° 31' 
39° 31' 



15" N 

50" N 

20" N 

20" N 

21" N 

20" N 

22" N 

20" N 

25" N 

27" N 

15" N 

4"N 

5"N 

5"N 

11"N 

15" N 

4"N 

4"N 

4"N 

8"N 

4"N 

4"N 

2"N 

2"N 

N 

N 

N 

48" N 

48" N 

48" N 

48" N 

48" N 

18" N 

18" N 

18" N 

16" N 

19" N 

9"N 

24" N 

16" N 

16" N 

16" N 

17" N 

27" N 

24" N 

12" N 

12" N 

14" N 

17" N 

12" N 

15" N 

11" N 

10" N 

10" N 

4"N 

4"N 

3"N 

7"N 

9"N 

4"N 

9"N 

5"N 

7"N 

8"N 

6"N 



Long. 
Greenwich). 



2 o 31' 43" 
2 o 32' 28" 
2 o 33' 52" 
2 o 34' 42" 
2 o 35' 58" 
2 o 39' 13" 
2 o 40' 6" 
2 o 40' 46" 
2 o 42' 15" 
2 o 43' 2" 
2 o 43' 40" 
2 o 44' 35" 
2 o 43' 43" 
2 o 43' 2" 
2 o 41' 32" 
2 o 40' 28" 
2 o 39' 
2 o 37' 23" 
2 o 35' 58" 
2 o 34' 55" 
2 o 33' 48" 
2 o 33' 7" 
2 o 36' 4" 
2 o 37' 19" 
2 o 3S' 5" 
2 o 40' 38" 
2 o 41' 58" 
2 o 53' 15" 
2 o 40' 
2 o 38' 50" 
2 o 38' 1" 
2 o 37' 36" 
2 o 36' 42" 
2 o 32' 55" 
2 o 34' 4" 
2 o 32' 45" 
2 o 3-1' 30" 
2 o 35' 55" 
2 o 37' 28" 
2 o 37' 28" 
2 o 39' 1" 
2 o 40' 23" 
2 o 41' 30" 
2° 42' 15" 
2 o 43' 10" 
2 o 43' 52" 
2 o 42' 45" 
2 o 41' 32" 
2 o 40' 13" 
2 o 38' 29" 
2 o 36' 37" 
2 o 35' 
2 o 33' 45" 
2 o 33' 30" 
2 o 32' 43" 
2 o 33' 37" 
2 o 39' 17" 
2 o 38' 16" 
2 o 36' 40" 
2 o 35' 28" 
2 o 34' 37" 
2 o 39' 40" 
2 o 41' 28" 
2 o 42' 20" 
2 o 43' 42" 



Fecha. 



21-8-1915 



22-8-1915 



23-8-1915 



24-8-1915 



25-8-1915 



Profundidad 

en 

metros. 



41 

55 
53 

57 
51 
49 
47 
37 
33 
27 
21 
5,5 
15 

2\ 

30 
3o 
37 
40.5 
40 
3J 
33 
27 
34 
31 
28 
20 
12 

9 
16 
19 
23 
21 
33 
53 
37 
44 
53 
48 
48 
49 
48 
44 
32 
27 
19 

9 
26 
33 
42 
40 
45 
45 
42 
21 
14 
27 
26 
36 
43 
36 
33 
32 
22 
17,5 

6 



Naturaleza del fondo. 



Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Fango muy arenoso calizo V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V.. 
Fango muy arenoso calizo V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Fango arenoso calizo V . . . , 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

No se eogió fondo 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Fango muy arenoso calizo V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa canza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V , 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V , 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Fango muy arenoso calizo V. 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena fangosa caliza V, 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Fango muy arenoso calizo V. 

Arena fangosa caliza V 

Arena fangosa caliza V 

Arena caliza V 

Arena caliza V 



Procedimiento 

de 
captura. 

Sonda Léger 



Generalidades 



Utilidad de las cartas batilitológicas 

La importancia de las cartas litológicas es grande, no solamente desde el punto de vista teó- 
rico sino también prácticamente. 

Uno de los datos más útiles para resolver el complicado problema de las pescas, es sin duda el 
conocimiento exacto de los sedimentos sumergidos ; basta tener en cuenta que los seres que viven 
sobre el fondo necesitan en él condiciones especiales, que influyen sobre las distintas especies li- 
mitando su área de dispersión. De un modo empírico, o debido a larga práctica, tienen los pesca- 
dores un conocimiento aproximado de las variaciones de los sedimentos, conocimiento que apro- 
vechan para obtener el máximo rendimiento de sus artes. 

Debe ser labor de los especialistas el hacerles un estudio completo de las regiones impor- 
tantes desde el punto de vista pesquero, llenando el vacío existente en la actualidad y que sólo 
tras largos años de experiencia pueden ellos vencer. 

Bien es verdad que en las cartas de la Marina existen datos aproximados sobre la constitu- 
ción de los sedimentos, pero estos datos sólo pueden proporcionarnos una idea muy vaga por 
la manera como son obtenidos. Para la navegación es suficiente un conocimiento exacto de la 
profundidad, por lo cual se comprende perfectamente que en las cartas marinas sólo se bus- 
que exactitud completa en la batimetría. 

Los datos de composición de los fondos se oDtienen mediante el escandallo de plomo, lle- 
nando de sebo la hoquedad que suele tener en su parte inferior. En este sebo queda adherida 
una pequeña porción del sedimento, que es caracterizado tan solo por simple inspección. El 
procedimiento, suficiente para la navegación ordinaria, no tiene gran exactitud desde el punto 
de vista científico, pues como el sedimento se obtiene por adherencia, sufre, durante el ascenso 
en el agua, variaciones importantes, debidas sobre todo a que las partículas de fango se lavan 
desapareciendo en gran parte antes de llegar a la superficie. Al hacer un estudio detallado se 
observa en efecto que en las cartas náuticas se tiende, al caracterizar un sedimento, a aumen- 
tar la cantidad de granos gruesos que posee. 

Es necesario, para que una carta biológica preste la mayor utilidad posible, que su estudio 
sea hecho desde un punto de vista científico, buscando no sólo el interés que para la navega- 
ción pueda presentar, sino también su enorme utilidad para otras diversas aplicaciones. 

Una carta batilitológica puede prestar servicios importantes para la navegación en días 
de niebla, cuando no es posible obtener coordenadas astronómicas ni percibir el menor detalle 
de la costa. 



io Rafael DE BUEN 



El procedimiento del sondeo sencillo, practicado actualmente, no nos indica más que la 
aproximación a las tierras, pero sin permitirnos saber el lugar donde el barco se encuentra. 

La navegación con coordenadas submarinas se debe al comandante Roujoux, que en el 
comienzo del siglo xix publicó una Memoria titulada Essai sur V atterrisage et entrée de la 
rade de Brest par temps brumeux avec un bátimeut á vapeur (i), acompañada de una carta 
de repartición de sedimentos. Se basa su trabajo en que practicando un sondeo con escanda- 
llos especiales que recojan una muestra del fondo, por su rápido análisis, o mejor por su aspec- 
to u organismos, será posible casi siempre determinar, con ayuda de la carta, la situación exacta 
en la que el barco se halla. 

Para el tendido de cables submarinos es necesario un conocimiento aproximado de ios fon- 
dos, para evitar sobre todo las regiones rocosas donde podrían partirse con facilidad o los vol- 
canes submarinos que, en sus períodos de actividad, funden los cables que pasan cerca de ellos. 

Pero la mayor importancia de las cartas batilitológicas está sin duda en el enorme interés 
que presentan para la Oceanografía y Geología ; pudiendo decirse que son la base de ambas 
Ciencias. 

En oceanografía es sin duda el primer problema conocer la constitución de los fondos, 
sobre los que tan exuberante se desarrolla la vida. 

La Geología debe romper sus antiguos moldes, a los que debe sus escasos progresos en re- 
lación con las otras ramas de las ciencias naturales ; debe tender hacia la experimentación, 
buscando las causas de origen y modificación de las capas terrestres en la sedimentación que 
en los mares actuales se verifica, teniendo en cuenta que son sedimentarios la mayor parte de 
los terrenos que ocupan la superficie del Globo. 

Los sedimentos primitivos al ser comparados con los actuales ¡ cuántos fenómenos nos 
descubrirán ! Nos dirán dónde tuvieron su origen ; si se formaron en el seno de un mar pro- 
fundo o en las cercanías de las tierras ; si se originaron en un mar tranquilo o en un mar agita- 
do por corrientes u oleaje fuerte ; sabremos si un sedimento tuvo su origen en la desembo- 
cadura de un río o en zona desprovista de aportes fluviales. 

En las ciencias experimentales debe marcharse de lo conocido a lo desconocido y ¡ cuánto 
se ha olvidado en Geología este precepto ! Se ha hecho de la ciencia geológica ciencia de gabi- 
nete o cuando más de campo, olvidando que es en el mar donde se originaron casi todos los 
terrenos, donde se están formando nuevos, cuyo estudio únicamente podrá explicarnos las 
leyes de la sedimentación en tiempos pasados. 

No se crea que estas ideas son aventuradas, pues dados los conocimientos actuales, en 
Oceanografía, nos sería posible averiguar muchas de las condiciones de origen de un terreno. 
Bastará recordar que los sedimentos obedecen en su distribución a leyes generales, viéndose, 
al estudiar una región, que yendo desde las tierras hacia alta mar se encuentran sucesivamente 
arenas gruesas, arenas finas, arenas que van mezclándose con fangos, entrando éstos cada vez 
en mayor proporción, hasta terminar en fangos puros que son los que ocupan el centro de los 
mares. El grosor de sus granos nos indicará ya aproximadamente la distancia de la costa a 



(1) Dépót et cartes et plans de la Marine n.° 448, París 1868. 



KSTUDIO BATILITOLÓGICO DE LA BAHÍA DE PAEMA I I 



que se ha formado un terreno. Las trasgresiones y regresiones se verán con este carácter clara- 
mente demostradas. 

El estudio de una roca sedimentaria, al microscopio, nos indicará — si contiene granos mi- 
nerales de diversa naturaleza (caso de la mayor parte de las calizas) — que es de origen terrí- 
geno, y si está formado por restos orgánicos en gran parte — (caso de los fondos de globigeri- 
nas, radiolarios, diatomeas, etc., actuales) — que tuvo su origen en la lejanía de las tierras. 

El tamaño de los granos que constituyen el sedimento nos dirá la potencia de la corriente 
que existía en el punto en que se formó (i). 

Podremos asegurar que un sedimento tuvo su origen a grandes profundidades por la exis- 
tencia de ciertas producciones especiales de ellas (nodulos de manganeso, etc.). En casos de 
duda los caracteres de los granos minerales nos permitirán asegurar si un sedimento es o no 
de origen marino. 

El área de dispersión de los granos de una especie mineral determinada nos permitirá adi 
vinar la existencia de una corriente y su extensión. A medida que avancen más los estudios ba- 
tilitológicos se descubrirán sin duda alguna nuevos caracteres especiales de ciertos sedimentos 
y tal vez se logre hallar señales que indiquen el tiempo que llevan sumergidos. 

Aplicando todas las leyes obtenidas por el estudio de los fondos actuales podrá darse consi- 
derable adelanto a la Geología experimental, base, sin duda, del próximo florecimiento de la 
ciencia o-eológica. 



Historia de la Litología submarina 

Dos franceses, el comandante Roujoux y el ingeniero de Minas Delesse, publicaron, casi 
al mismo tiempo, los primeros trabajos de Litología submarina. 

El trabajo de Roujoux (2), ya citado anteriormente, abre nuevos horizontes a la navegación, 
demostrando cómo en días de niebla es posible navegar con seguridad sirviéndose de coorde- 
nadas submarinas ; conociendo exactamente las características y distribución de los fondos su- 
mergidos. Trata especialmente de la rada de Brest, publicando una carta con la distribución 
de los sedimentos. 

En la misma época que Roujoux, el ingeniero Delesse (3) iniciaba, dándole enorme impul- 
so, la verdadera ciencia litológica. Dominando la Geología y sus procedimientos, tiene su tra- 
bajo gran importancia. Los métodos de análisis, muy exactos y completos, tienden hacia un 
estudio mineralógico, pues ya comprendió Delesse la enorme importancia que tiene la investi- 



(1) Thoulet. — «Expériences relatives á la vitesse des courants d'eau ou d'air susceptibles de maintenix en suspensión 
des grains minéraux de rolóme et de densité determines». (Com. rendu Ac. Se. T. XCVII et Aimalea des Mines, 1884). 

Thoulet. «Analyse d'une poussien- éolienne de Monaco et eonsidérations genérales relatives a l'influence de la dófla- 
tion sur la constitution lithologique du sol océanique». ánnales Instituí Océanographique, Parí*. 

L. Sudry. — «Expériences sur la puissance de transport (Us courants d'eau et des courants d'air et remarques sur le 
mode de formatiun des roches sédimentaires détritiquea et des dépóts éoliens». Aun. In»t. Océanogr. París 1912. 

(2) «Essai sur l'atterrissage et l'entrée de la rade de Brest par temps brumeux avec un bátimenl á vapeuri. 1868. 

(3) «Lithologie du fond des mers». 1866. 



12 Rafael DE BUEN 



gación de los sedimentos que actualmente se originan, para el conocimiento de la formación 
y caracteres de los terrenos antiguos. 

Modernamente ha adquirido la Litología gran desarrollo debido principalmente al magnífico 
trabajo de Murray y Renard (i) sobre los fondos recogidos durante la memorable campaña del 
Challenger y al ardor infatigable del profesor Thoulet, cuyos procedimientos de análisis son 
seguidos actualmente por casi todos los especialistas. 

Entre las numerosas obras de investigación litológica de Thoulet, una nos interesa espe- 
cialmente (2) por comprender el estudio de la parte del litoral mediterráneo español cercano 
a la frontera francesa. Esta misma región fué estudiada anteriormente por el profesor Pru- 
vot (3), al que se deben además otros trabajos sobre esta rama de la Oceanografía. 

Obras litológicas, en las cuales además se dan a conocer procedimientos especiales de aná- 
lisis, son las de J. W. Redgers (4) y de O. B. Boeggild (5). Este último ha publicado reciente- 
mente un trabajo sumamente importante para la oceanografía española por referirse, en gran 
parte, al estudio de sedimentos de nuestra región mediterránea (6). 

En 19 10 publicó Sudry una monografía completa del estanque de Thau (7), situado en la 
costa mediterránea francesa, junto a Cette, en la que incluye un detallado estudio litológico, 
siguiendo los procedimientos de análisis de Thoulet. Con muy buen acuerdo no limita su tra- 
bajo a la investigación de los sedimentos sumergidos, sino que añade abundantes análisis de 
rocas emergidas de la zona costera y de sedimentos de ríos. 

Recientemente se han realizado dos trabajos, ambos siguiendo los métodos de Thoulet, 
uno, en publicación, sobre el estanque de Berre, cercano al de Thau, y una carta litológica de 
la costa portuguesa comprendida entre Leixoes y cabo Mondego. 



(1) «Report 011 cleep sea deposits on the specimens coüected during the voyage oí H. M. S. Challenger in the years 
x872 to 1876». London 1891. 

(2) «Etude bathylithologique des cotes du golf e de Lion». Anuales de l'Inst. Océanographique, París 1912. 

(3) «E?sai sur la topographie et la constitution des fur.ds sous-marins de la región de Banyuls de la plaine du Roussi- 
11 011 aii golfe de Rosas». Archive* Zool. experiméntale, 1894. 

(4) «Ueber die mineralogische und chemiselie Zusammensetzang der Dünensande Hollands und nbei düe Wichtig- 
keit von Fluss-und Meeressanduntersuchungen in lallgemeinen». Nenes Jahrb. fiir Min. Geol. und Paloeont. 1895. 

(5) «The Deposita of the sea bottom». The Danish Ingolf Expeditions. Copenhagen 1900. 

(6) (Report on the Danish oceanographical expeditions 1908-1910 to the Meditewanean and adjacent Seas». Vol. I. 
Copenhagen 1912. 

(7) «L'Étang de Thau». Ármales di l'Inst. Océanographique. Monaco 1910. 



CAPÍTULO PRIMERO 

Caracteres de la Bahía de Palma 



Aportes terrestres: ríos y arroyos 

Caracteriza a la bahía de Palma de Mallorca la falta de verdaderos ríos, lo que se com- 
prende perfectamente teniendo en cuenta que se trata de una isla relativamente poco extensa 
y que las lluvias no son en ella frecuentes. Solamente encontramos torrentes o riachuelos de 
escaso caudal de aguas, cuando las llevan, pues la mayor parte permanecen en seco casi todo 
el año. 

Estos riachuelos o torrentes (rieras o iorrents en el lenguaje de la Isla) son de cauce estre- 
cho y provienen casi todos de lugares cercanos a la Bahía, lo que coopera a que no sea abun- 
dante el agua que arrastran. Coinciden sus crecidas con las épocas de lluvia que, como he indi- 
cado, son poco frecuentes en Mallorca. 

Las rieras o Iorrents mayores desembocan en la parte Este de la Bahía ; al llegar a ella, de- 
bido a la poca pendiente de las tierras, sus aguas marchan lentamente sin arrastrar más que 
materiales finos. Encontramos en esta zona los torrentes de mavor longitud : algunos tienen 
su origen al Norte de Palma, ya en la región de la cordillera principal de la Isla. 

En la parte Oeste los torrentes son de menor importancia y generalmente de corriente más 
rápida ; sin embargo, los sedimentos que arrastran suelen ser en su mayor parte fangosos, 
viéndose que en el mar, cerca de su desembocadura, son éstos los que dominan. Su rápida 
pendiente la deben a ser montañosa esa parte de la Bahía, encontrándose a poca distancia 
de la costa alturas de algunos centenares de metros. 

Uno de los torrentes más permanentes y que mayor cantidad de sedimentos arrastra (a 
pesar de estar seco casi todo el año) es la Riera de Palma, que atraviesa la capital de la Isla, 
desembocando en el fondo del Puerto. 

En la parte Este pueden citarse, como más importantes, el Torrent de Barba o Torren- 
tó, que desemboca en Cala Portichol y tiene bastante longitud ; el Torrent Gros, cercano al 
anterior y uno de los más importantes ; el Torrent des Jueus que llega a la Bahía junto a Re 
publicans, etc. 

En la parte Oeste son los torrentes, como ya he indicado, menos importantes ; pueden 
citarse : el Torrent de San Magín, que atraviesa uno de los barrios de Palma ; el Torrent des 



H 



Rafael DE BUEN 



Mal Pas, uno de los mayores de esta zona, también cercano a Palma ; el Torrent de Porto- 
pi, que desemboca en la rada de este nombre, etc. 

Esta escasez de corrientes de agua, y, por tanto, de aportes terrestres, da a la bahía de 
Palma, como estudiaremos más adelante, caracteres especiales desde el punto de vista lito- 
lógico. 

Los sedimentos de los riachuelos son siempre de composición caliza, porque casi toda la 
isla está por ella ocupada ; la cantidad de minerales no calizos es escasa en extremo. Los to- 
rrentes del Este de la Bahía cercanos a Palma, alcanzan algunos manchones volcánicos, por lo 
cual deben contener minerales especiales. 



o 
l_ 

aj 

E 



NIVEL DEL MAR 



10 



75 20 



¿ 30 




Corte I.— Entre el Castillo de San Caries y Cala Ganga; 
distancia real, 3,4 millas. 



NIVEL DEL MAR 




¿: 40 

Corte II— Entre la isla de la Caleta y el Islo-.e Galera; distancia real, 5.2 millar 



NIVEL DEL MAR 




Corte III. -Entre la Punta ie !a Torre o de la Porrassa y la playa al Xorte Je Repiblicans; distancia real, 4,2 millas. 



o 

ü 

i 
< 



< 




Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



NIVEL DEL MAR 




Corte IV'.- Entre !a punta de S'Estaca y Cap Enderrocat; distancia real, 9,1 millas 



NIVEL DEL MAR 




Corte V.- Entre la punta de la Cala Figuera y ¡a punta Negra; distancia real, 9.5 millar 



Batimetría. — Naturaleza de la costa 



Las profundidades en la Bahía van aumentando (mapa), desde el fondo a la boca, de una 
manera lenta, llegando a alcanzar unos 6o metros. 

Haciendo cortes transversales observamos que el declive es irregular, puesto que, mien- 
tras por la parte Este el aumento de profundidad, al alejarnos de la costa, es bastante len- 
to, por la zona Oeste se desciende rápidamente a la máxima profundidad. Contemplando los 
cortes se observa, en efecto, que a unos ioo metros del castillo de San Carlos, en el fondo de 
la Bahía (corte I) se alcanzan ya 20 metros ; mayor es el declive en la boca, frente al faro de 
Cala Figuera (corte V), donde a la misma distancia se halla la cota de 30 metros. 

En la parte oriental de la bahía es el declive suave, excepto ya en la boca, donde las cotas 
de 10, 20 y aun 30 metros se acercan mucho a la costa (mapa), aunque de todas maneras el lado 
Oeste continúa teniendo más rápida pendiente. 



16 Rafael DE BUEN 



Estudiando sucesivamente los diversos cortes batimétricos nos daremos cuenta exacta de 
la distribución de las profundidades. 

Los cortes I y II son muy semejantes, en ellos está sumamente acentuada la distinta pen- 
diente entre la zona Este, en la que el aumento es muy lento, y la región occidental de rápido 
descenso. Las mayores profundidades (25 metros próximamente para el corte I y unos 36 me- 
tros para el II) se hallan muy próximas a la costa Oeste. 

El corte III señala aun la tendencia general de diferencia entre el relieve ; sin embargo, va 
los declives de ambos lados de la Bahía tienden a asemejarse y las mayores profundidades 
(poco más de 40 metros) se aproximan al centro. 

Los cortes IV y V nos muestran claramente cómo en la zona Este, al acercarse a la boca de 
la Bahía, el descenso se hace rápido. Los cortes muestran una cubeta casi perfecta (sobre todo 
el IV) en la que las mayores profundidades (de 50 a 60 metros) se hallan en el centro. El V, 
aunque señala que toda la parte central de la Bahía está ocupada por profundidades grandes, 
acusa, sin embargo, bastante diferencia en los declives de ambos lados, siguiendo con la ten- 
dencia a un aumento más rápido, de profundidad, en la parte occidental. Indica, además, este 
corte la tendencia, en esta región, a formarse dos cubetas separadas por una pequeña cresta cen- 
tral. Esta misma disposición se hubiera ya observado haciendo otro corte batimétrico al Sur 
del número III. 

La distribución de las profundidades guarda completa relación con el relieve de las cos- 
tas, que bajan en suave pendiente por la parte Este y en cambio se levantan rápidamente por 
occidente alcanzando en seguida, en algunos puntos, cerca de 500 metros de altura (Puig Gros, 
Puig de la Creu, etc.) ; en general, a un kilómetro de la costa, se llega ya en tierra a los 50 y 100 
metros. En la proximidad de Cala Figuera se hallan más lejanas las alturas ; pero, en cambio, 
la costa es más abrupta, forma rápidos acantilados en el borde del mar. 

La región Este está ocupada por llanuras con suaves colinas, que se reúnen al mar en costa 
llana o dilatadas playas ; solamente hacia la boca encontramos algunos montecillos poco im- 
portantes y una costa abrupta que debe guardar relación con el aumento de profundidades que 
allí se observa. 

El perfil de la costa es muy irregular en la parte occidental ; los acantilados son más abun- 
dantes que en la zona opuesta ; existen gran número de ensenadas, en cuyo fondo es frecuente 
encontrar pequeñas playas (por ejemplo, en la rada de la Porrasa, ensenada de Cala Mayor, 
etcétera). 

El lado oriental es el de las playas dilatadas ; posee un corte continuo, cuya regularidad no 
rompen más que dos pequeñas calas, la de Portichol y Cala Gamba. Hacia Cap Enderrocat la 
costa se llena de pequeñas quebraduras y se hace abrupta. 

Las playas de la Bahía son todas calizas ; la costa rocosa tiene también esta composición, 
por lo que las aguas, en su continuo movimiento, la atacan con facilidad, la quiebran, la rom- 
pen, dando a la costa aspecto irregular, llenándola de radas, de grutas, produciendo en las rocas 
esas extraordinarias formas que tanto embellecen el paisaje. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



17 



Mapa geológico de las regiones cercanas a la bahía de Palma de Mallorca (según Hermite). 




Geología de las regiones cercanas a la Bahía 

Las siguientes notas geológicas están tomadas de la obra de Hermite (1). 

El terreno más antiguo que encontramos en la Isla es el secundario. Del Triásico aparece 
en la costa, junto a Estallenchs, una pequeña mancha que pertenece a los pisos inferiores ; 
está constituida por areniscas generalmente rojizas, en las que se perciben pajuelas de Mica y 
al parecer Clorita. Encima de ellas hay calizas que deben pertenecer a los pisos superiores ; son 
de color obscuro con manchas amarillentas debidas a la arcilla. Estando situado Estallenchs 
en la vertiente opuesta a la bahía de Palma no deben ejercer influencia en ella los terrenos 
triásicos. 

El Jurásico es muy abundante, siendo el que domina en la parte occidental de la Bahía. 
Hermite trata sucesivamente del Lias y de las capas superiores al Lias. El Jurásico mallorquín 
está constituido por calizas a veces de enorme espesor ; en ellas escasean los fósiles, por lo 



(1) Henri Hermite.- «Estudios geológicos de las isla? Baleares: Mallorca y Menorca 1. Madrid 1888. 



18 Rafael DE BUEN 



cual no es posible fijar con certeza los distintos pisos. Ha sido únicamente bien determinado 
el Lias en el centro de la Isla, junto a María y en la zona NE., en Sóller ; regiones ambas aleja- 
das v sin relación con la Bahía. La caliza con Am. iransitorius se percibe claramente en varios 
puntos de la Isla, siendo muy difícil precisar si pertenece con seguridad al Jurásico o al Cre- 
tácico. 

El Cretácico abunda ; encima de las calizas con Am. transitorius se encuentran en algunas 
localidades hiladas pertenecientes al Neocomiense ; en las más extensas se coge gran cantidad 
de Crioceras Díivalii, en otras los fósiles ( Am. cryptoceras, Am. asiicrianus, etc.) parecen in- 
dicar que pertenecen a nivel más bajo. El Neocomiense lo forman calizas margosas blanque- 
cinas o azuladas en las que se intercalan a veces margas azules y arcillas ; se encuentra en tres 
regiones : una la de la cordillera principal de Mallorca, otra central y otra la de la cordillera 
oriental. Trataré casi exclusivamente de la primera por estar, algunas de sus manchas, cerca- 
nas a la Bahía. 

No lejos de Palma se presenta en Bendinat, donde aparecen mezclados los pisos inferior, 
medio y superior ; en las calizas margosas que lo forman, abundan los restos de cefalópodos. 
En el camino de Palma a Andraitx, en Calviá, al N. de Cala Figuera, y al NW. de Palma, se 
encuentran también calizas margosas que están atravesadas por venas silíceas y arcillosas, fenó- 
meno que puede ser debido, como cree Hermite, a alguna acción eruptiva inmediata. Hay 
abundantes manchones en el resto de la Isla, pero ya alejados, por lo que no deben ejercer 
influencia en los sedimentos que estudiamos. 

El Terciario está muy extendido en la Isla y se halla bien representado en las proximi- 
dades de la Bahía ; encontramos cerca de ella algunos manchones eocénicos. 

El Eoceno mallorquín podemos dividirlo en inferior (lacustre), Numulítico y superior. El 
primero se extiende principalmente por el centro de la Isla y, por tanto, lejano de la región que 
tratamos. Es sumamente interesante la zona de Binisalem, caliza como todo el Eoceno mallor- 
quín, pero con capas de Lignito intercaladas ; se encuentra también el piso inferior en Alaró y 
cercanías de Inca ; en el centro abunda en Santa Margarita y Sineu. 

El único piso que nos interesa es el Numulítico por estar representado cerca de Palma de 
Mallorca, en la colina de Santa Eulalia, donde se ven las capas siguientes en orden ascendente : 

i. a Caliza gris amarillenta ; 1,50 metros. 

2/ Margas grisáceas ; 1 metro. 

3." Caliza gris amarillenta; 1,50 m. 

4." Margas arenosas, blanquecinas, 3 ms. 

5." Calizas orises con granitos blancos y negros de arena. Contiene restos fósiles 

de Cardium, Cyterea, Quinqucloadina y otros moluscos. Algunos bancos 

duros están llenos de Numulites ; 15 ms. 
6." Conglomerado. 
7.* Caliza gris o negra, compacta, homogénea, con granitos de cuarzo abundantes, 

raras pajuelas de mica plateada y algunos cristalitos de pirita de hierro 

transformada en hidróxido. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 19 

Más alejadas de la Bahía hay otras manchas de caliza numulítica : pueden citarse la cercana 
a Calviá y las del centro de la Isla, entre Llummayor y Porreras y entre Llummayor y Algai- 
da, donde alternan las calizas con arcillas, conglomerados y margas. Más lejanos aun están 
los manchones de la zona Este. 

El Mioceno es en extremo abundante en Mallorca ; ocupa, con el Cuaternario v jurásico, 
las costas de la bahía. Se encuentran el piso superior y el piso medio, que estudiaremos suce- 
sivamente ; ambos están formados por calizas. 

El Mioceno medio comprende un nivel inferior que corresponde a la caliza con Clifeas- 
ter del Mediterráneo y una capa superior con Ostrea crassissima. La primera se encuentra 
(excepto en Randa, que puede guardar alguna relación con la Bahía) lejos de Palma, en el 
Norte, Centro y NW. de la isla. 

Las capas con O. crassissima abundan ; junto a Palma se las encuentra desde el barrio de 
Santa Catalina al castillo de Bellver, aparecen luego por Porto-pí ; he cogido ejemplares enor- 
mes en la Porrassa. Desde la Bona Nova al castillo de Bellver ha encontrado Hermite : 

i.* Una caliza gris amarillenta, dura, sin fósiles; 12 metros. 

2.* Caliza suelta con Ostrea crassisima; 1 metro. 

3.* Caliza semejante a la 1."; 6 ms. 

4." Caliza arenosa, amarillenta ; 2 ms. 

5/ Caliza con abundantes O. crassissima; 2 ms. 

6.* Caliza parecida a la 1.*; 5 ms. 

7." Conglomerados de elementos gruesos ; 3 ms. 

8/ Caliza amarillenta, con raros ejemplares de O. crassissima en su parte supe- 
rior ; 3 ms. 

9.* Caliza arenosa, amarillenta ; 5 ms. 

10/ Caliza arenosa, con abundantes O. crassissima; 0,50 ms. 

11.* Caliza tierna, amarillenta; 13 ms. 

12.* Banco de O. crassissima; 0,10 ms. Debajo un delgado lecho de cantos rodados. 

1 3. a Igual ala 11.*; 4 ms. 

14.* Capa de cantos rodados ; 0,20 ms. 

15." Igual a la ii.* ; 2 ms. 

1 6.* Caliza guijarrosa, amarillenta; 5 ms. 

17.* Caliza arenosa, amarillenta; 4 ms. 

18.* Caliza muy compacta; 2 ms. 

19.* Caliza muy silícea con conchas fósiles de gastrópodos ; 5 ms. 

20.* Caliza tierna, amarillenta ; 8 ms. 

Las últimas capas deben pertenecer ya al Mioceno superior. 

Sobre las capas de O. crassissima hay calizas, con abundantes Cerithium, que pertenecen al 
Mioceno superior ; las encontramos junto a Palma con fósiles de moluscos, algunos de especies 
aun vivientes. Junto a Corp-Marí alternan margas con calizas grises y amarillentas, general- 



2o Rafael DE BUEN 



mente muy duras y con abundantes fósiles, entre ellos de Cerithium pictum Bast., Arca turonica 
Duj., Ostrea lamelLosa Broc, Ringicula buccinea Broc, Murex brandaris, Comis, Tollina, Luci- 
na, Cardium, Mitra, etc. 

Dominan, en la región meridional de Mallorca, las calizas del Mioceno superior ; una zona 
nos interesa especialmente : la de Llummayor, que se extiende hasta Cap Enderrocat, ocupan- 
do la parte Sur y oriental de la Bahía ; en ella abundan las calizas rojizas o amarillentas, a veces 
con lechos de caliza margosa. 

Parecen ser del Plioceno algunas calizas silíceas, grises, sumamente resistentes y compac- 
tas, que se encuentran en el camino de Llummayor a Palma, cerca de ésta y junto a la costa. 

El terreno dominante en la Bahía es sin duda el Cuaternario, que además se prolonga en ex- 
tensa faja hasta Alcudia, atravesando toda la Isla. Hay algunos manchones poco importantes al 
N., NE. y S. de Mallorca. Todos los depósitos cuaternarios son de formación marina, conte- 
niendo, en su parte inferior, abundantes Cardium edide; las capas superiores tienen Helix y al- 
gunos otros moluscos terrestres ; sin embargo, dominan los moluscos marinos y foraminíferos, 
indicando su verdadero origen. 

Desde el fondo de la Bahía a Cap Enderrocat todo es Cuaternario ; cerca de Palma se 
encuentran conglomerados formados con elementos secundarios cimentados por calizas amari- 
llento-rojizas, en las que abundan el C. edule y otros moluscos. Calizas de origen marino, pero 
con Helix, se encuentran en Coll den Rebasa (Este de Palma) ; se pueden estudiaren numero- 
sas canteras, pues estas calizas, de aspecto de areniscas, llamadas mares en la isla, son utili- 
zadas para la construcción. 

Palma está edificada sobre un conglomerado sin fósiles, compuesto de cantos de caliza obs- 
cura, seguramente procedentes del Jurásico, a veces con lechos de arena. Estos mismos con- 
glomerados abundan en toda la zona hasta Alcudia. 

Hay, finalmente, aluviones recientes en regiones pantanosas ; un manchón de esta naturaleza 
se encuentra cerca de Palma (mapa). 



# * 



Las rocas eruptivas están situadas en la cordillera principal de Mallorca ; han sido estudia- 
das por Fouqué y Michel Lévy, que determinaron la existencia de melafiros, basaltos y ande- 
sitas (i). Los que más abundan son los melafiros, a veces afines a la serie basáltica. Presentan 
de común todas estas rocas el encontrarse atravesando los terrenos Jurásicos. 

Cita Vidal (2) su visita a la zona eruptiva de Lluch, hablando además de haber visto algu- 
nos ejemplares de otras localidades, entre ellos un Cuarzo rojo sanguíneo, procedente de una 
gran masa, y otra de Pegmatita compuesta de Feldespatos Ortosa y Plagioclasa casi en igual 
proporción. 



(1) Fouqué y Michel Lévy. — «Estudios geológicos de las Islas Baleares: Petrología». Madrid 1888. 

(2) Henri Hcrmite.— «Estudios geológicos de las Islas Baleares.. Pág. 204 (N. del T.). Madrid 1888. 






Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 21 



Es frecuente, según el mismo autor, la presencia de Cobre en estas rocas, en el estado de 
Calcosina, a la cual acompañan la Malaquita, Pirita de cobre y Filipsita. 

Del trabajo de Fouqué y Lévy tomo algunas notas interesantes, porque, como se ve en el 
mapa, aunque algo lejanas las manchas eruptivas, están, sin embargo, algunas relacionadas 
con la Bahía por medio de las rieras que desembocan al Este de Palma. 

Los melafiros se asemejan a los de Oberstein y los Vosgos. Vistos con lupa se encuentran 
en ellos tan sólo cristales grandes de Fayalita, rodeados de una zona ferruginosa que invade a 
veces parte y aun todo el cristal ; hay además productos transformados en Serpentina, que 
deben ser debidos a la Hiperstena, pues por los cruceros y dicroismo no parecen Olivino. 

Sometieron Fouqué y Lévy a la acción del ácido clorhídrico una lámina de la región de Só- 
11er, que tenía microlitos de Labrador y Augita, que no sufrieron alteración ; Olivino o Hipers- 
tena que acabó por alterarse, y Hierro oxidulado que se disolvió por completo. 

Los microlitos feldespáticos pertenecen a la Oligoclasa y Labrador ; tan sólo en una roca 
hallaron piroxenos ; acciones secundarias han desarrollado en los melafiros Ópalo, Serpentina, 
Calcita, Cuarzo, Clorita, Limonita y Hematites. 

Un Melafiro cercano a Esporlas (relacionado con la Bahía) contuvo : 

Cristales de primera consolidación : Peridoto, Hierro oxidulado, Pirita. 
Cristales de segunda consolidación : microlitos de Labrador, de Piroxeno, de Hierro 
oxidulado, de Mica negra y una pasta vitrea. 

Los melafiros muestran una estructura traquitoidea, son ricos en Peridoto y microlitos de 
Feldespato, pero están desprovistos de Piroxeno, y Feldespato en cristales grandes ; pudieran 
referirse a la serie de los basaltos, pero por su aspecto macroscópico y la abundancia de Cuarzo, 
producto secundario, deben ser melafiros, de los cuales, según el Feldespato dominante, pue- 
den hacerse dos grupos, uno de melafiros andesíticos y otro de labradóricos ; a los primeros co- 
rresponden los de Tuent, Sóller, Buñola, Biniaraix, etc., a los segundos los de Son Mal Ferrit, 
Andraitx (hipersténico) y Sóller (augítico). 

En Sóller ha sido hallado un Basalto con Olivino, a veces serpentinizado, microlitos de La- 
brador, Piroxeno, Hierro oxidulado y masa amorfa. 

En el Puig de Lofre hay una toba andesítica que tiene : cristales de Sanidino y Oligoclasa, 
materia amorfa abundantísima frecuentemente con bastantes microlitos, al parecer feldespáti- 
cos ; a veces gran parte de la masa amorfa se transforma en Ópalo y Serpentina. Como minera- 
les accesorios aparecen cristales de Apatito y Zircón. Se trata, sin duda, de una Andesita con 
Sanidino. 



CAPÍTULO II 

Procedimientos 



Clasificación adoptada 

Varias clasificaciones se ofrecen al que quiera realizar un trabajo de Litología submarina, 
siendo las más importantes la de los especialistas de la expedición del Challenger y la del 
profesor Thoulet. 

La clasificación de Murray y Renard está basada principalmente en el estudio de sedimen- 
tos de grandes profundidades, dando, sin duda, para ellos una clara idea de su constitución, 
aunque presentando el inconveniente de no ser su exactitud absoluta ; depende en gran parte 
el nombre que demos a un fondo de la apreciación personal, por lo cual, puede el mismo sedi- 
mento recibir distintas denominaciones, según el especialista que lo estudie. Para pequeñas 
profundidades (depósitos terrígenos) la clasificación peca también de una falta de exactitud 
necesaria cuando quieren unificarse los resultados de diversos trabajos. 

La clasificación de Thoulet, basada en caracteres fijos, es absolutamente exacta : un mismo 
sedimento estudiado por diversos especialistas recibirá el mismo nombre, y los resultados 
serán los mismos dentro de los estrechos límites del error personal. 

Ha sido adoptada la clasificación de Thoulet teniendo en cuenta su exactitud y a la vez su 
gran sencillez, que ofrece las mayores garantías de éxito. Es, sin duda, la mejor para el estudio 
de los fondos terrígenos y aun para los fondos pelágicos si hacemos un detallado examen de los 
seres, o sus restos, que en ellos encontramos ; pudiendo incluso conservar las denominaciones 
de la clasificación de Murray y Renard, que dan idea clara de la constitución de esos sedimen- 
tos de origen casi exclusivamente orgánico. 

En la clasificación de Thoulet se separan los fondos, por el grosor de sus elementos, en 
categorías distintas ; para ello hacemos pasar el sedimento a través de tamices cuyas mallas 
tengan un tamaño conocido (i). Comenzando por los de mallas grandes y siguiendo con tami- 
ces decrecientes, podremos aislar las diversas categorías. 

Clasificación de Thoulet 

Roca. — El escandallo de plomo no trae nada y con las sondas se obtiene tan sólo algún 
fragmento mineral o conchas sueltas. 

Piedras o cantos rodados. — Fragmentos angulosos o redondeados de un peso superior 
a ^ gramos. 



(1) Thoulet recomienda el empleo de las telas utilizadas para tamizar harinas; estas telas llevan un número qne 
indica las malla- que tienen poi pulgada de 27 mm. A esta clase «le tamices me referir.- en vi desarrollo de este trabajo 



24 Rafael DE BUEN 



í gruesa detenida por el tamiz número 3 

Grava mediana » » » 6 

f fina » » » » 10 



Arena 



gruesa » » » » 30 

mediana » » » » 60 

I fina » » » » 100 

' muy fina » » -•> » 200 

í finísima atraviesa el tamiz » 200 seco 

Fango I ... \ caliza 

* arcilla 

( ' pura 

Thoulet ha medido el diámetro medio de los granos que forman las diferentes categorías 
obteniendo los siguientes resultados : 

Arena gruesa diámetro medio ... 

» mediana ' » » 

fina » » 

muy fina » » 

finísima » » menos de. 

El fondo recibirá denominaciones distintas, según las cantidades respectivas de arena y 
fango que lo formen. 

Arena (A.) Arena más de 95 °f fango menos de 5 " ,, 

» fangosa (A. F.) » entre 95-75% » entre 5-25% 

Fango muy arenoso (F. m. A.). . » » 75-50 0/ » » 25-50 °/ 

» arenoso (F. A.) » » 50-10 ° » » 50-90 ° 

» (F) » menos de 10 °/ 8 más de 90 



i,94 


m/m 


0,67 


» 


o,35 


» 


0,15 


» 


0,05 


» 



0/ 



La arena será homogénea si el 80 por 100 de la muestra, por lo menos, pertenece a la mis- 
ma categoría. En caso contrario, será mezclada. 

Según la cantidad de caliza que contenga, recibirá el fondo las denominaciones siguientes : 

Débilmente calizo (I) menos de 5 °/ de caliza 

Poco calizo (II) » 5 a 25 °/ » 

Calizo (III) » 25 a 50 °/ » 

Muy calizo (IV) » 50 a 75 " ,, » 

Extremadamente calizo (V) más » 75 / o » 

La arena será conchífera si contiene conchas bien visibles ; éstas pueden estar enteras, rotas 

o rodadas. 

Debe completarse el estudio de los fondos con la determinación de los seres, o sus restos, 

que en ellos se encuentran ; remitiendo a los especialistas todos los que no pueda uno mismo 
clasificar. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 25 



Signos utilizados en las cartas batilitológicas 

Para el trazado de la carta litológica he utilizado los siguientes colores y signos convencio- 
nales propuestos por Thoulet. 

Roca. — Color azul de Prusia. 

Arena. — Color carmín. 

Arena fangosa. — Color tierra de Siena tostada o mezcla de carmín y amarillo. 

Arena muy fangosa. — Color tierra de Siena natural o mezcla de carmín con más amarillo. 

Fango arenoso. — Color ocre amarillo o mezcla de amarillo con un poco de carmín. 

Fango. — Color goma guta puro. 

Si se quiere señalar la cantidad de caliza de los fondos fangosos, se añade tinta china a la 
goma guta en cantidad tanto mayor cuanto más abundante sea la caliza. 

Piedras. — Triángulos llenos, rojo bermellón opaco. 

Cantos rodados. — Círculos, rojo bermellón opaco. 

Grava. — Puntos, rojo bermellón opaco. 

Arena sobre roca. — Trazos horizontales, interrumpidos, negros sobre el color azul de 
la roca. 

Conchas enteras.- — Cruces azules opacas (ceniza azul). 

Conchas rotas. — Trazos cortos dirigidos en todos sentidos, azul opaco (ceniza azul). 

Conchas rodadas. — Puntos azul opaco (ceniza azul). 

Poliperos. — Puntos verdes opacos (mezcla de ceniza azul y amarillo de cromo). 

Praderas de Zosteráceas. — Trazos horizontales interrumpidos, verde opaco. 

Procedimientos de recolección y análisis 

Para la captura de las muestras de fondo se utilizó con éxito la sonda Léger, insustituible 
para pequeñas profundidades por su sencillez y seguridad. La maniobra del sondeo se verifi- 
caba con ayuda del torno Lucas, que funcionó perfectamente durante toda la campaña. 

Las situaciones de los sondeos fueron fijadas en su mayor parte por los señores oficiales del 
cañonero Vasco Núñez de Balboa, a quienes agradezco el interés que pusieron en ello. 

Las muestras de fondo se guardaron en sacos de hilo, sin apresto, a los cuales se fijó una 
etiqueta de pergamino, anotando en ella suficientes datos para evitar confusiones. 

En los casos en que con el fondo se cogieron abundantes plantas marinas, se puso especial 
cuidado en no guardarlas con el sedimento, pues una vez secas se rompen en pequeños frag- 
mentos que, mezclándose con la parte mineral y siendo de difícil separación, molestan durante 
todas las operaciones del análisis. 

#*# 
El procedimiento de análisis seguido es el del profesor Thoulet (1). Las manipulaciones 

(1) «Précis d'analyse des fonds sous-marhis actuéis et anciens». París 1907. 

« Instructions pratiques pour l'établissement d'une carte bathymétrique-lithologique sous-marinei. Bull. In.it. 0<éa- 
nogr. Monaco 1900. 

4 



26 Rafael DE BUEN 



se realizan sobre 10 gramos de fondo ; tan sólo en cuatro o cinco casos en que se capturó poco 
sedimento se han utilizado para el análisis menos de 10 gramos. 

El estudio completo de una muestra comprende : 

i.° Un análisis mecánico. 

2.° Un análisis químico. 

3. Un estudio mineralógico. 

4. Un estudio biológico. 

Análisis mecánico 

Separación de la arcilla. — Colocamos los 10 gramos de fondo en una cápsula de porce- 
lana, echando sobre ellos una cierta cantidad de agua tibia (1) y agitando con un agitador de 
goma ; esperamos a que se hayan depositado los granos minerales y antes de que lo haga la 
arcilla decantamos sobre un embudo cerrado superiormente y provisto de una llave en la parte 
inferior. Por sucesivos lavados lograremos separar toda la arcilla de la parte mineral. 

Sin embargo, esta separación no puede ser absoluta, pues las pequeñísimas porciones mi- 
nerales que permanecen largo tiempo*en suspensión caerán en el embudo a la vez que la arci- 
lla. Este inconveniente se resuelve con facilidad bastando para ello agitar el embudo cerrado 
<on el agua arcillosa, dejar reposar después un corto rato y abriendo y cerrando rápidamente 
la llave inferior dejar caer la parte mineral que, por diminuta que sea, lo verificará antes que la 
arcilla. Cuando sea ésta la que se deposite, interrumpiremos la operación. Es bastante fácil co- 
nocer el instante en que dejan de caer partículas minerales mirando con una lupa la parte infe- 
rior del embudo, donde el depósito se realiza. 

Separada por completo la arcilla de la parte mineral, vaciamos el contenido del embudo 
en una cápsula grande de porcelana y la dejamos en reposo para que se deposite la arcilla. 
Como la caída de esta se verifica muy lentamente echaremos unas gotas de solución acuosa de 
alumbre que, por un fenómeno de absorción (2), favorece su rápido descenso. Una vez con- 
seguido, decantando o con ayuda de un sifón, quitaremos el agua y secaremos la arcilla, 
pesándola. 

La parte mineral, reunida en una cápsula, se seca también con ayuda de un baño - maría. 

Separación" de los granos minerales. — Para separar las diferentes categorías de granos 
minerales, utilizamos tamices fabricados con las telas empleadas para tamizar harinas, que, 
como ya he indicado, llevan una cifra que señala el número de mallas por pulgada de 27 milí- 
metros. 

La muestra es pasada sucesivamente por los tamices 3, 6 y 10. de red metálica, que aislan 
las distintas clases de grava y por los tamices 30, 60, 100 y 200, de tela, con los cuales sepa- 
ramos la arena gruesa, mediana, fina, muy fina y hnísima. 

(1) V"*' favorece el que quede en susp< nsión la arcilla al disolver las sales ~<>luM< s que lleva adheridas. 

(2) Bafael </< Buen.- «Elude mu- la chute des sédiments dan l'eau». Hn.ll. <l< r Tnst. Océanogr. Monaco 1912. 
Rafael <!<■ Buen. — (Relación entre la sedimentación > la salinidad del líquido en la que se realiza». Boletín seriedad 

Española </> Hist. Nat. 1912. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 27 

Las distintas categorías obtenidas son pesadas separadamente, anotando los resultados. 

Para tamizar con mayor rapidez podemos utilizar un pincel aunque teniendo cuidado de 
no comprimir con fuerza, lo que dilataría las mallas, permitiendo el paso a granos demasiado 
gruesos. 

Una vez tamizado un fondo, separamos la grava, si la tiene, y únicamente guardamos cui- 
dadosamente la parte de arena y fango para continuar en ella el análisis del fondo. 

Calculamos el tanto por ciento de las diversas categorías (excepto de la grava que se 
estudia independientemente) y anotamos los resultados obtenidos como muestra el ejemplo 
siguiente : 

OPERACIÓN 387 ob *X. pJcTc'mo. 

gruesa 1 ,825 29,2 

mediana 1 ,7 16 27,4 

Arena 93,7 %. . . { J 

'fina 0,795 12,7 



muy ñna l ,S?>° -4<4 

ir r o \ finísima 0,340 5,4 

hanyo 6,3 ,,..., ... .. 

' arcilla caliza 0,055 0,9 

6,261 100,0 

A este fondo, teniendo en cuenta la clasificación adoptada, le daremos el nombre de Arena 
fangosa. 

Antes de continuar el análisis trataremos la muestra por ácido clorhídrico diluido (2 partes 
de agua y 1 de C1H) con el fin de eliminar los carbonatos, consiguiendo con ello una simplifi- 
cación grande que facilita el estudio mineralógico. Trataremos por clorhídrico separadamente 
la parte mineral y la arcilla. 

En la parte mineral se originará cierta cantidad de arcilla que hace necesaria una nueva 
levigación con el embudo cerrado. Realizada ésta, y aislada otra vez toda la arcilla de la parte 
mineral, tamizaremos de nuevo para volver a obtener las diversas categorías de granos, que 
pesaremos separadamente. 

Calculando el tanto por ciento, tendremos : 

operación $Xj 

gruesa . . antes de atacar por C1H 29,2 " ,, después 0,1 " 
mediana . » » » 27,4 " ,, » 0,3 " ,, 



i fina. . . . 12,7 " ,, 0,4 



Arena 93,7 ° „ 

muy fina . » •> » 24,4",, » 1,7 

Fango 6,3%. .; fini 7 a ' • • ' 5,4 °'„ » 

& ,J ' arcilla . . 0,9 „ » 2,t 

Caliza 94,3 



o 



100,0 ",, 100,0" „ 



28 Rafael DE BUEN 



Se tratará de una arena fangosa extremadamente caliza: V . 

Los resultados obtenidos en las manipulaciones reseñadas hasta ahora son los únicos que 
utilizamos para el trazado de la carta batilitológica (acompañados del estudio de la grava, que 
es independiente) ; de manera que limitándose a la publicación de dicha carta no sería necesa- 
rio continuar las investigaciones. 

Es conveniente, sin embargo, si se quieren obtener de un trabajo los datos geológicos que 
tanta importancia tienen y tan enorme interés pueden llegar a adquirir, continuar los análisis 
buscando la naturaleza de los minerales y rocas que forman el sedimento. 

El estudio mineralógico de un sedimento ha sido simplificado considerablemente por el 
profesor Thoulet, aumentando de tal manera los caracteres estudiados que es fácil la determi- 
nación de las especies minerales. 

Debieran aplicarse estos medios, que voy brevemente a reseñar, al estudio de las rocas, con 
lo cual sería este problema de resolución mucho más fácil que lo es actualmente. 

El análisis mineralógico exige algunas operaciones previas que por ser puramente mecá- 
nicas he incluido en esta primera parte del estudio de los fondos. 

Separación por líquidos densos. — Verificadas las operaciones descritas sobre toda la 
muestra, limitaremos, como recomienda Thoulet, la cantidad sobre la cual hemos de realizar el 
estudio mineralógico. Teniendo en cuenta que las diversas categorías de granos están constitui- 
das por los mismos minerales, se simplificará mucho el estudio utilizando solamente la arena 
muy fina, que es la más favorable por el tamaño de los elementos que la constituyen. 

Realizaremos, pues, la separación por líquidos densos, tan sólo sobre la arena muy fina. 

El líquido que recomienda Thoulet, y que lleva su nombre, es una solución a saturación de 
yoduro de mercurio en yoduro potásico. Presenta este líquido grandes ventajas sobre sus simi- 
lares, siendo la más importante que se diluye perfectamente en el agua destilada, lo que hace 
más fácil y cómodo su empleo. 

He utilizado el líquido de densidad 2,8, separando, con ayuda de pequeños embudos pro- 
vistos de una llave en su parte inferior, dos categorías de granos : unos pesados que caen al 
fondo, poseyendo por tanto una densidad mayor de 2,8, y otros ligeros que permanecen en flo- 
tación, de densidad inferior. 

Separación por el electro-imán. — Los granos pesados, aislados mediante el empleo del 
licor de yoduros, son los únicos que han sido utilizados. Sin embargo, pueden también separar- 
se por el electro-imán los granos ligeros, aunque la mayor parte no son atraídos, pues suelen 
deber su escasa densidad a carecer de hierro. 

Primeramente se utiliza una aguja imantada, con la cual aislaremos la Magnetita. 

He empleado el nuevo modelo de electro-imán imaginado por Vérain-Chevallier (1), sepa- 
rando, en relación con el número de amperios, tres categorías diferentes : una de minerales fá- 
cilmente atraíbles, otra de difícilmente atraíbles, y otra, por exclusión, de no atraíbles. Claro que 



(1) «Emploi de l'électi-o-aimant dans l'analyse microminéralogique des fonds sous-marins». BuU. Inst. Océanogr. 
Monaco 1913. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 29 



un mismo mineral necesitará para ser atraído distinto amperage, según el electro-imán que se 
utilize ; pero el orden respectivo, indicado en la lista siguiente, será siempre el mismo. 

Minerales fácilmente atraíbles. — Magnetita, Hematites, limonita, Siderosa, Ilvaita, Grana- 
te almandina, Granate grosularia, Granate melanita, Espinela, Clorita, Glauconita, Hornblen- 
da ferrífera, Mica biotita, Serpentina, Cromita, Piroxeno malacolita, Axinita, Cloritoide, Es- 
taurotida, Epidota, Anfibol glaucofán, Piroxeno hiperstena, Hornblenda ordinaria, Meroxeno, 
Granate piropo, Perídoto (Olivino), Anfibol actinota, Turmalina negra, Piroxeno broncita, Gra- 
nate uwarowita, Piroxeno augita, Espinela pleonasto, Anfibol esmaragdita, Lidita, Piroxeno 
dialaga, Cordierita, Turmalina verde. 

Minerales difícilmente atraíbles. — Idocrasa, Piroxeno diópsido, Piroxeno enstatita, Obsi- 
diana, Anfibol asbesto, Pómez, Mica moscovita, Pirita de hierro, Corindón impuro, Esfena im- 
pura, Rutilo impuro. 

Minerales no atraíbles. — Apatito, Berilo, Calcedonia, Calcita, Corindón puro, Criolita, 
Cuarzo, Distena, Dolomía, Feldespato ortosa y plagioclasa, Fluorina, Lepidolita, Leucita, Ru- 
tilo puro, Silex, Sillimanita, Esfena pura, Topacio, Zircón. 

No han sido separados por el electro-imán todos los fondos, pues una gran parte (debido a 
la pequeñísima cantidad de minerales no calizos que quedan después del ataque por ácido clor- 
hídrico y al predomino de granos ligeros sobre granos pesados, aislados por el licor de yodu- 
ros) no contenían más que cantidades insignificantes de granos pesados. 

Para seguir una regla general he separado únicamente aquellas muestras cuyos granos pe- 
sados (de la arena muy fina) alcanzaban, por lo menos, 1 miligramo de peso. 

Tenían menor cantidad y, por tanto, no han sufrido separación, los fondos siguientes : 

Op. 355- 356, 357. 359. 360, 361, 363, 364, 365, 366, 367, 376, 377, 378, 379, 380, 395, 396, 
397, 398, 400, 401, 402, 404, 405, 406, 407, 408, 409, 410, 411, 412, 414, 415, 416, 417, 418, 419 

y 4 2 °- 

Estudio mineralógico 

Los granos gruesos de la grava se determinan separadamente ; su tamaño permite utilizar 
los procedimientos ordinarios de análisis empleados en Mineralogía y Petrografía. Si se trata 
de un mineral o roca de fácil caracterización puede bastar la inspección a simple vista o con 
ayuda de una lupa. 

De los granos minerales del fondo, propiamente dicho, únicamente se estudian al micros- 
copio los que componen la arena muy fina, que han sido preparados previamente, separándo- 
los en diversas categorías por medio de los líquidos densos v del electro-imán. 

Es conveniente muchas veces realizar un estudio menos detallado de la arena finísima que, 
en ciertos casos, puede contener algún mineral no existente en la arena muy fina. 

El estudio microscópico de un fondo está sumamente simplificado por las separaciones pre- 
vias realizadas. La caliza, tan abundante muchas veces, ha sido suprimida mediante el ataque 
por ácido clorhídrico, y los minerales restantes están aislados en cuatro categorías, que son : pri- 
mera, granos ligeros, de densidad menor de 2,8 ; segunda, granos pesados (de densidad supe 



30 Rafael DE BUEN 

rior a 2,8), fácilmente atraíbles por el electro-imán : tercera, granos pesados difícilmente atraí- 
ales, y cuarta, granos pesados no atraíbles. 

Los granos minerales son incluidos para su estudio en líquidos de índice de refracción co- 
lorido, lo que nos permite averiguar aproximadamente el suyo, por la intensidad con que des- 
taca su contorno, tanto mayor cuanto más grande es la diferencia entre el índice del líquido y 
el del mineral. Además, por un sencillo procedimiento (1), podemos saber si el índice de un 
grano es superior o inferior al del líquido en el que está incluido. 

Como líquidos refringentes emplea Thoulet mezclas de monobromuro de naftalina, cuyo 
índice de refracción es 1,6747, a la temperatura de 1 V5 y aceite de vaselina de índice 1,4787 
a 15 o . .Mezclándolos en proporciones variables obtendremos todos los índices intermedios, que 
podemos medir fácilmente con avuda de un refractómetro. 

Sólo en casos de duda, en la determinación de un grano mineral, utilizaremos líquidos de 
índices especiales. En el estudio ordinario se emplean únicamente los siguientes : Para los 
granos ligeros el de índice del cuarzo (1,548), que suele ser el mineral más abundante, y deter- 
minamos de esta manera sin dudas ; para los granos pesados el de índice superior (1,67), por 
pertenecer generalmente a minerales de índice elevado. 

Para su determinación microscópica estudiamos los granos previamente con luz ordinaria 
apreciando su color (generalmente muy atenuado por el pequeño espesor), su aspecto, dicroís- 
mo, etc. ; después con luz polarizada observamos los colores de polarización, extinciones, etc. 

Es sabido que los colores de polarización varían, según el espesor, para el mismo mineral : 
pero esto no suele aumentar las dificultades del análisis microscópico por conocer con suficien- 
te aproximación el tamaño de los granos objeto de análisis. 

Es conveniente disponer, al realizar este estudio, de cuadros especiales donde estén indi- 
cados los caracteres de los minerales más comunes : densidades, índices de refracción, caracte- 
res ópticos (2), etc. Es también casi indispensable utilizar cuadros en los que estén señalados los 
colores de polarización que dan los distintos minerales, según su espesor (3). 

Al hacer el estudio microscópico fijamos, aunque sólo sea de una manera aproximada, la can- 
tidad relativa de granos pertenecientes a cada especie mineral ; para ello tendremos en cuen 
ta la clasificación siguiente : 

Muy raro R R de 1 a 10 granos por 1.000 

Raro R de 10 a 50 » 

Medianamente raro -(- de 50 a 100 » 

Abundante A de 100 a 200 > » 

Muy abundante A A de 200 a 500 » » 

Dominante D más de 500 » » 

Para hacer más exacta esta determinación podemos contar en distintos campos de la prepara- 
ción el número de granos de cada mineral. 

(1) Thoulet. — «Précis d'analyse <les í<>ik1>- sous-marins actuéis et anci«nei, iiay. 128. París 1907. 
/•'. Minué. — «Etude pratique des roches», pág. 95 Edición francesa. París 1912. 

(2) Thoulet. — c Precia d'analyse «les fonds soos-marina actuéis et rocieos ». Parí* 1907. 

(3) Michel Lévy et Alf. Jjaeroit. «T.r- minéraux des roches». París 1888. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



3' 



Análisis químico 

Debido a que los fondos de la bahía de Palma de Mallorca contienen enorme- cantidad de 
restos orgánicos, que hacen que estén casi exclusivamente formados por caliza, no ha sido 
hecho un análisis especial de esta y se ha calculado únicamente su tanto por ciento por la pér- 
dida de peso que experimenta la muestra después de tratarla por ácido clorhídrico. 

No hubiera tenido utilidad un análisis completo, exactísimo, desde el momento en que bas- 
ta coger o separar un pedazo grande calizo para variar el resultado. 

Estudio biológico 

Ha sido practicado con todo el detalle posible, procurando determinar todos los restos de 
organismos existentes en los fondos, sumamente abundantes en los sedimentos de la bahía de- 
Palma. 

Como por dificultades bibliográficas no he podido clasificar más que un reducido mimen 
de especies, han sido remitidas casi todas a especialistas para su estudio. No habiendo recibido 
aun sus trabajos, se notará tal vez una falta de datos biológicos en las hojas de análisis. 

Me complazco en dar las gracias a todos los especialistas que tan amablemente se han pres- 
tado a estudiar los restos orgánicos de los fondos y especialmente al profesor A. Bavay, que se 
ha hecho cargo de la determinación de los micromoluscos recogidos en cantidad de algunos 
millares. 

Ha sido estudiada independientemente la grava, como en los anteriores análisis. En el estu- 
dio del resto del fondo no se ha hecho separación entre las diversas categorías. 

En el momento de la captura fueron estudiadas o preparadas especialmente las plantas 
marinas, que luego, una vez secas y mezcladas con el sedimento, hubiera sido casi imposible 
determinar. 

Estudio de la grava 

He calculado el tanto por ciento de grava contenida en los fondos ; para ello primeramente 
fué pesado todo el fondo y tamizado con el tamiz núm. 10, que separa la grava del resto del 
sedimento, pesando después la grava aislada y obteniendo la proporción en que entraba en el 
fondo. 

La he estudiado detalladamente desde el punto de vista biológico, anotando los restos orgá- 
nicos encontrados y utilizando únicamente estos datos para el trazado de la carta Iitológica : de 
manera que las indicaciones sobre existencia de conchas enteras, rotas o rodadas se refieren úni- 
camente a las existentes en la grava, sin tener en cuenta las halladas entre los granos de arena 

No he considerado como verdadera grava los pedazos rodados de pólipos, ni los fragmentos 
irregulares de algas calizas, que tanto abundan en los fondos de la Bahía, sino solamente aque- 
llos pedazos minerales que, aunque de caliza la mayor parte de las veces, no tienen, sin embar- 
go, aspecto orgánico. 



32 Rafael DE BUEN 



Una vez practicado el análisis biológico, he aislado de la grava los fragmentos no orgáni- 
cos y los he tratado por ácido clorhídrico diluido, que ha respetado únicamente a los granos no 
calizos. En la mayor parte de los casos ha desaparecido todo y sólo en algunos han persistido 
ciertos minerales cuyo estudio ha sido practicado cuidadosamente por los procedimientos ordi- 
narios de Mineralogía y en ciertos casos de duda provocando reacciones microquímicas (i) o 
utilizando el licor de yoduros, el electro-imán, etc. 

Algunas veces, al tratar por ácido clorhídrico, los pedazos calizos dejan en libertad peque- 
ños fragmentos de distintos minerales, que es sabido contienen todas las calizas de origen sedi- 
mentario ; estos granitos no los he estudiado teniendo en cuenta que deben pertenecer a las mis- 
mas especies que se encuentran en la arena muy fina y finísima. 



# # 



Me he limitado a indicar en este capítulo aquellas operaciones que he realizado para el estu- 
dio de los sedimentos de la bahía de Palma. 

Pueden verificarse muchas más que aumentan, aunque no sean esenciales, el interés de un 
trabajo litológico ; bástame citar la averiguación en los fondos de las substancias solubles, de la 
densidad, porosidad, color, la dosificación de la materia orgánica, del hierro, fósforo, etc. 

Discusión de los procedimientos de análisis 

Es conveniente al adoptar una clasificación y métodos de análisis especiales, darse cuenta 
del error posible en las observaciones, para lograr el grado de exactitud suficiente. Es esto de 
gran utilidad en análisis largos, como los de fondos, en los que no deb buscarse una exactitud 
exagerada para lograr simplificar la marcha analítica que de otra manera resultaría interminable. 

Thoulet, en sus trabajos, a la vez que expone sus procedimientos de análisis, ha querido indi- 
car los errores a que están sujetos. Por sus consecuencias se ve que son relativamente pequeños 
y. por tanto, los resultados suficientemente exactos : verificado el estudio de un mismo sedimento 
por varios observadores, comprobó que las diferencias no llegaban al 2 ó 3 por 100, variación in- 
significante teniendo en cuenta que muchas veces una separación de dos o tres metros en la situa- 
ción del sondeo, puede variar más considerablemente el resultado obtenido. 

Con el fin de comprobar por mí mismo la exactitud, he practicado diversas operaciones. Antes 
de entrar en su descripción hay que fijarse en las causas de error. 

Como los datos que utilizamos para trazar las cartas litológicas son únicamente los del análi- 
sis mecánico a ellos me referiré especialmente. 

En el análisis mecánico dos son las causas que pueden modificar los resultados : una el 



(1) K. Hanshofcr.- «Mikinskopische reactionen eme anleituiig zur erkennung versen iedener elemente und verbin- 
dungen untei* dem mikroskop, ais supplement zu den methoden der qualitativen analyse». Braunschweig 1885. 

C. Klement et A. Bennrd. — «Reactions microchimiques a cristaux et leur application en analyse qualitative». 
París 1886. 

Th. If. Behrens.- (Analyse qualitative microchimiquei. París 1893. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



33 



error al tamizar, pues se puede interrumpir antes o después de lo debido, y otra el originado 
por modificaciones de las mallas de los tamices. 

Al tamizar nos ayudamos con un pincel para hacer más rápida la operación, que de otra 
manera resultaría interminable ; es necesario no apretar con demasiada fuerza, pues de hacer- 
lo se comprimirían los granos contra las mallas del tamiz que, por ser de tela, se dilatarían, 
dejando pasar algunos mayores de lo debido. Hay que tener cierto tacto para calcular el mo- 
mento en que debe terminarse ; como regla general puede indicarse que debemos concluirla 
cuando, aun después de varios intentos, no atraviesen el tamiz el i por ioo de los granos que 
tamizamos. 

El error mayor puede provenir de que las mallas sean irregulares ; para averiguarlo he 
realizado medidas microscópicas exactas comprobando que este error es muy pequeño. Las 
mallas son más bien rectangulares que cuadradas, pero de dimensiones constantes ; las varia- 
ciones que he podido observar son insignificantes, sobre todo en las telas números 30 y 60, 
pues las 100 y 200 presentan algunas oscilaciones, pero siempre entre límites pequeñísimos. 




Arexa cruksa.— Mallas del retículo de 0,5 mm. de lado. 



Utilizando un micrómetro, dividido en décimas de milímetro, he podido medir los diáme- 
tros de las mallas de los tamices que he empleado, obteniendo los siguientes resultados : 



Tamices 
números. 



30 diámetro medio de las mallas o, 7 m/m. 

6o » » » » O) 3 5 * 

ioo » » » » o,i8 » 

200 » » » » °)°7 * 





Arena mediana. Malla 1 , del retículo de 0,1 mm, de laJo. 



Arena fina.— Mallas del retículo de 0,1 mm. de lado. 





Arena muy fina. — Mallas del retículo de 0,1 mm. de lado. 



Arena finísima. — Mallas del retículo de 0,1 mm. de lado. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 35 

Teniendo en cuenta estas medidas, y verificando la operación de tamizar sin error alguno, 
el diámetro de los granos comprendidos en cada categoría sería el siguiente : 

Arena mediana de 0,7 m/m a 0,35 m m. 

» fina de 0,35 » a 0,18 » 

» muy fina de o, 18 » a 0,07 » 

» finísima menos de 0,07 » 

Para comprobar prácticamente estos resultados he hecho varios dibujos, con cámara cla- 
ra, de los granos de cada categoría colocados sobre un retículo cuyos cuadrados tienen : el de 
la arena gruesa 0,5 mm. de diámetro y los otros 0,1 de mm. de lado (véanse las figuras). Como 
se ve, el tamaño de los granos presenta próximamente las oscilaciones señaladas, y calcu- 
lando su diámetro medio, el resultado es análogo al obtenido por Thoulet e indicado al co- 
mienzo de este trabajo. 

Otro error posible puede existir en la separación de la arena finísima y la arcilla (por levi- 
gación), pero este error no puede modificar en nada la denominación del fondo, pues ambas 
categorías se reúnen para formar la parte fangosa. 

El error de más importancia es el que puede derivarse de una situación poco exacta del 
lugar donde ha sido practicado el sondeo, porque en una variación de pocos metros se pue- 
den encontrar, sobre todo muy cerca de tierra, fondos de muy diversa naturaleza. Debe pro- 
curarse fijar muy exactamente los puntos en que se verifican los sondeos, siendo recomenda- 
ble el empleo del círculo hidrográfico tomando tres ángulos entre lugares conocidos, de tierra, 
que estén señalados en la carta. 

Las mallas de los tamices pueden modificarse después de algún tiempo de utilizarlos, de- 
bido sobre todo a las compresiones efectuadas sobre ellas al ayudarse con un pincel ; es, por 
esta causa, recomendable no emplear la misma tela más que para un número reducido de 
análisis. 



CAPÍTULO III 



Análisis 

En los distintos capítulos de este trabajo se encontrarán indicaciones suficientes sobre proce- 
dimientos de estudio y exposición. 

Se utilizan las siguientes abreviaturas: 

L. — Ligeros. 

P. — Pesados. 

Pfa. — Pesados fácilmente atraíbles. 

Pda. — Pesados difícilmente atraíbles. 

Pna. — Pesados no atraíbles. 



38 



Rafael DE BUEN 



Op. 355.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 15" N 

Longitud (Gr.) 2 31' 43" E 

Profundidad = 41 metros. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 9,0 por 100 del fondo. 

Gruesa 32,1 después del C1H. 

'Mediana 36,5 — ■ 

Arena 99,2. ^. .. 

**' Fina 22,6 ■ — 



Fango 0,8. 

Arcilla. . 
Caliza. . 



Muy fina 8,0 

\ Finísimn 0,3 

I Arcilla cal 0,5 



100,0 



\ L 
IP 



o,3 ( 
indicios ) 



indicios. 
0,2 

o,3 



0,1 



0,8 
98.6 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición- — Casi todo pedazos de algas calizas; pocos restos de conchas y algunas val- 
vas enteras; restos de erizos; pedazo de Retepora cdhdosa. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 



ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo hialino D, cuarzo cristalínico +, feldespato A, cuarzo limoniti- 
zado R, agregados R, espículas R. 

P. Magnetita AA, limonita +, granate R, apatito R, rutilo RR. 

Arena finísima. — Cuarzo A, cuarzo cristalínico A A, agregados A, feldespato A, granos limo- 
nitizados R, magnetita R, granate RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



39 



Op. 356.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 26' 50" N 

Longitud (Gr.) 2 32' 28" E 

Profundidad = 55 metros 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 2,6 por 100 del fondo. 

Gruesa 30,2 después del CIH. 

\ Mediana 26,3 — 

Arena 94,1. ) X7 . - 

^' \ Fina 16,7 — 



Fango 5,9. 



Arcilla. 
Caliza.. 



' Muy fina 20,9 

\ Finísima 4,5 



Arcilla cal. 



i,4 



100,0 



/ P 



02 
indicios. 



indicios, 
indicios. 

0,2 

o,5 

2,0 

97,3 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Restos de algas calizas dominando; algunas conchas enteras y rotas. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 



ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico +, feldespato A, granos limonitizados +, 
agregados R, espículas R. 

P. Corindón AA, granos limonitizados A, magnetita R, limonita R, agregados RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, granos limonitizados A, limonita +, feldespato +, magnetita R, 
granate R, corindón R, turmalina RR. 



4o 



Rafael DE BUEN 



Op. 357.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 20" N 

Longitud (Gr.) 2 33' 52" E 

Profundidad = 53 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 8,0 por 100 del fondo. 

I Gruesa 38,4 después del C1H. 

\ Mediana 22,9 — - 

Arena 88.0. »-,. 

' , tma 12,3 — 



Muy fina 14,4 

\ Finísima 9,8 

Fango I2,a, Ardllaca] 



2,2 



Arcilla. 
Caliza . 



100,0 



L = 0,2 
P = indicios 



indicios, 
indicios. 

.0,2 



1,0 



2,5 

96,3 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; algunos restos de conchas y conchas 
enteras. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados +, espículas +, agrega- 
dos RR, cuarzo cristalínico RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A, magnetita RR. 

Arena finísima. — Cuarzo AA, feldespato A, turmalina RR, granos limonitizados y limonita +, 
espícubs +, corindón R, magnetita R, granate RR, diatomeas RR. 



ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Peyssonellia squamaria Decn (avellanó), Rytiphloea. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 41 



Op. 359.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 20" N 

Longitud (gr.) 2 34' 42" E 

Profundidad = 57 metros. 

FANGO MUY ARENOSO EXTREMADAMENTE CALIZO: V 

Grava 3,5 por 100 del fondo. 

Gruesa 17,8 después del C1H indicios. 

] Mediana 16,4 — indicios. 

Arena 64,7. ~. ,. . 

' ) Fina 10,5 indicios. 

L = 01 

P = ind 

Finísima 27,1 2,0 



Muy fina 20,0 — T , . ,. . 0,1 

I P = indicios ' 



Fango 3 5,3-j ArciUacal g>2 

Arcilla 5,5 

Caliza 92,4 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Numerosos pedazos de algas calizas; bastantes conchas muy rotas; valvas 
enteras. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, espículas A, granos limonitizados A, agrega- 
dos R, cuarzo cristalínico RR. 

P. Corindón D, magnetita R, limonita y granos limonitizados R, turmalina RR, granate RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados AA, cuarzo AA, feldespato A, magnetita R, agrega- 
dos R, espículas R, granate RR, augita RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas — Peyssonellia sqiiamaria Decn, Rytiphlcca. 



42 



Rafael DE BUEN 



Op. 360.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 2i" N 

Longitud (Gr.) 2 o 35' 58" E 

Profundidad = 51 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 
Grava 6,0 por 100 del fondo. 

j Gruesa 40,6 después del C1H 

Mediana 29,7 — 

Fina 13,7 

Muy fina 9,4 — 

\ Finísima 4,7 — 

... 1,9 

Arcilla 

Caliza 



Arena 93,4. 



\ L l i HOllllCl . ■ 

* ' ' ' Arcilla cal. 



100,0 



0,1 
0,1 

indicios. 

indicios. 

2,1 
97,0 



IOO,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; algunos restos de conchas; conchas 
enteras; escasos, pequeños erizos completos y restos de caparazones. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo A, feldespato A, granos limonitizados A A, espículas -f, agre- 
gados R, cuarzo cristalínico RR. 

P. Granos limonitizados y limonita D, corindón -f-, corindón que no se extingue R, magne- 
tita RR, turmalina RR. 

Arena finísima. — Agregados (incluyendo el cuarzo cristalínico) D, cuarzo A, feldespato +, 
granos limonitizados y limonita R, espículas R, corindón R, magnetita RR, radiolarios RR. 



ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Peyssonellia squamaria Decn, Rytiphlcca y Vidalia volubilis J. Ag. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



43 



Op. 361.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 20" N 

Longitud (Gr.) 2° 39' 13" E 

Profundidad = 49 metros. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 2,0 por 100 del fondo. 

Gruesa 29,8 después del C1H 

Mediana 38,5 — 

Fina 20,0 — 

Muy fina 9,9 — 

Finísima 1,1 — 



Arena 98,2. 



Fango i,8. 

Arcilla. . . 
Caliza. . . . 



Arcilla cal 0,7 



0,1 
o, 1 

indicios. 

indicios. 
0,1 

0,9 
98,8 



ioo,o 



1 00,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; restos de conchas; conchas enteras. 
Minerales y rocas. — Toda caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina.— L. Cuarzo D, feldespato r, granos limonitizados t-, cuarzo cristalínico R, 
agregados RR, espículas R. 

P. Granos limonitizados y limonita D, magnetita R, esfena R, granate RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato +, agregados + , espículas r , granos limonitizados y 
limonita R, magnetita RR, turmalina RR, granate RR, radiolarios RR. 



ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. —Pcyssonellia squamaria Decn, Rytiphlcca, Vidalia volubilis). Ag. 



44 Rafael DE BUEN 



Op. 363.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 22" N 

Longitud (Gr.) 2" 40' 6" E 

Profundidad = 47 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 22,7 por 100 del fondo. 

1 Gruesa 37 A después del C1H indicios. 

1 Mediana 19,3 — indicios. 

Arena 79,5. ' 

i Fina 10,5 — indicios. 

Muy fina 12,3 indicios. 

i Finísima 13,8 — 1,6 

Fango 20,5. .... . \. 

& D ' Arcilla cal 6,7 

Arcilla 4,2 

Caliza 94,2 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Abundantes pedazos de algas calizas; un caparazón completo de pequeño 
erizo; escasas conchas rotas; una pieza de caparazón de crustáceo; conchas enteras. 
Minerales y rocas.— Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, granos limonitizados A, feldespato A, agregados R, espícu- 
las R, cuarzo cristalínico RR. 

P. Corindón D, corindón que no extingue A, limonita y granos limonitizados R, magne- 
tita RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, feldespato +, espículas +, 
magnetita R, granate R, agregados R, corindón R, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Udotea Des f ontainnü Y)ecn, Pcyssonellia squamaria Decn, Rytiphluca, Vidalia voln- 
bilis). Ag. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 45 



Op. 364.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 27' 20" N 

Longitud (Gr.) 2° 40' 46" E 

Profundidad = 37 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 0,4 por 100 del fondo. 

Gruesa 6,6 después del CIH. 

Mediana 29,9 — indicios. 

Arena 90,0. i r . - ,. . 

7 ' ) Fina 42,6 — indicios. 

Mu ^ fina ' 9 ' 9 - ipitadiciosj °>' 

í Finísima 0,6 — o,i 

Fango 1 .0. 1 . ... , 

& ' I Arcilla cal 0,4 

Arcilla 0,9 

Caliza . . . • 98,9 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pedazos de algas calizas abundantes; pocas conchas rotas; raras conchas 
enteras; un pedazo de grava. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato +, cuarzo cristalínico R, granos limonitizados R, 
agregados RR, espículas RR. 

P. Corindón D (todos los granos). 

Arena finisima. — Cuarzo D, espículas +, feldespato +, agregados R, limonita y granos limo- 
nitizados R, corindón R, granate RR. 



46 



Rafael DE BUEN 



Op. 365.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 25" N 

Longitud (Gr.) 2 42' 15" E 

Profundidad — 33 metros. 



Arena 97,7. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 1,5 por 100 del fondo. 

Gruesa 51,1 después del C1H. 

' Mediana 41,2 — 

Finn 7,0 — 

Muy fina 0,4 — 

\ Finísima 0,1 — 

.... 0,2 

Arcilla 

Caliza 



\ r lilísima. . 
' Arcilla cal. 



indicios. 

indicios. 

indicios. 

0,1 

0,8 

99,i 



100,0 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición.— Pedazos de algas calizas dominando; restos de conchas; conchas enteras; 
conchas rodadas; pedazo del caparazón de un crustáceo; pedacito de grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato R, cuarzo cristalínico R, granos limonitizados R, 
espículas. R. 

P. Granos limonitizados y limonita AA, granate +, corindón R, corindón que 110 se 
extingue RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita AA, cuarzo AA, feldespato +, granate RR, 
corindón RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 47 



Op. 366.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 27' 27" N 

Longitud (Gr.) 2 43' 2" E 

Profundidad = 27 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 3,4 por 100 del fondo. 

/ Gruesa 38,7 después del CIH ..... indicios. 

n \ Mediana 32,2 — indicios. 

Arena 94.8. { „ . ,. . 

Fina * . 14,2 — indicios. 



Muy fina 9,7 — indicios. 

_ ( Finísima 3,6 — 0,9 

rango í,2. t 

g *' ¡ Arcilla cal 1,6 

Arcilla 1,9 

Caliza 97> 2 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición.— Conchas rotas dominando; conchas enteras; escasos restos de algas calizas; 
restos, poco numerosos, de caparazones de erizos; pedacitos de Retepora cellulosa. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato +, cuarzo cristalínico R, granos limonitizados R, 
agregados RR, silex RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita R. 

Arena finísima.— Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, corindón +, feldespato +, 
granate R, agregados R, espículas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



48 Rafael DE BUEN 



Op. 367.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 15" N 

Longitud (Gr.) 2° 43' 40" E 

Profundidad = 21 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 2,5 por 100 del fondo. 

Gruesa 53,3 después del C1H o,i 

Mediana 45,4 — 0,1 

Arena 97,7. r,. 

=7# " Fina 0,9 — 0,2 

„ \ L =0,1 / 

U ' Uyhna °'' " ip = indicios¡ °'' 

„ \ Finísima 0,1 — 0,9 

Fango 0,3. 1 

( Arcilla cal 0,2 

Arcilla 1,3 

Caliza 97)3 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Bastante grava; abundantes restos de conchas; muy pocos restos de algas 
calizas; pedazo de caparazón de cangrejo; abundantes conchas enteras; restos de erizos y peque- 
ños caparazones completos; psdacito de Rctcpora ccllulosa. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo AA, granos esféricos que no extinguen A (parecen de cuarzo 
cristalínico rodado), granos limonitizados +, feldespato R, cuarzo cristalínico 4-. 

P. Corindón +, esfena D, granos limonitizados y limonita R. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita AA, cuarzo A, feldespato R, magnetita R, 
corindón R, esfena R, zircón RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



49 



Op. 369.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 4" N 

Longitud (Gr.) 2 44' 35" E 

Profundidad = 5,5 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava Nada. 

Gruesa 0,1 después del C1H indicios. 

Mediana 0,2 — indicios. 

Arena 91.5. ) ^. ,. 

\ l<ina 0,3 — indicios 

( L = 4,4 . 
Muy fina 90,9 — p _ _ . ; 4,5 

( Finísima 8,3 0,7 

r'ango 8,5. . .,, 

s ° I Arcilla cal 0,2 

Arcilla 1,2 

Caliza ...* 93,6 



1 00,0 100,0 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico A, feldespato A, agregados +, granos li- 
monitizados R. 

Pfa. Agregados A, limonita y granos limonitizados A, magnetita +, turmalina +, granate R. 

Pda. Granos limonitizados D, agregados (corindón la mayor parte) A, corindón R. 

Pna. Corindón D, granos opacos de corindón AA. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados y limonita +, corindón +, 
magnetita R, agregados R, turmalina RR. 



50 Rafael DE BUEN 



Op. 370.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 5" N 

Longitud (Gr.) 2 43' 48" E 

Profundidad = 15 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava Indicios. 

Gruesa 0,6 después del C1H indicios. 

1 Mediana 2,3 — indicios. 

77, 3- < Fina 34 _ OI 

' Muy fina 71,0 - \ ^ = 3, t . ! 3,8 

' P = indicios ' 

„ i Finísima 22,2 — ..... *,x 

Fango 22,7. I ' J,J 

I Arcilla cal 0,5 

Arcilla 1,5 

Caliza 91,3 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Algunas valvas enteras. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato AA, agregados A, cuarzo cristalínico R, granos 
limonitizados R, radiolarios RR. 

Pfa. Turmalina A, agregados A, granos limonitizados y limonita A, augita +, magnetita R, 
granate R. 

Pda. Granos limonitizados D (la mayor parte son de corindón, pues en los bordes se obser- 
van los colores de polarización de éste), corindón A. 

Pna. Corindón D, sillimanita RR. 

Arena finísima. — Cuarzo A. feldespato A, corindón -i-, granos limonitizados y limonita 4- 

granate R, agregados R, cuarzo cristalínico R, zircón RR, turmalina RR, espículas RR. augita RR, 

radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 51 



Op. 371.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 30' 5" N 

Longitud (Gr.) 2° 43' 2" E 

Profundidad = 21 metros. 

FANGO MUY ARENOSO EXTREMADAMENTE CALIZO: V 

Grava i,o por 100 del fondo. 

Gruesa 6,o después del C1H indicios. 

Mediana 7,2 — indicios. 

Arena 6 7l7 ^ F¡na 8>0 _ 

M ^ fina 46 ' 5 ~ I P= indicios I ''* ' 

¡ Finísima 31,0 — 4,9 

Fango 32,3¡ Ard||aca| ^ 

Arcilla 3,0 

Caliza 90,1 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Dominando conchas rotas y conchas enteras; dos piezas del caparazón de 
un crustáceo. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D (un grano tiene incluido un cristalito de granate), feldes- 
pato A, cuarzo cristalínico +, agregados R, granos limonitizados R, glauconita RR. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita D, turmalina A, magnetita +, agregados +, augita +, 
clorita R, esfena RR. 

Pda. Granos limonitizados D, esfena +, agregados R. 

Pna. Corindón D, granos opacos o semi-opacos de corindón A, esfena R, apatito RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, granos limonitizados y limonita +, feldespato A, corindón - 1 -, 
agregados +, augita R, glauconita RR, radiolarios RR, espículas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas — Posidonia Caidini Koen, abundante. 



52 Rafael DE BUEN 



Op. 372.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 11" N 

Longitud (Gr.) 2 41' 32" E 

Profundidad = 30 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 0,7 por 100 del fondo. 

Gruesa 4,6 después del C1H. 

] Mediana 19,8 — 0,2 

Arena 89,9. ~. , 

^'^ > Fina 17,6 — 



L = 1,9 



Fango 10,1 



0,4 



Muy fina 47,9 — . 'J. . 1,9 

' r = indicios ' 

i Finísima 8,4 — 1,5 

' Arcilla cal 1,7 

Arcilla 3,1 

Caliza 92,9 



100,0 ioo,o 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Abundantes conchas enteras y rotas; restos de erizos. 
Minerales y rocas. —Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico +, agregados -f-, granos li- 
monitizados R, radiolarios RR. 

Pfa. Magnetita AA, esfena A, augita +, turmalina +, granos limonitizados RR. 

Pda. Esfena D, granos limonitizados -f. 

Pna. Esfena D, granos opacos +. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato +, esfena +, magnetita +, granos limonitizados y li- 
monita +, augita R, glaucontta RR, espículas RR, radiolarios RR, diatomáceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulini Koen. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 53 



Op. 373.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 15" N 

Longitud (Gr.) 2° 40' 28" E 

Profundidad = 36 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 1,6 por 100 del fondo. 

Gruesa 3,2 después del C1H indicios. 

) Mediana 21,2 — 0,2 

Arena 91,6. ~. 

1 Fma 39,7 0,7 

i M C I L= I,Ol 

j Finísima 7,3 — 1,2 

\ Arcilla cal i,i 

Arcilla 1,7 

Caliza 95,2 

1 00,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Dominando restos grandes de conchas y conchas enteras; pedazo de Rete- 
pora cellulosa. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato +, cuarzo cristalínico +, granos limonitizados +, 
agregados R, radiolarios RR. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita AA, agregados A, turmalina +, magnetita R, augita R 
esfena R, granate RR. 

Pda. Esfena D, granos limonitizados +, corindón R, corindón que no extingue R. 

Pna. Esfena A, corindón AA, granos opacos +, agregados (corindón que no extingue) RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato +, corindón +, granos limonitizados y limonita A A, 
magnetita R, agregados R, augita R, granate RR, turmalina RR, esfena R, radiolarios RR, espí- 
culas RR, diatomáceas RR. 



54 Rafael DE BUEN 



Op. 374.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 4" N 

Longitud (Gr.) 2 39' E 

Profundidad = 37 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 10,0 por 100 del fondo. 

. Gruesa 24,6 después del C1H 0,5 

1 Mediana 28,4 — 0,2 



Arena 97,1. t?- ¿. 

*' ' Fina 22,6 



i,7 

»* r \ L = 1,0 / 

Muy fina 21,5 — __ ' j 1,1 

* Finísima 2,4 0,3 

an g° >9- / arcilla ca] 0)5 

Arcilla 1,3 

Caliza 94,9 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Abundantes restos de algas calizas; bastantes conchas enteras y rotas; pie- 
zas del caparazón de un crustáceo; grava (un pedazo de 1,120 gr. y otros pequeños); una piedra 
de 8,400 gr. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico R, agregados RR. 

Pfa. Magnetita D, turmalina +, augita R, granos limonitizados y limonita R. 

Pda. Granos limonitizados D, esfena +, agregados (corindón que no extingue casi todos) R, 
corindón RR. 

Pna. Corindón D, granos opacos +, esfena +. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A A, feldespato +, magnetita +, 
corindón +, turmalina R, agregados R, espículas R, granate RR, esfena RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Vidalia volubilis]. Ag. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



55 



Op. 376.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 4" N 

Longitud (Gr.) 2° 37' 23" E 

Profundidad = 40,5- metros. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 3,2 por 100 del fondo. 

Gruesa 56,2 después del C1H 

Mediana 36,2 - — 

Fina 5,9 

Muy fina 1,5 — 

\ Finísima 0,2 — 

' ' ( Arcilla cal indicios. 

Arcilla 

Caliza 



Arena 99,8. 



100,0 



0,1 
indicios, 
indicios, 
indicios. 

0,1 

o,6 
99,2 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Restos de algas calizas dominando; algunas conchas rotas; una valva entera. 
Minerales y rocas. — Toda caliza. 



ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina.— L. Cuarzo D, feldespato +, granos limonitizados +, cuarzo cristalínico R, 
agregados RR, ópalo RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A A, augita R, granate RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, feldespato +, corindón +, 
magnetita R, agregados R, espículas R, granate RR, turmalina RR. 



5 6 Rafael DE BUEN 



Op. 377.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 4" N 

Longitud (Gr.) 2° 35' 58" E 

Profundidad 40 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 3,2 por 100 del fondo. 

Gruesa 25,0 después del C1H indicios. 

) Mediana 36,6 — indicios. 

Arena 97,0. *. 

v/i Fina 20,9 0,1 

Mu >' fina U ' 5 " ipltadiciosí °' 1 

„ i Finísima 2,5 — 0,2 

Fango 3,0. 

8 J ' ( Arcilla cal 0,5 

Arcilla 0,9 

Caliza 98,7 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Restos de algas calizas dominando; conchas rotas; valvas enteras. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico +, granos limonitizados +, 
agregados R, espículas. R. 

P. Corindón D, corindón que no extingue A A, granos limonitizados y limonita + , turma- 
lina RR, augita RR 

Arena finísima. — Cuarzo AA, granos limonitizados y limonita A A, feldespato +, corindón +, 
magnetita R, agregados R, espículas R, granate RR, diatomáceas RR, turmalina RR, augita RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



Op. 378.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 8" N 

Longitud (Gr.) 2 34' 55" E 

Profundidad = 39 metros. 



57 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 7,3 por 100 del fondo. 

Gruesa 33,1 después del C1H indicios 

Mediana 42,4 — 

Arena 99,2^ Fina ^ __ 



Fango 0,8. 

Arcilla . . . 
Caliza. . . . 



Muy fina 5,0 



Finísima. 
Arcilla cal. 



o,5 
o,3 



100,0 



L 
P 



0,1 , 

indicios * 



o, 1 



0,2 
0,1 

o,3 

o,7 
98,6 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; restos de conchas; conchas enteras; 
grava; pedacito de escoria. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 



ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato AA, granos limonitizados -f, cuarzo cristalínico R, 
agregados RR. 

P. Granos limonitizados y limonita D, augita R, magnetita R, corindón R, estena R. 

Arena finísima. — Granos opacos (casi todos limonitizados o limonita) D, cuarzo A, feldes- 
pato A, augita R, corindón R, agregados R, granate RR, zircón RR, magnetita RR, turmali- 
na RR, espículas RR. 



58 Rafael DE BUEN 



Op. 579.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 4" N 

Longitud (Gr.) 2° 33' 48" E 

Profundidad 33 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 1,5 por 100 del fondo. 

Gruesa 52,0 después del C1H indicios. 

* Mediana 31,0 — indicios. 

'"' "i Fina 11,3 indicios. 



TVT C l L — O, I J 

MUyfina 4 ' 9 - |P -indicios! °'' 

_ . \ Finísima o,6 — 0,1 

tango o,b. ¡ 

s ' Arcilla cal 0,2 

Arcilla 0,6 

Caliza 99,2 



ioo,o 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Abundantes restos de conchas; bastantes pedazos de algas calizas; grava; 
dos valvas enteras; caparazones completos de pequeños erizos. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados +, cuarzo cristalínico R, 
agregados RR. 

P. Esfena D, granos limonitizados y limonita +, corindón +, magnetita RR. 

Are.ia finísima. — Cuarzo D, granos limonitizados y limonita A, feldespato A, esfena +, corin- 
dón + , agregados +., espículas R, turmalina RR, zircón RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



59 



Op. 380.— 21 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 30' 4" N 

Longitud (Gr.) 2 33' 7" E 



Profundidad. 



27 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 2,8 por 100 del fondo. 

Gruesa 19,3 después del C1H. 

1 Mediana 21,6 — 

Arena 81, 7. < ,-.. ¿. 

" , Fina 16,3 — 



Fango 18,3 

Arcilla. . . 
Caliza. . . 



Muy fina 24,5 

\ Finísima 14,8 

I Arcilla cal 3,5 



\ L= 0,1 1 
' P = indicios ! 



100,0 



indicios. 
0,1 

o, 1 

0,1 

3,4 
96,3 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Abundantes pedazos de algas calizas; numerosas conchas enteras y rotas; 
restos de erizos; pedazo de un caparazón de crustáceo. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 



ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy'fina. — L, Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico 4-, granos limonitizados AA, 
agregados R. 

P. Corindón D, granos de corindón opacos +, esfena +, magnetita RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados y limonita +, agregados +, 
esfena +, corindón +, turmalina RR, zircón RR, granate RR, magnetita RR, espículas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Vidalia volubilis). Ag., Posidonia Caulini Koen. 



6o Rafael DE BUEN 



Op. 382.-22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 32' 2" N 

Longitud (Gr.) 2° 36' 4" E 

Profundidad = 34 metros. 

FANGO ARENOSO EXTREMADAMENTE CALIZO: V. 

Grava 3,3 por 100 del fondo. 

Gruesa 6,2 después del C1H. 

\ Mediana 6,4 — o,i 

Arena 4S,8. y-. - 

J ' \ Fina 6,3 — 0,1 

í Muy fina 26,9 — í ' ¡ 0,6 

' P = indicios ' 

( Finísima 47,5 — 4,7 

Fango 54,2. I Ardlla ca] 6? 

Arcilla 5,8 

Caliza 88,7 



ioo,o ioo,o 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Conchas enteras y rotas dominando; restos de erizos. 
Minerales y rocas — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, agregados A, cuarzo cristalínico + , feldespato R, espícu- 
las RR, plagioclasas RR. 

Pfa. Turmalina A, magnetita AA, granos limonitizados y limonita R, agregados R, esfena R, 
topacio RR, augita RR, granate RR. 

Pda. Granos limonitizados D, corindón +, esfena +, corindón que no extingue R. 

Pna. Corindón D, corindón que no extingue + (con polarización de agregados), esfena +, 
granos opacos R. 

Arena finísima. — Cuarzo D, agregados A, corindón A, magnetita -i-, feldespato — , espícu- 
las +, turmalina R, granos limonitizados y limonita R, augita RR, plagioclasas RR, clorita RR, 
diatomáceas RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 6i 



Op. 383.-22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 32' 2" N 

Longitud (Gr.) 2° 37' 19" E 

Profundidad = 31 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 9,1 por 100 del fondo. 

Gruesa 42,3 después del C1H 0,4 

Mediana 29,2 — 0,4 

Arena 94,6. / ~. 

] Fina 14,7 — 0,4 

í L = 0,3 / 
Muy fina 8,4 — j p ._ Q , j 0.4 

; Finísima 4,0 — 1,0 

Fango 5,4. .... . 

& J ' I Arcilla cal 1,4 

Arcilla 1,6 

Caliza 95,8 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Bastante grava; numerosas conchas rotas; pocos restos erizos; algunos tubos 
de gusanos formados por la aglomeración de granos; pocos restos de algas calizas; conchas en- 
teras; pequeño caparazón de erizo completo. 

Minerales y rocas. — Caliza todo menos un grano de feldespato ortosa. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, granos limonitizados A, cuarzo cristalínico + , agregados + 
feldespato R. 

Pfa. Augita D, turmalina -i-, granos limonitizados +, magnetita, limonita R. 

Pda. Esfena D, granos limonitizados R. 

Pna. Todo esfena. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, esfena A, cuarzo A, magnetita +, fel- 
despato R, augita +, granate R, espículas R, agregados R, turmalina RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Caulerpa prohfera Lamx., Udotea Desfontainnii Decn, Peyssonellia squamaria Decn, 
Rytiphleea, Vidalia volubilis). Ag., Posidouia Caidini Koen (abundante). 



62 Rafael DE BUEN 



Op. 384.-22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 32' N 

Longitud (Gr.) 2 o 38' 5" E 

Profundidad = 28 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 8,5 por 100 del fondo. 

Gruesa 39,0 después del C1H 0,5 

' Mediana 23,8 — ..... 0,2 



Arena 95,1. t^ 

^ J ' Fina 18,4 



0,2 

Muy fina 13,9 — ) ' 0,3 

I P = indicios \ 

\ Finísima 3,7 — 0,6 

Arcilla cal 1,2 

Arcilla 1,8 

Caliza 96,4 



Fango 4,9- 1 



ioo,o 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Dominando conchas enteras y rotas; mucha grava; pocos pedazos de algas 
calizas. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, agregados A, cuarzo cristalínico +, feldespato ■+-, granos 
limonitizados R, radiolarios RR, espículas RR. 

Pfa. Magnetita A A, granos limonitizados y limonita A, esfena +, augita R, turmalina RR, 
condros RR. 

Pda. Esfena D, corindón R, granos limonitizados RR. 

Pna. Esfena D, corindón A, corindón con polarización de agregado R. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, feldespato — , magnetita +, 
esfena -f, corindón R, turmalina R, espículas R, augita RR, diatomáceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 63 



Op. 387.-22 Agosto !915.~Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 32' X 

Longitud (Gr.) 2° 41' 58" E 

Profundidad = 12 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 29,3 por 100 del fondo. 

Gruesa 29,2 después del C1H 0,1 

\ Mediana 27,4 — 0,3 

Arena 93,7. - ^. 

^ J " , Fina 12,7 — 0,4 

,. f 1 L = 1,6 1 

Muy fina 24,4 — 1.7 

y I P = o,i í 

i Finísima 5,4 — 1,1 

Fango 6,3. ; . .,, 

' Arcilla cal 0,9 

Arcilla 2,1 

Caliza 94,3 

ioo,o 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Conchas enteras y rotas dominando; restos de erizos y pequeño caparazón 
completo; algas calizas muy escasas; poca grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, agregados -f-, cuarzo cristalínico R, radiola- 
rios RR. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita AA, augita A, magnetita +, turmalina +, granate RR. 

Pda. Granos limonitizados D, esfena A, corindón +. 

Pna. Corindón D, granos opacos (casi todos limonitizados) A, corindón con polarización de 
agregado R, zircón RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A. agregados A, radiolarios +, 

corindón -f, feldespato -f, espículas R, augita R, magnetita RR, granate RR, esfena RR, plagio- 

clasas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

Plantas. — Posido?ua Caulini Koen, abundante. 
Peces. — Pequeño Gobius. 



64 Rafael DE BUEN 



Op. 388.-22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 32' 48" N 

Longitud (Gr.) 2° 53' 15" E 

Profundidad = 9 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 8,4 por 100 del fondo. 

I Gruesa 24,9 después del CiH 0,2 

\ Mediana 32,6 — 0,4 

Arena 89,2. / r . 

y ' j riña 1 1,9 — 0,4 

f Muy fina 19,8 — ¡ [ \ *' 9 ' 2,0 

Fan 0108' Finísima 9 '7 ~ 2 '3 

an g° > • i arcilla cal 1,1 

Arcilla 2,7 

Caliza 92,0 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Abundantes conchas rotas; pocas conchas enteras; poca grava; muy pocos 
restos de algas calizas. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — -L. Cuarzo D, feldespato A, agregados +, carboncilla R, granos limonitiza- 
dos R, espículas R, cuarzo cristalínico R, glauconia RR, radiolarios RR. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita D, augita A, magnetita -f, turmalina +, granate R. 

Pda. Corindón opaco A, corindón con polarización de agregado A, corindón -f, esfena R. 

Pna. Granos opacos D, corindón A, esfena R, distena RR, zircón RR. 

Arena finisima. — Cuarzo D, agregados A, granos limonitizados y limonita A, feldespato +, 
corindón R, granate R, turmalina R, radiolarios R, magnetita R, zircón RR, espículas RR, au- 
gita RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 65 



Op. 389.-22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 32' 48" N 

Longitud (Gr.) 2° 40' E 

Profundidad — 16 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 10,1 por 100 del fondo. 

Gruesa ^^ y 2 después del C1H 0,1 

1 Mediana 38,6 — 0,3 

Arena 96,5. rr- 

y ° j Fina 15,7 — 0,3 

í w i l L = 0,6 | 

1 Muy fina 9,0 — ' . 0,6 

' P = indicios ' 

, Finísima 2,8 — 0,8 

Fango 3,<;. ! . .„ 

& D ' J i Arcilla cal 0,7 

Arcilla 1,5 

Caliza 96,4 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Conchas enteras y rotas abundantes; pocos restos de erizos; algunos peda- 
zos de algas calizas; artejo de la pata de un crustáceo. 
Minerales y rocas. — Toda caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato + , cuarzo cristalínico +, agregados -f. 

Pfa. Magnetita AA, esfena A, granos limonitizados y limonita R, turmalina R, agregados R, 
granate RR, augita RR. 

Pda. Esfena D, corindón R, andalucita RR, granos limonitizados RR. 

Pna. Corindón D, esfena A, granos limonitizados R. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, agregados A, granos limonitizados y limonita A, 
esfena +, magnetita -l, espículas 4-, zircón RR, turmalina RR, radiolarios RR, corindón RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Catdini Koen, abundante. 



66 Rafael DE BUEN 



Op. 390.— 22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 32' 48" N 

Longitud (Gr.) 2 38' 50" E 

Profundidad = 19 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 3,5 por 100 del fondo. 

, Gruesa 38,6 después del C1H o,i 

) Mediana 14,4 — 0,2 

Arena 91,8. ( ~. 

1 Fina 15,2 - — 0,4 

L= i,5 i 



Muy fina 23,6 I P *= o I i I|6 

I Finísima 6,7 — 1,3 

Fango 8,2. i . .,. 

& ' / Arcilla cal 1,5 

Arcilla i,8 

Caliza 94,6 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Algunas conchas enteras, abundantes rotas; bastantes restos de algas cali- 
zas; caparazón de pequeño erizo; pedacito de grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, agregados -f , cuarzo cristalínico +, feldespato R, granos de 
cuarzo ligeramente limonitizados R. 

Pfa. Magnetita D, granos negros (minerales revestidos de una sustancia negra) +, augita +, 
esfena RR, turmalina RR, granate RR, granos limonitizados RR. 

Pda. Esfena D, granos limonitizados +. 

Pna. Esfena D, corindón +, apatito RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, esfena +, feldespato +, mag- 
netita R, espículas R, agregados R, granate RR, zircón RR, apatito RR, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Pos/doma Cav.lini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 67 



Op. 391.— 22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 32' 48" N 

Longitud (Gr.) 2 38' 1" E 

Profundidad = 23 metros 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 1,0 por 100 del fondo. 

Gruesa 21,4 después del C1H 0,1 

Mediana 17,7 — 0,5 

Arena 91,2. ) ~. 

^ ' \ Fina 15,8 — 0,7 

Muy fina 36,3 ! P Z o'i I>2 

ir o o * Finísima 7,3 1,0 

r-ango 8,8. , . ... 

s ' ' Arcilla cal 1,5 

Arcilla 2,0 

Caliza 94,5 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Todo resto de conchas, menos un pedazo de caparazón de erizo. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico +, granos limonitizados +, 
agregados RR, espículas RR. 

Pfa. Augita D, granos de augita recubiertos de una sustancia negra AA, magnetita +, 
esfena RR. 

Pda Granos limonitizados D, esfena A, agregados +, augita R, idocrasa RR. 

Pna. Esfena D, granos limonitizados +, corindón R, corindón con polarización de agre- 
gado R. 

Arena finísima. — -Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, feldespato +, agregados 

magnetita +, esfena +, espículas R, zircón R, granate RR, corindón RR, augita RR, radiola- 

rios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

Plantas. —Posidonia Caulini Koen, abundante. 



68 Rafael DE BUEN 



Op. 392.-22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 32' 48" N 

Longitud (Gr.) 2 37' 36" E 

Profundidad = 21 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 1,7 por 100 del fondo. 

Gruesa 6,4 después del C1H 0,2 

\ Mediana • . 13,2 — 0,4 

Arena 81,4. / r . , 

" Fina 17,6 — i,i 

f __ _ \ L = 1,4 / 

' Muy fina 44,2 f p = Q j 1 >S 

j Finísima 15,3 — 1,7 

Fango 18,6. ) . ... . 

fe ' Arcilla cal 3,3 

Arcilla 3,4 

Caliza 91,7 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Conchas enteras y rotas dominando; tubo de gusano; pedacito de car- 
boncilla. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico + , agregados +, granos li- 
monitizados +. 

Pfa. Augita envuelta por una costra negra D, augita AA, granos limonitizados y limonita R, 
magnetita RR, granate RR, estaurótida RR. 

Pda. Agregados (casi todo corindón) D, granos limonitizados A, augita +, corindón RR. 

Pna. Corindón D, corindón con polarización de agregados -1-, granos de corindón ligera- 
mente limonitizados +. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, magnetita A, feldespato +, 
espículas R, berilo R, augita RR, granate RR, corindón RR, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulini Koen. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 69 



Op. 394.-22 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 32' 18" N 

Longitud (Gr.) 2 36' 42" E 

Profundidad = 33 metros. 

FANGO MUY ARENOSO EXTREMADAMENTE CALIZO: V. 

Grava 3,4 por 100 del fondo. 

Gruesa 9,0 después del C1H 0,1 

Mediana 9,8 0,1 

Arena í8,i./ r . 

' ) Fina 1 1,7 — 0,2 

i L = 0,5 ' , 

Muy fina 27,6 — ' ,. . ; 0,5 

J " / P = indicios * 



Fango 41,9. 



Finísima 36,6 — 2,9 

Arcilla cal 5,3 



Arcilla 5) 1 

Caliza . . . ■ 91,1 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Conchas enteras y rotas dominando; restos erizos. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato +, cuarzo cristalínico +, agregados -, granos li- 
monitizados R. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita AA, corindón AA, agregados (al parecer corindón casi 
todo) +, turmalina R, magnetita RR, clorita RR, estena RR. 

Pda. Granos limonitizados D, corindón AA, esfena '+, agregados (casi todo corindón) +. 

Pna. Corindón D, corindón con polarización de agregado +, apatito R, esfena RR. 

Arena finísima. — Magnetita A, granos opacos (la mayor parte limonitizados y limonita) A, 
cuarzo A, feldespato +, agregados +, espículas +, apatito RR, corindón RR, radiolarios RR. 



70 



Rafael DE BUEN 



Op. 395.-23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 2/' 1 8" N 

Longitud (Gr.) 2 o 32' 55" E 

Profundidad = 53 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 2,3 por 100 del fondo. 

Gruesa 29,3 después del C1H indicios. 



Mediana 25,5 

Arena 91,6. ) —. 

( Fina 14,9 

Muy fina 21,9 



\ Finísima. 
Fango 8,4. | ArdIla caL 



Arcilla 
Caliza. . 



7,5 
o,9 



100,0 



I L = o,i I 

' P = indicios * 



indicios, 
indicios. 

0,1 

0,7 

1,1 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Bastantes restos de algas calizas; muchas conchas enteras y rotas; un peda - 
cito de polipero; pedazo de caparazón de erizo; poca grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A A, cuarzo cristalínico — , espículas +, agrega- 
dos R, silex RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita +, turmalina R, magnetita R, esfena R. 

Arena finísima. — Cuarzo A A, feldespato A, espículas +, corindón R, turmalina R, gra- 
nate RR, plagioclasas RR, zircón RR, augita RR, diatomáceas RR, radiolarios RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



71 



Op. 396.-23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 28' 18" N 

Longitud (Gr.) 2 34 4" E 

Profundidad = 37 metros. 



Arena 99,0. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 22,2 por 100 del fondo. 

Gruesa 43,1 después del C1H. 

Mediana 32,5 — 

Fina 1 8,6 — 

Muy fina 4,8 — 

Finísima 0,6 — 

Arcilla cal 0,4 

Arcilla 

Caliza 



Fango 



1,0. 



indicios. 

0,1 
indicios. 

o, 1 

0,4 
99,4 



100,0 



IOO.O 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Una piedra de 15.150 gramos; pedazos grandes de grava; bastantes conchas 
enteras y rotas; abundantes restos de algas calizas; polipero; caparazón completo de pequeño 
erizo. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico A, agregados +, granos li_ 
monitizados R. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita +, magnetita RR, augita RR, esfena RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita AA, cuarzo A, feldespato A, corindón +, 
espículas +, magnetita -i-, augita R, agregados R, radiolarios R, esfena RR, granate RR, turma- 
lina RR, diatomáceas RR. 



72 



Rafael DE BUEN 



Op. 397.-23 Agosto 1915— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 28' 16" N 

Longitud (Gr.) 2 o 32' 45" E 

Profundidad = 44 metros. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 10,8 por 100 del fondo. 

Gruesa 27,9 después del C1H. 

Mediana 31,4 — 

Fina 20,0 — 



Arena 95,7. 



Fango 



Arcilla. 
Caliza. 



4,3- 



Muy fina 16,4 

Finísima 3,6 

Arcilla cal 0,7 



100,0 



( L= o, 1 
' P = indicios 



0,1 
indicios, 
indicios. 

0,1 
0,4 

0,6 
98,8 

ioo,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Grava abundante (un pedazo de 5 gr. de escoria de carbón y otro de 2.235 
gramos); restos de algas calizas dominando; bastantes conchas enteras y rotas; pedazos grandes 
de caparazones de erizo; pequeña esponja; pequeño caparazón de erizo, completo; pedacitos de 
Retepora cellulosa. 

Minerales y rocas. — Todo caliza menos un pedazo de cuarzo rodado de 2.335 gramos 
de peso. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, espículas - 1 -, agregados R, cuarzo cristalínico R, 
granos limonitizados R, silex RR, granos negros RR. 

P. Corindón D, magnetita -f, esfena +, granos limonitizados R. 

Arena finísima. — Agregados A, cuarzo A, feldespato A, granos limonitizados y limonita A> 
corindón +, magnetita +, diatomáceas +, espículas R, turmalina RR, esfena RR. 



ESTUDIO BIOLÓGICO 



Plantas. — Vidalia volubilis). Ag. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 73 



Op. 398.-23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 28' 19" N 

Longitud (Gr.) 2° 34' 30" E 

Profundidad = 53 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 
Grava 7,9 por 100 del fondo. 

Gruesa 33,6 después del GPL indicios. 

Mediana 29,7 — indicios. 

Fina 15,3 — indicios. 

Muy fina 13,0 — indicios. 

Finísima 7,3 — 0,6 

Arcilla cal 1,1 

Arcilla 1,3 

Caliza 98,1 



Arena 91,6. 



Fango 8,4. 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; bastantes conchas enteras y rotas; res- 
tos de erizos. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato AA, cuarzo cristalínico A, agregados -f , espícu- 
las +, granos limonitizados R, silex RR, granos negros RR. 

P. Corindón D, esfena +, granos limonitizados y limonita +, magnetita R, corindón con po- 
larización de agregado RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita A A, cuarzo A, feldespato A, corindón + , 
magnetita +, espículas +, agregados R, turmalina RR, silex RR, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Peyssonellia squamaria Decn. 



10 



74 



Rafael DE BUEN 



Op. 400.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 28' 9" N 

Longitud (Gr.) 2 o 35' 55" E 

Profundidad = 48 metros. 



Arena 89,8. 



Fango 10,2. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 6,1 por 100 del fondo. 

Gruesa 32,6 después del C1H. 

Mediana 31,2 — 

Fina 14,4 — 

Muy fina 1 1 ,6 — 

Finísima 8,o — 

Arcilla cal 2,2 



Arcilla. 
Caliza. 



100,0 



indicios. 

indicios. 

indicios. 

.0,7 

97,8 
100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Bastantes restos de algas calizas; conchas rotas; escasas valvas enteras; res- 
tos de erizos. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo AA, feldespato A, granos limonitizados A, cuarzo cristalínico +, 
espículas R, agregados R, granos negros R. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A, esfena R. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, feldespato A, espículas + , 
magnetita +, corindón R, turmalina RR, esfena RR, zircón RR, radiolarios RR, diatomáceas RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



75 



Op. 401.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 27' 24" N 

Longitud (Gr.) 2° 37' 28" E 

Profundidad = 48 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 24,4 por 100 del fondo. 

' Gruesa 45,3 después del C1H. 

1 Mediana 25,5 — 

1 Fina 1 1,6 

Muy fina 9,2 — 

I Finísima 6,8 — 

' Arcilla cal i,6 

Arcilla 

Caliza 



Arena 91,6. 



Fango 8,4. 



indicios. 

indicios. 

indicios. 

0,4 

i,4 

98,2 



100,0 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; bastantes conchas enteras y rotas; pe- 
queños ciparazones de erizos completos; pedazos de caparazones de crustáceos escasos; tubos de 
serpúlidos; pedacito de carboncilla. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Granos limonitizados D, cuarzo AA, cuarzo cristalínico A, feldespato +, 
agregados +, espículas R. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A A, feldespato A, corindón +, 
magnetita +, agregados R, espículas R, turmalina RR, diatomáceas RR, radiolarios RR. 



ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Peyssonellia squamaria Decn, Rytiphtcea, Vidalia volubilis J. Ag. 



76 



Rafael DE BUEN 



Op. 402.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 28' 16" N 

Longitud (Gr.) 2 o 37' 28" E 

Profundidad = 49 metros. 



Arena 86,0. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 2 1,4 por 100 del fondo. 

Gruesa 39,1 después del Clli. 

Mediana 22,1 

Fina 11,4 — 

Muy fina 13,4 — 

( Finísima 12,1 — 

Fango 14,0. I Ardlla ^ 

Arcilla 

Caliza 



i,9 



IOO,0 



indicios, 
indicios, 
indicios. 

0,5 

1,8 

97,7 
100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; bastantes conchas enteras y rotas; pe- 
dacitos de poliperos; pedazo de grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 
Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, agregados +, cuarzo cristalínico +, granos li- 

monitizados R, granos negros (¿carboncilla?) R, espículas R. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A, agregados (casi todos de corindón) +• 
Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados y limonita AA, espículas +, 

agregados +, magnetita R, corindón R, turmalina RR, radiolarios RR. 



ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Peyssonellia squamaria Decn, Rytiphlcca, Vidalia volubilis J. Ag. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 77 



Op. 404.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 28' 16" N 

Longitud (Gr.) 2° 39' 1" E 

Profundidad = 48 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 17,4 por 100 del fondo. 

Gruesa 27,1 después del C1H. 

] Mediana 24,0 — 0,1 

Arena 87,0. ( T7 . 

/ ' 1 Fina 17,8 — 0,1 

í , . „ i L = o, i / 

1 Muy fina 18,1 — 0,1 

! P = indicios 1 

l Finísima 12,1 — 1,2 

Fango 13,0. .... 

8 J ' I Arcilla cal 0,9 

Arcilla i,i 

Caliza 97,4 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Algas calizas dominando; abundantes conchas enteras y rotas. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato +, agregados R, cuarzo cristalínico R, granos 
limonitizados R, espículas RR, radiolarios RR. 

P. Corindón D, corindón limonitizado R, limonita RR, corindón con polarización de agre- 
gado R, turmalina RR, magnetita RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados y limonita A, agregados +, 
magnetita - 1 -, corindón +, turmalina R, espículas R, diatomáceas RR, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Peyssonellia sqtiamaria Decn, Vidalia volubilis). Ag. 



78 



Rafael DE BUEN 



Op. 405.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 28' 16" N 

Longitud (Gr.) 2 o 40' 28" E 

Profundidad = 44 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 3,5 por 100 del fondo. 

[ Gruesa 21,5 después del C1H. 

] Mediana 25,0 — 

Arena 88,2. < ~. ,■ 

' 1 Fina 16,3 — 



Fango 11,8. 



Arcilla. 
Caliza. 



Muy fina 25,4 

Finísima 11,0 



Arcilla cal. 



0,8 



100,0 



I L= 0,2 1 
( P = indicios I 



indicios. 
0,1 

0,2 
1.5 

i,3 
96,9 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Conchas enteras y rotas dominando; algunos pedazos de algas calizas; peda- 
zos escasos de Retepora cellulosa. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico A, feldespato A, agregados -f , espículas +, 
granos limonitizados 4-, radiolarios RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados +, magnetita R, apatito R. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados A, magnetita +, agregados A, 
espículas R, corindón R, turmalina RR, zircón RR, diatomáceas RR, limonita RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



79 



Op. 406.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 28' 17" N 

Longitud (Gr.) 2 41' 30" E 

Profundidad : = 32 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 30,5 por 100 del fondo. 

Gruesa 44,5 después del C1H. 

Mediana 27,1 — indicios. 

Arena 97,o. { Fina i;8 _ 

Muyfina 7 ' 6 - !p Indicios j °' 1 

j Finísima 2,3 — 0,5 

ang ° 3, °* I Arcilla cal 0,7 

Arcilla 1,7 

Caliza . . . • 97,6 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Abundantes conchas enteras y rotas; abundantes pedazos de algas calizas, 
muchos grandes; caparazones completos de pequeños erizos; polipero; tubos de gusano; pedazos 
de Retepora cellulosa. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 
Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico A, feldespato +, agregados +, granos li- 
monitizados R, granos negros (¿carboncilla?) R. 

P. Magnetita D, turmalina A, granos limonitizados y limonita +, esfena +, corindón R. 
Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, magnetita A, cuarzo A, feldespato +, 
agregados R, corindón RR, turmalina RR, espículas RR, radiolarios RR, diatomáceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Udotea Desfontainmi Decn, Rytiphlcea, Posidonia Can i 'in i Koen, un anfípodo. 



8o 



Rafael DE BUEN 



Op. 407.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 28' 27" N 

Longitud (Gr.) 2° 42' I5"E 

Profundidad = 27 metros. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 10,7 por 100 del fondo. 

Gruesa 78,6 después del C1H. 



Arena 97,2. 



Fango 2,8. 



Mediana. 



Fina.. . 
Muy fina. 
Finísima. 



Arcilla cal. 



Arcilla, 
Caliza . 



12,4 

3,7 

2,5 

0,5 



IOO.O 



indicios. 

indicios. 

indicios. 

0,3 

1,2 

98,5 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición — Algas calizas dominando; bastantes conchas enteras y rotas; pedazos gran- 
des del caparazón de un cangrejo; restos de erizos y pequeño erizo completo; Retcpora ccllidosa. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico A, agregados A, feldespato +, granos li- 
monitizados +, espículas RR, carboncilla RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita +, agregados (casi todos de corindón) R, 
magnetita RR, granate RR. 

Arena finísima. — Cuarzo A, granos limonitizados y limonita D, magnetita A, feldespato +, 
agregados +, turmalina RR, augita RR, granate RR, corindón RR, radiolarios RR, diatomáceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 8 i 



Op. 408.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 28' 24" N 

Longitud (Gr.) 2 43' 10" E 

Profundidad = 19 metros 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 0,6 por 100 del fondo. 

Gruesa 5,2 después del C1H. 

Mediana 86,8 — 0,1 

Arena 99, S. ( i— ¿? 

yyo ] Fina 6,9 — 0,1 



Muy fina 0,6 — _, . ' . 0,2 

' P = indicios \ 



I L = 0,2 

' P = indi 

_ ( Finísima 0,3 0,2 

Fango 0,5. 1 . ... 

s )D * Arcilla cal 0,2 

Arcilla 0,7 

Caliza 98,7 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Numerosas conchas enteras y rotas; algas calizas (restos); pedazos de poli- 
peros. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato +, cuarzo cristalínico R, agregados R, granos li- 
monitizados R. 

P. Corindón D, magnetita A, granos limonitizados +, esfena RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados y limonita A, magnetita +, 
agregados — , corindón +, granate RR, espículas RR, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 

11 



82 



Rafael DE BUEN 



Op. 409.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 29' 12" N 

Longitud (Gr.) 2 43' 52" E 

Profundidad = 9 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 
Grava Indicios. 

Gruesa 1,7 después del C1H. 

Mediana 51,0 — 

45.2 — 

¡ L = o, 2 
' P = indicios 

\ Finísima indicios — 

' Arcilla cal 0,1 

Arcilla 

Caliza 



Arena 99,9. { pina 

Muy fina 2,0 

l 
Fango o, 1 



indicios. 
0,3 

0,2 



o, 1 



1,2 

98,2 



100,0 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Una concha entera; dos conchas rotas. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico +, feldespato R, agregados R. 

P. Corindón D, magnetita A, granos limonitizados y limonita A, esfena R, turmalina RR, 
zircón RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, corindón A, agregados A, magnetita +, granos 
limonitizados y limonita +, turmalina RR, augita RR, espículas RR, radiolarios RR, diatomá- 
ceas RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 83 



Op. 410.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 29' 12" N 

Longitud (Gr.) 2 42' 45" E 

Profundidad = 26 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 8,0 por 100 del fondo. 

, Gruesa 57,6 después del C1H indicios. 

1 Mediana 32,6 — indicios 

Arena 97,6. <-— ,. 

Vl ' ) Fina 4,9 — indicios. 



Mu ^ fina 2 ' 5 " i P = indicios! °' 1 



j L = 0,1 | 

' P = indicios ! 

I Finísima 2,0 — 0,3 

Fanao 2,4. i . .„ . 

& ■* ' Arcilla cal 0,4 

Arcilla 1,2 

Caliza 98,4 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición — Abundantes conchas enteras y rotas; un onúrido; bastante grava; pedazos 
de algas calizas. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, agregados AA, feldespato A, cuarzo cristalínico +, granos 
limonitizados R, silex RR. 

P. Corindón D, corindón con polarización de agregado RR, granos limonitizados +, esfena R, 
magnetita RR, piroxeno RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita A A, cuarzo A, magnetita A, feldespato +, 
corindón +, agregados +, turmalina RR, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

> 

Animales. — Holothuria. 



8 4 



Rafael DE BUEN 



Op. 411.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 29' 14" N 

Longitud (Gr.) 2 41' 32" E 

Profundidad = 33 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 4,0 por 100 del fondo. 

Gruesa 36,7 después del C1H. 

Mediana 23,7 — - 

Fina 17,0 — 

Muy fina 14,3 — 

Finísima 7,1 — 

Arcilla cal 1,2 



Arena 91,7. 



Fango 8,3. 



Arcilla. 
Caliza . 



100,0 



indicios. 

indicios. 

indicios. 

0,9 

i,6 

97,5 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pocas conchas enteras, abundantes rotas; restos de erizos; tubo de gusano; 
algunos pedazos de algas calizas. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina.— L. Cuarzo D, feldespato +, agregados +, granos limonitizados +, cuarzo 
cristalínico R, carboncilla RR, glauconia parda RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A, magnetita RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, magnetita A, cuarzo A, feldespato +, 
agregados R, corindón R, turmalina RR, espículas RR, diatomáceas RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



85 



Op. 412.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 29' 17" N 

Longitud (Gr.) 2° 40' 13" E 

Profundidad — 42 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 7,8 por 100 del fondo. 

Gruesa 35,9 después del C1H indicios. 

— indicios. 



] Mediana 33,1 

Arena 94,7. t-. 

*^" ¡ Fina 15,4 



Fango 5,3. 

Arcilla. . . 
Caliza. . . . 



Muy fina 10,3 

, Finísima 4,5 

i Arcilla cal 0,8 



\ L = o, 1 / 

( p = indicios ^ 



100,0 



indicios. 
0,1 

0,5 

1,2 

98,2 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Bastantes conchas enteras y rotas; numerosos restos de algas calizas; 
nos pedazos de poliperos; bastante grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 



algu. 



ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico +, agregados +, granos 
limonitizados R, granos negros RR, espículas RR. 

P. Corindón D, magnetita A, granos limonitizados y limonita +, esfena RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo AA, feldespato A, magnetita -f-, 
agregados 4-, espículas R, corindón R, zircón RR, granate RR, radiolarios RR. 



86 



Rafael DE BUEN 



Op. 414.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 29' 12" N 

Longitud (Gr.) 2 38" 29" E 

Profundidad = 40 metros. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 12,9 por 100 del fondo. 

Gruesa 4 1 ,9 después del C1H indicios. 

Mediana 31,7 — indicios. 

..... 0,1 

I L = 0,1 i 

' P = indicios * 

Finísima 0,7 — 

Arcilla cal 0,3 



Arena oq.o. } ~. 

\ Fina 17,4 

Muy fina 8,0 

Fango 1 ,0. 



Arcilla . 
Caliza . 



100,0 



0,1 
0,2 



0,4 
99,2 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición - Restos de algas calizas dominando; algunas conchas rotas, muy pocas ente- 
ras; restos erizos; muy poca grava; Rctcpora cellulosa. + 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico AA, feldespato R, agregados R, espícu- 
las RR, granos limonitizados RR. 

P. Corindón D, magnetita 4-, esfena R, granate RR, granos limonitizados RR. 

Arena finísima. — Cuarzo AA, feldespato A, granos limonitizados y limonita A, corindón +, 
agregados +, espículas +, magnetita R, turmalina R, sanidino RR, diatomáceas RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



87 



Op. 415.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 29' 15" N 

Longitud (Gr.) 2 36' 37" E 

Profundidad = 45 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 2,9 por 100 del fondo. 

Gruesa 28,2 después del C1H. 

Mediana 22,7 

Fina 16,3 — 



Arena 91,0. 



Muy fina 24,8 



( Finísima 7,4 

a g ' " I Arcilla cal 0,6 

Arcilla 

Caliza 



100,0 



j L = o,i j 

' P = indicios ) 



indicios, 
indicios, 
indicios- 

0, 1 
0,4 

0,4 
100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Pedazos de algas calizas dominando; pocas conchas enteras y rotas; grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, espículas AA, cuarzo cristalínico A, feldespato — , agrega- 
dos R, granos limonitizados R. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A, magnetita +, esfena R. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados A, espículas +, corindón +, 
agregados +, magnetita R, turmalina R, glauconia R, silex RR, radiolarios RR. 



88 



Rafael DE BUEN 



Op. 416.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 29' n" N 

Longitud (Gr.) 2° 35' E 

Profundidad = 45 metros. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 12,6 por 100 del fondo. 

Gruesa 52,6 después del C1H indicios. 



Arena 99,0. 



Fango 1 ,0. 



Mediana 31,5 

Fina 10,5 

Muy fina 4,4 

Finísima 0,7 

Arcilla cal 0,3 



Arcilla. 
Caliza. 



100,0 



indicios. 

indicios. 

indicios. 

0,1 

0,6 

99,3 

100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Pedazos grandes y pequeños de algas calizas dominando; pocas conchas en- 
teras y rotas; un ofiúrido; un pedazo de caparazón de cangrejo; bastante grava. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico +, agregados R, espícu- 
las RR, granos limonitizados RR. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita A, turmalina RR, granate RR, magnetita RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A A, feldespato A, corindón +, 
agregados +, magnetita +, turmalina R, espículas R, augita RR, radiolarios RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



89 



Op. 417.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 29' 10" N 

Longitud (Gr.) 2 33' 45" E 

Profundidad = 42 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 
Grava 4,4 por 100 del fondo. 

Gruesa 33,2 después del C1H. 

Mediana 31,2 — ■ 

Fina 15,5 

Muy fina 14,1 — 

Finísima 5,2 — 

Arcilla cal 0,8 



Arena 94,0. 



Fango 6,o. 



Arcilla. 
Caliza. . 



o, 1 
indicios, 
indicios, 
indicios. 

0,4 

o,6 
98,9 



100,0 



100. o 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Abundante grava; pedazos de algas calizas abundantes; bastantes conchas 
rotas y muy pocas enteras; restos de erizos; pedazo de carboncilla. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico +, espículas +, granos ne- 
gros (¿carboncilla?) +, agregados R, granos limonitizados R. 

P. Corindón D, granos limonitizados y limonita +, magnetita R, augita RR, turmalina RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita AA, cuarzo AA, feldespato A, corindón +, 
espículas +, agregados +, radiolarios R, turmalina RR, granate RR, diatomáceas RR, glauconita 
verde RR. 



12 



9o 



Rafael DE BUEN 



Op. 418.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 29' 10" N 

Longitud (Gr.) 2 33' 30" E 

Profundidad = 21 metros. 



Arena 99,9. 



Fango 0,1. 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 52,2 por 100 del fondo. 

Gruesa 98,0 después del C1H. 

Mediana 1,4 

Fina 0,3 — 

Muy fina 0,2 — 

Finísima 0,1 — 

' Arcilla cal Nada 

Arcilla 

Caliza 



100,0 



0,1 

indicios. 

indicios. 

o, 1 

0,4 
99,4 

IOO.O 



ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Conchas enteras y rotas abundantísimas; pedazos de algas calizas dominan- 
do; restos de erizos y pequeños caparazones completos; Rctepora cellulosa. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 
Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, carboncilla +, agregados +, cuarzo cristalí- 
nico +, moldes de glauconita amarillenta RR, sílex RR. 
P. Corindón D, magnetita R, limonita RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, corindón A, granos limonitizados y limonita A, feldespato A, 
agregados +, turmalina R, magnetita R, espículas R, glauconita amarillenta R, augita RR, radio- 
larios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulmi Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 91 



Op. 419.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 31' 4" N 

Longitud (Gr.) 2° 32' 43" E 

Profundidad = 14 metros. 

FANGO MUY ARENOSO EXTREMADAMENTE CALIZO: V. 

Grava 1,8 por 100 del fondo. 

Gruesa 12,1 después del C1H. 

Mediana 14,6 

Arena 71, 7. ( *-■ 

' " ) Fina 15,3 — 0,1 

»» ( L= 0,1 1 

Muy fina 29,7 — . .' 0,1 

I F = indicios ) 

„ _ ( Finísima 24,8 — 0,7 

Fango 28,3. 

* ' Arcilla cal 3,5 

Arcilla 3,2 

Caliza 95>9 



100,0 ioo,o 

ESTUDIO DE LA GRAVA 

Composición. — Conchas rotas. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Carboncilla D, cuarzo A, feldespato A, cuarzo cristalínico +, agre- 
gados R. 

P. Corindón D, magnetita A, granos limonitizados y limonita R, granate RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, magnetita A, granos negros alargados A, 
cuarzo +, feldespato +, agregados R, corindón R. 



92 Rafael DE BUEN 



Op. 420.— 23 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 3i' 4" N 

Longitud (Gr.) 2 o 33' 37" E 

Profundidad = 27 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 5,1 por 100 del fondo. 

[ Gruesa 34,6 después del C1H indicios. 

] Mediana. ...... 30,2 — o, 1 

Arena 03, o. / ~. 

^ J) j Fina 15,0 — 0,1 

T\/r í L = 0,i ) 

lMuyñna ' 3 ' 2 - 'P = ,„dic¡os> °'' 

_ ( Finísima 5,6 — 0,6 

Fango 7,0. . .,, 

* ' I Arcilla cal 1,4 

Arcilla 1,7 

Caliza 97,4 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Conchas enteras y rotas dominando; pocos pedazos de algas calizas; restos 
de crustáceos; poca grava. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato AA, cuarzo cristalínico +, agregados R, car- 
boncilla R. 

P. Corindón D, magnetita 4-, turmalina +, granos limonitizados y limonita +, agregados R, 
augita RR. 

Arena finisima. — Granos limonitizados y limonita D, magnetita A, cuarzo A, feldespato A, 
agregados +, corindón +, turmalina RR, espículas RR, zircón RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



93 



Op. 422.-24 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 32' 3" N 

Longitud (Gr.) 2 39' 17" E 

Profundidad = 26 metros 



ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 11,4 por 100 del fondo. 

[ Gruesa 45>o después del OH. 

] Mediana 30,5 — 

Arena 96.0. ( -,-.. 

* ' ] tina 12,1 — 



Fango 4,0. 

Arcilla. . . 
Caliza.. . . 



Muy fina 8,4 



Finísima. . 
Arcilla cal. 



3,i 
o,9 



ioo,o 



l L = o,i / 
' P = indicios \ 



0,3 

o,3 

0,2 
0,1 

0,5 

1,8 
96,8 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Bastantes conchas enteras y rotas; grava dominando; caparazones pequeños 
completos y restos de erizos; pocos pedazos de algas calizas; Retepora cellulosa. 

Minerales y rocas. — Todo caliza menos un pedacito de roca indeterminable por su pequenez. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico A, feldespato A, granos limonitizados A. 
agregados +. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita D, magnetita A A, augita +, agregados +. 

Pda. y Pna. Corindón D, granos limonitizados A, esfena +, andalucita R. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, magnetita A, cuarzo A, feldespato +, 
turmalina R, corindón R, agregados R, glauconita ocrácea R, espículas RR, radiolarios RR, dia- 
tomáceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

Plantas. — Posidonia Caulini Koen, abundante. 



94 Rafael DE BUEN 



Op. 423.-24 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 31' 7" N 

Longitud (Gr.) 2° 38' 16" E 

Profundidad = 36 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 2,4 por 100 del fondo. 

Gruesa 13,5 después del C1H 0,1 

Mediana 26,5 — 0,2 

Arena 94,7. ' t-. c 

y ^" j Fina 26,7 — 0,1 

I .» r, 1 L = O.I / 

\ Muy fina 28,0 — 0,1 

1 P = indicios ' 

1 Finísima 4,6 — 0,7 

Fango 5,3. A ... 

s J ' J I Arcilla cal 0,7 

Arcilla 1,2 

Caliza 97,6 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Bastantes conchas enteras y rotas; bastante grava; pocos pedazos de algas 
calizas; restos de erizos. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, agregados A, cuarzo cristalínico +, granos 
limonitizados +. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita AA, magnetita AA, augita A, corindón R, esfena RR. 

Pda. y Pna. Esfena D, granos limonitizados +, corindón R, augita RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, feldespato A, magnetita -»-, 
corindón +, agregados +, esfena +, cspículas R, turmalina RR, augita RR, zircón RR, radio- 
¡arios RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 95 



Op. 424.-24 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39 o 31' 9" N 

Longitud (Gr.) 2 36' 40" E 

Profundidad = 43 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 6,8 por 100 del fondo. 

Gruesa 28,8 después del C1H 0,1 

Mediana 14,4 — indicios. 

Arena 81,3. / ,-.. 

\ Fina 9,7 — 0,2 

ht r r. I L — 0.7 ) 

Muy fina 28,4 — _ . ''. 0,7 

I r — indicios ' 

ir o „ i Finí sima. ..... 1 6,4 — 1 ,4 

Fango 18,7. \ . .,, 

6 ' Arcilla cal 2,3 

Arcilla 2,3 

Caliza 95,3 



100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Conchas enteras y rotas dominando; pocos pedazos de algas calizas; peque- 
ños caparazones de erizos. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato AA, granos limonitizados A, agregados +, cuarzo 
cristalínico R, espículas RR. 

Pfa. Magnetita AA, augita A, granos limonitizados y limonita A, esfena R, turmalina RR, 
corindón RR. 

Pda. Corindón AA, granos limonitizados A, esfena A, augita RR, corindón con polarización 
de agregado RR. 

Pna. Corindón D, esfena R, granos limonitizados R, apatito RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, granos limonitizados y limonita AA, feldespato A, magnetita +, 
corindón +, agregados +, augita R, espículas R, turmalina RR, zircón RR, glauconita ocrácea RR, 
radiolarios RR, diatomáceas RR. 



9 6 



Rafael DE BUEN 



Op. 425.-24 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 3 1' 4" N 

Longitud (Gr.) 2 35' 28" E 

Profundidad = 36 metros. 



ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

Grava 3,9 por 100 del fondo. 

Gruesa 11,9 después del C1H. 

Mediana 19,0 — 

Arena 80,0. J ^. 

' y \ Fina 12,7 — 



Muy fina 37,3 



\ Finísima. . 
Fango i9,i.| ArciHacaL 



17.7 
1,4 



Arcilla. 
Caliza . 



100,0 



( L = 0,6 I 

' P = indicios ^ 



indicios. 
0,1 

0,6 
i|i 

2,0 
96,2 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición — Casi todo conchas enteras y rotas; pedacitos de erizos; rarísimos restos de 
algas calizas rodados. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, agregados A, cuarzo cristalínico + , granos 
limonitizados +, radiolarios RR. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita A A, turmalina A, magnetita +, augita +, corindón R, 
granate R. 

Pda. Corindón D, granos limonitizados +, esfena +. 

Pna. Corindón D, granos limonitizados R. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, magnetita A, cuarzo A, feldespato +, 
corindón +, turmalina R, espículas R, agregados R, granate RR, glauconita verde RR, esfena RR, 
diatomáceas RR. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



97 



Op. 426.-24 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 31' 9" N 

Longitud (Gr.) 2 34' 37" E 

Profundidad = 33 metros. 



FANGO MUY ARENOSO EXTREMADAMENTE CALIZO: V 

Grava 3,6 por 100 del fondo. 

Gruesa 5,9 después del C1H. 

Mediana 7,7 — 

Arena 61,7. (■->. 

" \Fma 7,2 — 



Fango 38,3. 

Arcilla. . . 
Caliza. . . 



Muy fina 40,9 

( Finísima 36,5 



Arcilla cal. 



i,8 



100,0 



L 
P 



indicios 



o,5 j 
indicios \ 



0,1 



o,5 
1,8 

2,7 
94,9 



100,0 



ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición-- — Todo conchas enteras y rotas, más abundantes las primeras, menos un pe- 
dacito rodado de alga caliza. 

Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, agregados +, granos limonitizados -t-, cuarzo 
cristalínico R, carboncilla R. 

Pfa. Granos limonitizados y limonita D, augita A, magnetita +, corindón R, turmalina R. 

Pda. Granos limonitizados (muchos de corindón) D, corindón AA, turmalina RR. 

Pna. Corindón D, esfena R, agregados R, granos limonitizados RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados y limonita A, magnetita A, 
corindón +, espículas R, turmalina R, agregados R, zircón RR, esfena RR, radiolarios RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Rytiphloea, Vidalia volubilis J. Ag. 

13 



g8 Rafael DE BUEN 



Op. 437.-25 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 31' 5" N 

Longitud (Gr.) 2 39' 40" E 

Profundidad = 32 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 13,9 por 100 del fondo. 

¡ Gruesa 35,5 después del C1H 0,3 

] Mediana 26,5 — 0,4 

Arena 89,1. ( r . 

*' j Fina 14,2 — 0,2 

f *» \ L — o, 2 1 

\ Muy fina 12,9 — , 0,2 

' P = indicios ' 

( Finísima 9,3 — i,o 

Fango io )9 .) ¿^ ^ lfi 

Arcilla 2,9 

Caliza 95)0 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Casi todo grava; algunas conchas enteras y rotas; Rstepora cellulosa. 
Minerales y rocas. — Todo caliza, menos un pedazo de cuarzo de aspecto cristalino. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, cuarzo cristalínico +, granos limonitizados +, 
agregados R, espículas RR. 

Pfa. Magnetita D, limonita y granos limonitizados casi negros + , augita R, esfena RR, tur- 
malina RR, granate RR. 

Pda. Esfena D, granos limonitizados +, augita RR, distena RR. 

Pna. Corindón D, esfena A, granos opacos +, agregados RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, magnetita A, feldespato +, 
turmalina R, agregados R, corindón R, espículas R, esfena RR, radiolarios RR, diatomáceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Vidalia volubilis). Ag., Posidonia Caulini Koen (abundante). 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 99 



Op. 438.-25 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 

Latitud 39° 31' 7" N 

Longitud (Gr.) 2 41' 28" E 

Profundidad = 22 metros. 

ARENA FANGOSA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava 10,3 por 100 del fondo. 

Gruesa 25,7 después del C1H 0,3 

Mediana 26,9 — 0,4 

Arena 93,7^ Fina l8>? „ Q>4 

MU ^ fina 22 ' 4 - ! P Z indicios i °' 7 

( Finísima 5,3 0,7 

tango 0.3. 1 . ... . 

s ' J ' Arcilla cal 1,0 

Arcilla 1,6 

Caliza . . . ' 95,9 



ioo,o ioo,o 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Bastantes conchas enteras y rotas; algunos restos de algas calizas; restos de 
erizos y pequeños caparazones completos; grava; tubo de serpúlido. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, feldespato A, granos limonitizados (casi todo cuarzo) A, 
cuarzo cristalínico + , agregados +. 

Pfa. Esfena AA, magnetita A, augita ferrífera A, augita +, turmalina +, granos limonitiza- 
dos R, granate RR, corindón RR. 

Pda. Esfena D, granos limonitizados R, augita RR, idocrasa RR. 

Pna. Esfena D, esfena alterada A, corindón R. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, esfena A, magnetita A, fel- 
despato +, agregados R, corindón R, turmalina R, espículas R, augita RR, zircón RR, diato- 

máceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 

Plantas. — Posidonia Caitlini Koen, abundante. 



ioo Rafael DE BUEN 



Op. 439.-25 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 



Latitud 39° 31' 8" N 

Longitud (Gr.) 2° 42' 20" E 

Profundidad = 17,5 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V 

t 

Grava 16,3 por 100 del fondo. 

Gruesa 39,7 después del C1H 0,1 

Mediana 29,2 — 0,3 

Arena 96,7. / ~. 

^ " ] Fma 9,3 0,2 

L = : 1,1 , 



Fango s, i. 



Muy fina 18,5 — •: ' . 1,1 

( P = indicios ) 

Finísima 2,9 — 0,3 

Arcilla cal 0,4 

Arcilla 1,2 

Caliza 96,8 

100,0 100,0 

ESTUDIO DE LA GRAVA 
Composición. — Dominando grava, con pedazos gruesos y rodados; conchas enteras y rotas 
abundantes; rarísimos restos de algas calizas. 
Minerales y rocas. — Todo caliza. 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo D, cuarzo cristalínico A, feldespato +, agregados R, cuarzo 
limonitizado RR. 

Pfa. Magnetita AA, augita A, esfena A, augita ferrífera 4-, turmalina R, granate RR, limo- 
nita RR. 

Pda. Corindón D, esfena A, granos limonitizados +, augita RR. 

Pna. Corindón D, esfena A, corindón alterado R, turmalina RR. 

Arena finísima. — Granos limonitizados y limonita D, cuarzo A, magnetita +, feldespato +, 
esfena +, corindón R, turmalina R, agregados R, glauconita ocrácea R, augita RR, espículas RR, 
zircón RR, plagioclasas RR, diatomáceas RR. 

ESTUDIO BIOLÓGICO 
Plantas. — Pos/doma Caulini Koen, abundante. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma ioi 



Op. 440.— 25 Agosto 1915.— Bahía de Palma. 

Latitud 39° 31' 6" N 

Longitud (Gr.) 2 43' 42" E 

Profundidad = 6 metros. 

ARENA EXTREMADAMENTE CALIZA: V. 

Grava Nada. 

1 Gruesa Indicios después del C1H. 

] Mediana o, 1 — indicios. 

Arena 98.5. i Tr . . ,. . 

i riña 0,4 — indicios. 

Muy fina 98,0 - I £ = = 3 ' 6 ¡ 3,7 

< r = 0,1 ) 

í Finísima 1,3 — 0,6 

"^ ,5 " I Arcilla cal 0,2 

Arcilla 0,7 

Caliza 95,0 



ioo,o ioo,o 

ANÁLISIS MICROSCÓPICO 

Arena muy fina. — L. Cuarzo AA, feldespato AA, cuarzo cristalínico A, agregados A, glau- 
conita amarilla RR. 

Pfa. Augita D, turmalina A, granos limonitizados y limonita A, magnetita +, corindón +, 
esfena +, agregados R, clorita RR. 

Pda. Granos limonitizados (al parecer de corindón y esfena) D, esfena A, augita +, agrega- 
dos + , corindón R. 

Pna. Corindón D, esfena +, esfena muy dicroica RR. 

Arena finísima. — Cuarzo D, feldespato A, agregados +, esfena +, corindón R, zircón R, 
augita R, radiolarios R, magnetita RR, clorita RR, granos limonitizados RR. 



CAPÍTULO IV 

Discusión de los resultados obtenidos 



Procedimientos empleados 

Con el fin de conocer la exactitud de la carta ha sido calculada la densidad de sondeos (i), 

o sea el número de éstos por milla cuadrada ; para ello se ha dividido la Bahía en trapecios y 

calculado sus áreas reduciendo a millas los grados de latitud, por medio de las tablas trazadas 

por A. Germain (2). La densidad de sondeos de la carta litológica que acompaña a este 

trabajo es : 

64 
Ds = -— =1,14 por milla cuadrada. 
56 

Tomando en el quebrado por numerador el número de muestras analizadas y por denomina- 
dor las millas cuadradas del área explorada. 

La carta litológica está trazada sobre la del Depósito Hidrográfico de la Marina, hecha por 
especialistas y que tiene, por tanto, una gran exactitud desde el punto de vista batimétrico y 
de triangulación, datos que son necesarios para la navegación ordinaria. 

Para discutir los resultados obtenidos he construido el mayor número de gráficas posi- 
bles ; merced a ellas se tiene rápidamente una idea de conjunto, son más fáciles las comparacio- 
nes y es posible obtener la ley, si existe, que preside a la distribución de los sedimentos. 

Para construir gráficas y obtener tipos de fondos medios he agrupado las operaciones te- 
niendo en cuenta la profundidad ; estableciendo zonas de 10 en 10 metros y calculando las me- 
dias de todos los datos incluidos en ellas. 

La exactitud del cálculo depende del número de datos, variable para cada profundidad. 
Podemos reunir en un símbolo todos los factores para ver el grado de veracidad de cada ope- 
ración : AsíM — nos indicará el fondo medio M, obtenido con 4 muestras analizadas co- 

4 

rrespondientes a la zona comprendida en o y 9 metros de profundidad. 

La exactitud de los fondos medios depende también de la semejanza o diferencias que exis- 
tan entre los factores que utilizamos para el cálculo. En los fondos de la bahía encontramos 
tal heterogeneidad entre los datos que no es posible proporcionen medias que expresen clara- 
mente una ley. Los caracteres de la zona estudiada son, desde este punto de vista, tan especia- 



(1) J. Thoulet. — «Densité de sondages et véracité des cartes bathymétriques Bous-marinea». Anuales de l'Inst. Océa- 
nographique. París. 

(2) A. Germain. — «Traite des Projections des cartes géographiques». París. 



104 Rafael DE BUEN 



les que creo necesario reunir los resultados de los análisis, utilizados para el cálculo, para que 
se comprenda fácilmente la exactitud que pueden tener los fondos medios obtenidos. 

Teniendo en cuenta la irregularidad en la repartición de los sedimentos de la bahía de 
Palma de Mallorca y tratando de buscar, por todos los medios posibles, la ley que rige su 
distribución, he calculado también los fondos medios de los resultados de los análisis, des- 
pués de tratar la muestra por ácido clorhídrico, que suprime los carbonatos cuya enorme canti- 
dad en la bahía podía enmascarar la verdadera ley. 



Cálculo de los fondos medios 



Resultados obtenidos antes de atacar la muestra por ácido clorhídrico 



Operación 


Profundi- 
dad 
en metros 


GRAVA 


ARENA 


FANGO 


Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 
cal. 


Total 


369 
388 
409 
440 


5,5 
9 
9 
6 


» 

8,4 

1 
1 


0,1 

24,9 

1,7 

» 


0,2 
32,6 
51,0 

0,1 


0,3 
11,9 
45,2 

0,4 


90,9 

19,8 

2,0 

98,0 


91,5 
89,2 
99,9 
98,5 


8,3 
9,7 

» 

1,3 


0,2 
1,1 
0,1 
0,2 


8,5 

10,8 

0,1 

1,5 


M 4 


2,1 


6,7 


21,0 


14,4 


52,7 


94,8 


4,8 


0,4 


5,2 



Operación 


Profundi- 
dad 


GRAVA 


ARENA 


FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 
cal. 


Total 


370 


15 


» 


0,6 


2,3 


3,4 


71,0 


77,3 


22,2 


0,5 


22,7 


387 


12 


29,3 


29,2 


27,4 


12,7 


24,4 


93,7 


5,4 


0,9 


6,3 


389 


16 


10,1 


33,2 


38,6 


15'7 


9,0 


96,5 


2,8 


0,7 


3,5 


390 


19 


3,5 


38,6 


14,4 


15,2 


23,6 


91,8 


6,7 


1,5 


8,2 


408 


19 


0,6 


5,2 


86,8 


6,9 


0,6 


99,5 


0,3 


0,2 


0,5 


419 


14 


1,8 


12,1 


14,6 


15,3 


29,7 


71,7 


24,8 


3,5 


23,3 


439 


17,5 


16,3 


39,7 


29,2 


9,3 


18,5 


96,7 


2,9 


0,4 


3,3 


M 7 


8,8 


22,7 


30,5 


11,2 


25,2 


89,6 


9,3 


1,1 


10,4 



Operación 


Profundi- 
dad 


GRAVA 






AREN, 


V 




FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 

cal. 


Total 


366 


27 


3,4 


38,7 


32,2 


14,2 


9,7 


94,8 


3,6 


1,6 


5,2 


367 


21 


2,5 


53,3 


45,4 


0,9 


0,1 


99,7 


0,1 


0,2 


0,3 


371 


21 


1,0 


6,0 


7,2 


8,0 


46,5 


67,7 


31,0 


1,3 


32,3 


380 


27 


2,8 


19,3 


21,6 


16,3 


24,5 


81,7 


14,8 


3,5 


18,3 


384 


28 


8,5 


o9,0 


23,8 


18,4 


13,9 


95,1 


3,7 


1,2 


4,9 


391 


23 


1,0 


21,4 


17,7 


15,8 


36,3 


91,2 


7,3 


1,5 


8,8 


392 


21 


1,7 


6,4 


13,2 


17,6 


44,2 


81,4 


15,3 


3,3 


18,6 


407 


27 


10,7 


78,6 


12,4 


3,7 


2,5 


97,2 


2,3 


0,5 


2,8 


410 


26 


8,0 


57,6 


32,6 


4,9 


2,5 


97,6 


2,0 


0,4 


2,4 


418 


21 


52,2 


98,0 


1,4 


0,3 


0,2 


99,9 


0,1 


» 


0,1 


420 


27 


5,1 


34,6 


30,2 


15,0 


13,2 


93,0 


5,6 


1,4 


7,0 


422 


26 


11,4 


45,0 


30,5 


12,1 


8,4 


96,0 


3,1 


0,9 


4,0 


438 


22 


10,3 


25,7 


26,9 


18,7 


22,4 


93,7 


5,3 


1,0 


6,3 


M : 


0-29 
13 


9,1 


40,3 


22,7 


11,2 


17,3 


91,5 


7,2 


1,3 


8,5 



14 



Operación 


Profundi- 
dad 


GRAVA 


ARENA 


FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 
cal. 


Total 


364 


37 


0,4 


6,6 


29,9 


42,6 


19,9 


99,0 


0,6 


0,4 


1,0 


365 


33 


1.5 


51,1 


41,2 


7,0 


0,4 


99,7 


0,1 


0,2 


0,3 


372 


3U 


0,7 


4,6 


19,8 


17,6 


47,9 


89,9 


8,4 


1,7 


10,1 


373 


36 


1.6 


3,2 


21,2 


39,7 


27,5 


91,6 


7,3 


1,1 


8,4 


374 


37 


10,0 


24,6 


28,4 


22,6 


21,5 


97,1 


24 


0.5 


2,9 


378 


39 


7.3 


33,1 


42,4 


18,7 


5,0 


99,2 


0,5 


0,3 


0,8 


379 


33 


1.5 


52,0 


31,0 


11,3 


4,9 


99,2 


0,6 


0,2 


0,8 


382 


34 


3,3 


6,2 


6,4 


6,3 


26,9 


45,8 


47,5 


6,7 


54,2 


383 


31 


9,1 


42,3 


29,2 


14,7 


8,4 


94,6 


4,0 


1,4 


5,4 


394 


33 


' 3,4 


9,0 


9,8 


11,7 


27,6 


58,1 


36,6 


5,3 


41,9 


396 


37 


22,2 


43,1 


32,5 


18.6 


4,8 


99,0 


0,6 


0,4 


1,0 


406 


32 


30,5 


44,5 


27,1 


17,8 


7,6 


97,0 


2,3 


0,7 


3,0 


411 


33 


4,0 


36,7 


23,7 


17,0 


14,3 


91,7 


7,1 


1,2 


8,3 


423 


36 


2,4 


13,5 


26,5 


26,7 


28,0 


94,7 


4,6 


0,7 


5,3 


425 


36 


3,9 


11,9 


19,0 


12,7 


37,3 


80,9 


17,7 


1,4 


19,1 


420 


33 


3,6 


5,9 


7,7 


7,2 


40,9 


61,7 


36,5 


1,8 


38,3 


437 


32 


13,9 


35,5 


26,5 


14,2 


12,9 


89,1 


9,3 


1,6 


10,9 


,, 30-39 

M „ 


7,0 


24,9 


24,8 


18,1 


19,7 


87,5 


10,4 


2.1 


12,5 



Operación 


Profundi- 
dad 


GRAVA 


ARENA 


FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 
cal. 


Total 


355 


41 


9,0 


32,1 


36,5 


22,6 


8,0 


99 2 


0,3 


0,5 - 


0,8 


361 


49 


2,0 


29,8 


38,5 


20,0 


9,9 


98,2 


1.1 


0,7 


1,8 


363 


47 


22,7 


37,4 


19,3 


10,5 


12,3 


79.5 


13.8 


6,7 


20,5 


376 


40,5 


3,2 


56,2 


36,2 


5,9 


1,5 


99,8 


0,2 


i 


0,2 


377 


40 


3,2 


25,0 


36,6 


20,9 


14,5 


97,0 


2,5 


0,5 


3,0 


397 


44 


10,8 


27,9 


31,4 


20,0 


16,4 


95,7 


3,6 


0,7 


4,3 


400 


48 


6,1 


32,6 


31,2 


14,4 


11,6 


89,8 


8,0 


2,2 


10,2 


401 


48 


24,4 


45,3 


25,5 


11,6 


9,2 


91,6 


6,8 


1,6 


8,4 


402 


49 


21,4 


39,1 


22,1 


11,4 


13,4 


86,0 


12,1 


1,9 


14,0 


404 


48 


17,4 


27,1 


24,0 


17,8 


18,1 


87,0 


12,1 


0,9 


13,0 


405 


44 


3,5 


21,5 


25,0 


16,3 


25,4 


S8,2 


11,0 


0,8 


11,8 


412 


42 


7,8 


35,9 


33,1 


15,4 


10,3 


94,7 


4,5 


0,8 


5,3 


414 


40 


I2,y 


41,9 


31,7 


17,4 


8,0 


99,J 


0,7 


0,3 


1,0 


415 


45 


2,9 


28,2 


22,7 


16,3 


24,8 


91,0 


7,4 


0,6 


8,0 


416 


45 


12,6 


52,6 


31,5 


10,5 


4,4 


99.0 


0,7 


0,3 


1,0 


417 


42 


4,4 


33,2 


31,2 


15,5 


14,1 


94,0 


5,2 


08 


6,0 


424 


43 


6,8 


28,8 


14,4 


9,7 


28,4 


81,3 


16,4 


2,3 


18,7 


M 17 


10,1 


35,0 


28,9 


15,1 


13,5 


92,5 


6,2 


1,3 


7,5 



Operación 


Profundi- 
dad 
en metros 


GRAVA 


ARENA 


FANGO 


Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 
cal. 


Total 


356 
357 
359 
360 
395 
398 


55 
53 
57 
51 
53 
53 


2,6 
8,0 
3,5 
6,0 
2,3 
7,9 


30,2 
38,4 
17,8 
40.6 
29,3 
33,6 


26,3 
22,9 
164 
29,7 
2S.5 
29,7 


16,7 
12,3 
10,5 
13.7 
14,9 
15,3 


20,9 

14,4 

20,0 

9,4 

21,9 

13,0 


94,1 

88.0 
64,7 
93,4 
91,6 
91,6 


4,5 
9,8 
27.1 
4,7 
7,5 
7,3 


1 4 
2,2 
82 
1,9 
09 
1,1 


5,9 
12.0 
35,3 

6.6 

8,4 

8.4 


,, 50-59 
M 6 


5,1 


31,6 


25,1 


13,9 


16,6 


87,2 


10,2 


2,6 


12 8 



Resultados obtenidos después de atacar la muestra por ácido clorhídrico 



Operación 



369 
388 
409 
440 



Profundi- 
dad 
en metros 



5,5 
9 
9 
6 



M 



0-9 



CALIZA 



93,6 
92,0 
98,2 
95,0 



94,7 



Gruesa 



0,2 



0,1 



ARENA 



Mediana 



0,4 



0,1 



Fina 



0.4 
0,3 



0,2 



Muy fina 



4,5 
2,0 
0,2 
3,7 



2,6 



Total 



4,5 
3,0 
0,5 
3,7 



3,0 



Finísima 



0,7 
J,3 
0,1 
0,6 



0,9 



FANGO 



Arcilla 



1,2 
2,7 
1,2 
0,7 



1,4 



Total 



1,9 
5,0 

1,3 
1,3 



2,3 



Operación 


Profundi- 
dad 


CALIZA 


ARENA 




F AN G 


D 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 


Total 


370 


15 


91,3 


» 


» 


0,1 


3,8 


3,9 


3,3 


1,5 


4,8 


387 


12 


94,3 


0,1 


0,3 


0,4 


1,7 


2,5 


1,1 


2,1 


3,2 


389 


16 


96,4 


0,1 


0,3 


0,3 


0,6 


1,3 


0,8 


1,5 


2,3 


390 


19 


94,6 


0,1 


0,2 


0,4 


1,6 


2,3 


1,3 


1,8 


3,1 


408 


19 


98,7 


» 


0,1 


0,1 


0,2 


0,4 


0,2 


0,7 


0,9 


419 


14 


95,9 


» 


» 


0,1 


0,1 


0,2 


0,7 


3,2 


3,9 


439 


17,5 


96,8 


0,1 


0,3 


0,2 


1,1 


1,7 


0,3 


1,2 


1,5 


M 1(M9 

M 7 


95,4 


0,1 


0,2 


0,2 


1,3 


1,8 


1,1 


1,7 


2,8 



Operación 


Profundi- 
dad 


CALIZA 


ARENA 


FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 


Total 


366 


27 


97,2 


» 


» 


» 


» 


» 


0,9 


1,9 


2,8 


367 


21 


97,3 


0,1 


0,1 


0,2 


0,1 


0,5 


0,9 


1,3 


2,2 


371 


21 


90,1 


» 


> 


0,1 


1,9 


2,0 


4,9 


3,0 


7,9 


380 


27 


96,3 


» 


» 


0,1 


0,1 


0,2 


0,1 


3,4 


3,5 


384 


28 


96,4 


0,5 


0,2 


0,2 


0,3 


1,2 


0,6 


1,8 


2,4 


391 


23 


94,5 


0,1 


0,5 


0.7 


1,2 


2,5 


1,0 


2,0 


3,0 


392 


A 


91,7 


0,2 


0,4 


1,1 


1,5 


3,2 


1,7 


3,4 


5,1 


407 


27 


98,5 


> 


» 


> 


» 


» 


0,3 


1,2 


1,5 


410 


26 


98,4 


1 


t 


» 


0,1 


0,1 


0,3 


1,2 


1,5 


418 


21 


99,4 


0,1 


» 


» 


» 


0,1 


0,1 


0,4 


0.5 


420 


27 


97,4 


» 


0,1 


0,1 


0,1 


0.3 


0,6 


1.7 


2,3 


422 


26 


56,8 


0,3 


0,3 


0,2 


0,1 


0,9 


0,5 


1,8 


2,3 


438 


22 


95,9 


0,3 


0.4 


0,4 


0,7 


1,8 


0,7 


1,6 


2,3 


20-29 
M 13 


96,1 


0,1 


0,2 


0,2 


0,5 


1,0 


1,0 


1,9 


2,9 



Operación 


Profundi- 
dad 


CALIZA 


ARENA 


FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 


Total 


364 


37 


98,9 


> 




> 


0,1 


0,1 


0,1 


0,9 


1,0 


365 


33 


99,1 


» 




» 


» 


> 


0,1 


0,8 


0,9 


372 


30 


92,9 


» 


0,2 


0,4 


1,9 


2.5 


1,5 


3,1 


4,6 


373 


36 


95,2 


» 


0,2 


0,7 


1,0 


1,9 


1,2 


1,7 


2,9 


374 


37 


94,9 


0,5 


0,2 


1,7 


1,1 


3,5 


0,3 


1,3 


1.6 


378 


39 


98,6 


> 


0,1 


0,2 


0,1 


0,4 


0,3 


0,7 


1,0 


379 


33 


99,2 


» 




» 


0,1 


0,1 


0,1 


0,6 


0,7 


382 


34 


88,7 


» 


0,1 


0,1 


0,6 


0,8 


4,7 


5,8 


10,5 


383 


31 


95,8 


0,4 


0,4 


0,4 


0,4 


1,6 


1,0 


1,6 


2,6 


394 


33 


91,1 


0,1 


0,1 


0,2 


0,5 


0,9 


2,9 


5,1 


8,0 


396 


37 


99,4 


B 




0,1 


B 


0,1 


0,1 


0,4 


0,5 


406 


32 


97,6 


» 




0,1 


0,1 


0,2 


0,5 


1,7 


2,2 


411 


33 


97,5 


» 




» 


B 


» 


0,9 


1,6 


2,5 


423 


36 


97,6 


0,1 


0,2 


0,1 


0,1 


05 


0,7 


1,2 


1,9 


425 


36 


96,2 


» 




0,1 


0,6 


0,7 


1,1 


2,0 


3,1 


426 


33 


94,9 


» 




0,1 


0,5 


0,6 


1,8 


2,7 


4,5 


437 


32 


95,0 


0,3 


0,4 


0,2 


0,2 


1,1 


1,0 


2,9 


3,9 


., 30-39 

M „ 


96,0 


0,1 


0,1 


0,3 


0,4 


0,9 


1,1 


2,0 


3,1 



Operación 


Profundi- 
dad 


CALIZA 


A R E X A 


FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 


Total 


355 


41 


98,6 


» 


» 


0,2 


0,3 


0,5 


0,1 


0,8 


0,9 


361 


49 


98,8 


0,1 


0,1 


» 


» 


0,2 


0,1 


0,9 


1,0 


363 


47 


94,2 


» 


» 


> 


> 


B 


1,6 


4,2 


5,8 


376 


40,5 


99,2 


0,1 


b 


» 


» 


0,1 


0,! 


0,6 


0,7 


377 


40 


98,7 


» 


> 


0,1 


0,1 


0,2 


0,2 


0,9 


1,1 


397 


44 


98,8 


0,1 


» 


> 


0,1 


0,2 


0,4 


0,6 


1,0 


400 


48 


97,8 


B 


» 


» 


> 


» 


0,7 


1,5 


2,2 


401 


48 


98,2 


» 


> 


B 


» 


» 


0,4 


1,4 


1,8 


402 


49 


97,7 


» 


» 


» 


» 


» 


0,5 


1,8 


2,3 


404 


48 


97,4 


» 


0,1 


0,1 


0,1 


0,3 


1.2 


1,1 


2,3 


405 


44 


96,9 


» 


» 


0,1 


0,2 


0,3 


1,5 


1,3 


2,8 


412 


42 


98,2 


■ 


» 


» 


0,1 


0,1 


0,5 


1,2 


1,7 


414 


40 


99,2 


B 


» 


0,1 


0,1 


0,2 


0,2 


0,4 


0,6 


415 


45 


99,1 


» 


» 


» 


0,1 


0,1 


0,4 


0,4 


0,8 


416 


45 


993 


• 


> 


» 


» 


» 


0,1 


0,6 


0,7 


417 


42 


98,9 


0,1 


» 


> 


> 


0,1 


0,4 


0,6 


1,0 


424 


43 


95,3 


0,1 


1 


0,2 


0,7 


1,0 


1,4 


2,3 


3,7 


m 4 °- 49 
M 17 


98,0 






0,1 


0,1 


0,2 


0,6 


1,2 


1,8 



Operación 


Profundi- 
dad 


CALIZA 


ARENA 


FANGO 




















en metros 




Gruesa 


Mediana 


Fina 


Muy fina 


Total 


Finísima 


Arcilla 


Total 


356 


55 


97,3 


> 


» 


b 


0,2 


0,2 


0,5 


2,0 


2,5 


357 


53 


96,3 


> 


» 


» 


0,2 


0,2 


1,0 


2,5 


3,5 


359 


57 


92,4 


» 


» 


» 


0,1 


0,1 


2,0 


5,5 


7,5 


360 


51 


97,0 


0,1 


0,1 


» 


B 


0,2 


0,7 


2,1 


2,8 


395 


53 


98,1 


» 


» 


> 


0,1 


0,1 


0,7 


1,1 


1,8 


398 


53 


98,1 


» 


» 


B 


» 


» 


0,6 

0,9 


1,3 


1,9 


M 6 


96,6 








0,1 


0,1 


2,4 


3,3 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 109 

Con los resultados de los fondos medios he construido las gráficas que acompañan a este 
texto. Es el método gráfico el más cómodo cuando queramos averiguar la ley a la que obe- 
decen los fenómenos naturales. Los resultados que se obtienen, así expresados, nos dan las 
leyes, en el caso de que sean constantes, con tal claridad que contemplados luego, aun por 
gentes no dedicadas a los estudios de que se trata, es posible comprobar rápida y fácilmen- 
te la exactitud de las afirmaciones, de las consecuencias obtenidas por el autor del trabajo. 
Procuraré servirme de este procedimiento siempre que me sea posible para mostrar la aproxi- 
mación o veracidad de las consecuencias que derive. 

No existiendo corrientes constantes que regulen la distribución de los sedimentos, en la 
bahía de Palma de Mallorca, no necesitaría hablar de los procedimientos prácticos que pue- 
den utilizarse para averiguar su influencia. No obstante, como se trata de un factor importan- 
te, con el cual hay que contar casi siempre, indicaré el medio recomendado por Thoulet (1) con 
el cual, reproduciendo la realidad, tan buenos resultados se obtienen. 

Se utiliza un recipiente rectangular de cristal de 70 x 40 centímetros y de una altura de 8 
centímetros ; una vez lleno de agua se coloca dentro, verticalmente, una lámina delgada (de 
unos 15 centímetros de altura) de plomo, a la cual, gracias a su flexibilidad, puede darse una 
forma semejante al perfil de la costa en la que exista una corriente conocida, cuya influencia 
queramos averiguar. Se esparcen en la superficie del agua raspaduras de corcho que permane- 
cen en flotación y se produce una corriente de aire en la dirección de la corriente marina cono- 
cida ; esa corriente arrastrará el corcho en diferentes sentidos según los obstáculos que vaya 
encontrando en la costa ; dejará zonas de calma en algunos lugares ; nos indicará, en una pala- 
bra, dónde son arrastrados los sedimentos y qué lugares permanecen en reposo permitiendo 
su depósito. 

Es recomendable, para aproximarse más a la realidad, utilizar en lugar de láminas de plo- 
mo lisas, láminas rugosas ; lo que se consigue fácilmente pegando gruesos granos de arena a 
una lámina de plomo ordinaria. 

Para darse cuenta de la distribución de los sedimentos me ha comunicado Thoulet, cuyas 
indicaciones con tanto agrado y devoción recibo, un procedimiento que he utilizado con exce- 
lentes resultados. Consiste en dibujar, en una extensión grande, el perfil de la costa estudiada 
y situar los puntos explorados colocando en ellos una cierta cantidad del sedimento obtenido. 
Se consigue por este procedimiento una visión tan grande de la realidad que se obtienen con- 
secuencias con una claridad no esperada. Por este medio el estudio de una región invisible se 
hace semejante al estudio claro de la geología terrestre, en la cual comprobamos todo a sim- 
ple vista. 

Distribución de los sedimentos 

La repartición de los sedimentos sumergidos suele depender de una ley general enlazada 
•con las profundidades a que llegan las corrientes o se deja sentir la influencia de las olas. 
En los puntos cercanos a la costa, donde las olas remueven con ímpetu las aguas, sólo lo- 

(1) «Étude bathylithologique des cotes du golfe de Lion». Atmaiet </< l'Institut Ui-íanrxjruphique. París 1912. 



Taat 



o por CLtn.Co 



B 



1 

•i 
O 

ir 















_. 


K) 




l\> 


«j 


o* * 


* 






o 




o 




Ui 






U> 


o 


m o 


1^1 


o < 


Jl 


i~ 






i 


1 




1 


1 


V 


1 


1 


1 1 


1 


1 




w 




< 




o 


1 
— i 




• 


""^sC 












«SiJSí»- 








— 


1 > 


























u* 


i? 




• 


> 

X 

ni 










/ 








1 




• I- 
























ro 


— lo 




/ 


» 








• 












o 




• 


•n 








s 










1 






/ 


2 








s 














1 c 




/ 


> 








s 












M 


! ** 












* 












ir 


i 




\\ 


'•. 








% 

\ 












o 


— \ 








''•.. 






\ 




-SSTS 5 ^ 






— 


u 


\ 




> 

i 




















en 


i 








3 




% \t 
















/ 




• 






T V^ 












*> 


— / 




/ 




\jP 






^N*^ 












O 




/ 










V 


















\ 




| * 






/ 












Id 






\ 










/ 












ü 


— \ 
\ 




\ 










/ 

/ 












U 






* 






/ 













O 




































1 




| 






1 


1 


1 1 


| 


1 








Tanto por cunto 



o 

ir 



o 



CD 
O 



O 

o 



a 

n 


Ti 


5 


•6 
e 

n* 


-5 






P 


c 


rt 


3 




5 


gr 


fo 



» 

T3 
O 

-I 

O 

5 



3 S — 



-5 







i r 


1 1 1 








: > 


. 


\ j** 








> : 2 


\ 


\ ^> 










\ 


J*^yÜ* 








\: ^ 


1 


>^**^* 








■: > 


\ 










**': 












■1 










3 


5 




\ 








3Í 










> 






\ 

1 
\ 






















;> 






















.1 


\\ 











» 


J 








t 


* 








/ 


/ 








/ y 






- 






( <. 


^ 












^ 






—— ' 




\ 


■■V. 










\ 













\ 


^^ 


— 








1 1 


1 1 1 







o 

73 
> 
Ti 

— 

> 

en 

H 
73 

> 

> 

> 

en 

n 
o 
z 

r 
O 
en 

73 

ra 
en 

C 

r 
H 
> 

O 

O 
en 

D 

m 

r 

O 
en 

Ti 

O 

D 

O 
en 

ro 

a 

o 

en 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma i i i 

grarán depositarse partes gruesas ; a medida que la profundidad aumenta y disminuye el mo- 
vimiento se irán sedimentando elementos más finos ; en los puntos en que el medio líquido 
esté en completo reposo se depositarán y permanecerán las partículas más tenues : las arcillas 
y los granos finísimos que constituyen el fango. 

Tenemos de esta manera que desde las arenas gruesas de muchas playas se va pasando por 
términos insensibles a los fangos, situados más o menos lejos de la costa según las condiciones 
del lugar estudiado. 

En la bahía de Palma de Mallorca, debido a las especiales condiciones que reúne, y que' 
han sido estudiadas en capítulo anterior, los sedimentos no obedecen en su distribución al 
orden general, presentando una irregularidad tan grande que no es posible hallar con facilidad 
una ley. Basta contemplar el mapa batilitológico para observar este desorden : se ve que las 
arenas penetran hasta el centro de la Bahía y, por el contrario, la zona más fangosa (op. 382 de 
fango arenoso y 394 de fango muy arenoso) se halla a pequeña distancia de la costa y en el 
fondo de ella. 

Esta irregularidad deriva sin duda de las condiciones especiales de la Bahía y principal- 
mente de dos : una la falta de aportes terrestres y otra el reposo de sus aguas. Ya he indicado 
en capítulo anterior que no desemboca ningún río en ella existiendo tan sólo pequeños torren- 
tes, en número limitado, que permanecen en seco casi todo el año ; llevando agua únicamente 
en las épocas de lluvia, tan escasas en la Isla. 

Las aguas de la Bahía están casi siempre en completo reposo a causa de lo cerrada que es 
y por la falta de corrientes debida a que, ocupando las Islas Baleares el centro del Mediterrá- 
neo occidental, están aisladas de la circulación general de este mar, que sigue las costas de los 
continentes. 

Por lo resguardada que es y por la dirección en que se abre su entrada, los vientos fuertes no 
penetran en la bahía de Palma. Del Norte, que es el que origina los grandes temporales en 
esa región, no solamente está defendida por su posición, sino principalmente por la cadena de 
montañas que ocupan toda la costa Norte de la Isla, extendiéndose en dirección NE. a SW. 
Por todo ello este viento no es apenas perceptible en la isla de Mallorca, mientras en Menorca, 
que carece de montañas, se deja sentir con enorme intensidad. Los vientos comunes y levante 
y poniente no penetran tampoco (si acaso ligeramente el poniente). Únicamente está abierta 
al sector SW., precisamente el de los vientos menos comunes en la región. 

Por todos estos caracteres la Bahía es sumamente tranquila. Sus aguas, que apenas si se 
mueven, y su escasa profundidad, relativamente, hacen que, unida la intensidad con que el sol 
las hiere, tengan una temperatura sumamente elevada (1). Todos estos caracteres deben favore- 
cer el enorme desarrollo que las algas calcíferas adquieren, desarrollo tan grande que puede 



(1) Los mismos días en que fueron capturados los fondos, se tomaron abundantes temperaturas del agua superficial 
Muestran los datos obtenidos pequeñas variaciones, puesto que oscilan entre 26°4 (op. 435 del 24 de Agosto y 436 del 25 tío 
Agosto) y 27°8 (op. 368 del 21 de Agosto). Se comprende esta uniformidad teniendo en cuenta que fueron tomadas Bola- 
mente durante los días 21, 22, 23, 24 y 25 de Agosto de 1915. 

Las variaciones diurnas son pequeñas, las mayores observadas alcanzan próximamente medio grado. Claro que > si - 
datos no son suficientes para juzgar sobre la temperatura de las aguas de la Bahía, pero nos indican desde luego un 
men de calor que es el común en la región. 



112 Rafael DE BUEN 



decirse que todo el fondo está ocupado, casi exclusivamente, por sus pedazos, a los que se 
unen conchas de moluscos y otros restos orgánicos calizos. 

Teniendo esto en cuenta nos explicamos fácilmente el enorme predominio de partes grue- 
sas en los fondos, formadas casi solamente por restos calizos orgánicos, como lo demuestra su 
desaparición completa después del tratamiento de las muestras por ácido clorhídrico. 

El pequeño islote de fango arenoso (op. 382) y los de fango muy arenoso existentes en el 
fondo de la Bahía (op. 394, 426, 419, 371, etc.) indican, casi sin excepción, la proximidad de 
un torrente (riera, como los llaman en la Isla). Estos sedimentos finos provienen de aportes te- 
rrestres que se depositan cerca de tierra en virtud de condiciones especiales, sobre todo gracias 
al reposo de las aguas y gracias a la existencia, en el fondo, de algas calizas cuyos restos for- 
man un sedimento muy suelto cuyos intersticios llenan sin dificultad las partes fangosas, en- 
contrando una protección contra la influencia de las olas o corrientes ; ayudaría también a esta 
defensa el enorme desarrollo de Zosteráceas que invaden todo el suelo, en esos lugares, dando 
fijeza a los sedimentos. 

Teniendo en cuenta que el fondo está ocupado por restos de algas calizas y que estos restos 
son sumamente irregulares y dejan grandes espacios entre sí, podía suponerse que los sedi- 
mentos finos que se depositen en el centro de la Bahía, además de ser escasos ya de por sí, caen 
entre los instersticios hasta cierta profundidad, de manera que la parte superficial del sedimen- 
to (que es la única capturada para el análisis) no los contiene más que en pequeñísima cantidad. 

Por todo lo que acabo de indicar se comprende que la característica de la bahía de Palma 
sea el completo desorden, ocasionado sobre todo por el excesivo desarrollo de organismos con 
envueltas calizas. En medio de este desorden se observa el predominio, en los fondos, de ele- 
mentos gruesos, que hacen que esté invadida toda ella por arenas o arenas fangosas, siendo 
muy raros los sedimentos de fango muy arenoso, rarísimos los de fango arenoso y faltando en 
absoluto el fango. 

Con este resumen bastaría para dar una idea de la característica litológica de la región, pero 
con el fin de aclarar con datos estas consideraciones y para comparar con detalle los resulta- 
dos, de los cuales tal vez sea posible obtener alguna ley el día en que sean estudiadas regiones 
semejantes, voy a tratar separadamente de cada una de las categorías de granos que forman los 
fondos teniendo en cuenta los datos obtenidos en los análisis ; tal vez pueda aumentar el inte- 
rés de esta comparación la misma excepcionalidad de la región estudiada. 



Distribución de la grava 

La grava es sumamente abundante en la Bahía, encontrándose en toda su extensión, ex- 
cepto una pequeña zona entre Cala Estancia y Cap Enterrocat, donde en los cuatro puntos 
(cercanos a tierra) estudiados (op. 369, 370, 409 y 440) falta en absoluto o existen tan sólo 
indicios. 

Esta región sin grava es característica bajo diversos puntos de vista : corresponde a la zona 
de playas dilatadas de la Bahía, playas cuyas arenas, como veremos más adelante, a pesar de 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



ii3 



ser por completo calizas no parecen formadas por restos de organismos. Sin duda la falta de 
grava será debida a ser una zona bastante removida por el oleaje que frotando unos pedazos 
con otros los dividirá en granos de pequeño tamaño. Al estudiar la arena insistiremos sobre 
este punto. 

En el resto de la Bahía existe la grava, como puede verse en el mapa, en cantidad variable. 
Su distribución es sumamente irregular, por lo cual es difícil obtener la ley que la preside, pa- 
reciendo no depender su cantidad de ningún factor. 



Bahía de Palma 

Distribución de la grava 




Contemplando los resultados de los fondos medios se observa que existe un aumento de 
grava desde la costa hasta 30 metros de profundidad, disminuyendo luego algo entre 30 y 39 
metros para aumentar de nuevo hasta los 50 metros y descender finalmente de una manera 
brusca a mayor profundidad. Como estos resultados guardan cierta relación con los obtenidas 
en la arena gruesa, parece que deben obedecer a alguna causa ; teniendo en cuenta que las 
partes gruesas de los fondos están constituidas casi absolutamente por restos orgánicos y sobre 
todo de algas calizas, parece natural que en su distribución guarden relación estrecha con el 
mayor o menor desarrollo de estas algas. Los resultados obtenidos pudieran, teniendo esto en 
cuenta, indicarnos que la profundidad más favorable, para el desarrollo de las algas coraliná- 

15 



ii 4 Rafael DE BUEN 



ceas, es de 40 a 49 metros, donde hallamos el máximo de grava y una gran cantidad de arena 
gruesa, y que desde la costa hacia mayores profundidades van encontrando mejores condicio- 
nes de vida ; el que entre 30 y 39 metros exista un mínimo es difícil de explicar e impide la 
completa veracidad de estas consideraciones. Su menor desarrollo a poca profundidad se ex- 
plica en cambio fácilmente teniendo en cuenta que en esa zona las olas dejan sentir su influen- 
cia en el fondo y además las condiciones especiales de la Bahía, que permiten un depósito rá- 
pido, cerca de la costa, de los sedimentos fangosos arrastrados por los riachuelos. 

La grava está siempre constituida, casi exclusivamente, por restos orgánicos cuyos carac- 
teres serán estudiados más adelante. En algunos fondos existen pedazos de verdadera grava, 
al parecer no orgánicos, pero que sin embargo desaparecen al tratarlos por ácido clorhídrico ; 
esta grava caliza, que pudiéramos creer de origen terrestre, la encontramos, como se ve mi- 
rando el mapa urológico (1), en las partes centrales de la Bahía, lo que nos permite suponer 
que debe también su origen a los organismos. En algunas operaciones se han hallado pedazos 
de grava no caliza, entre ellos dominan los restos de carboncilla (que carecen de interés para 
nosotros), arrojados por los vapores, a su paso. En las operaciones 397 y 437 se han encontra- 
do pedazos de cuarzo, tan sólo uno en cada una ; el de la operación 397 pesó 2 gramos 320 
miligramos. En la operación 383 fué hallado un pedacito de feldespato Ortosa y finalmente 
en la op. 442 se encontró un trocito de roca, desgraciadamente indeterminable por su escaso 
tamaño. 

Distribución de la arena 

La arena es la parte dominante de todos los fondos de la bahía de Palma. Si estudiamos 
con detalle su composición observaremos que está formada por pedazos de algas calizas y 
gran cantidad de restos de conchas y micromoluscos a los que se unen, en menor proporción, 
restos de briozoos, de equinodermos, de foraminíferos, etc. ; encontramos también algunos gra- 
nitos de caliza que no muestra estructura orgánica, aunque esto no nos indique que no tienen 
ese origen ; finalmente, los minerales no calizos son tan escasos que casi siempre, después de 
atacar por ácido clorhídrico un fondo, desaparece casi toda la arena y sobre todo las partes 
gruesas que son las más abundantes. 

Dominan generalmente en la arena las categorías de granos más gruesos, lo que se explica 
fácilmente teniendo en cuenta la tranquilidad de la Bahía y el que provienen en su mayor 
parte del desmenuzamiento de restos orgánicos grandes. Hay solamente una zona, de la cual 
he hablado ya al tratar de la grava, entre Cala Estancia y Cap Enderrocat, en la que los fon- 
dos, aunque arenosos, presentan pequeñísima cantidad de elementos gruesos, estando cons- 
tituido casi todo el sedimento por la arena muy fina (Op. 369, 370 y 440). En estos fondos 
no se encuentran más que escasísimos restos orgánicos, lo que podría indicar que son de ori- 
gen terrestre ; tratados por ácido clorhídrico desaparece casi todo, mostrando se trata de sedi- 
mentos del mismo carácter que los del resto de la Bahía. Parece más natural, que suponerlos 
de origen casi por completo terrestre, creer que se trata de sedimentos de origen orgánico, so- 



(1) Es la única que se indica en el mapa. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



US 



bre todo ; pero en los que los restos de organismos, debido a ser una zona batida por las olas, 
están triturados, reducidos a fragmentos pequeños y rodados en los cuales es imposible des- 
cubrir su verdadero origen ; si fueran debidos a aportes terrestres tendrían que acusar, con 
toda seguridad, un aumento de granos no calizos, en relación con los demás fondos, orgánicos, 
de la Bahía. 

Los fondos medios no nos proporcionan ningún dato de interés sobre la ley que preside a 
la distribución de la arena ; hay que tener en cuenta el que no podemos dar garantías de 



Bahía de Palma 

Distribución de la arena 




exactitud a los resultados de los fondos medios porque los datos utilizados para su cálculo 
son sumamente irregulares, indican el desorden característico de la Bahía. Lo único que queda 
demostrado es el dominio de la arena, pues se observa que siempre alcanza más del 87 por 
100 del fondo, no bastando a disminuir esta cantidad los escasos islotes de fango muy arenoso 
y fango arenoso existentes. Las zonas que acusan un mínimo de arena se encuentran gene- 
ralmente cerca de tierra señalando casi todas, como ya ha sido dicho anteriormente, la proxi- 
midad de algún riachuelo. En la boca de la Bahía, coincidiendo con las máximas profundi- 
dades, se observa también un aumento de fango que indica, sin duda, que las plantas y ani- 
males de envueltas calizas empiezan a encontrar desfavorables condiciones para su desarrollo. 



n6 Rafael DE BUEN 



Pocas consecuencias se pueden obtener de la repartición de la arena ; sin embargo, la 
misma irregularidad de distribución y su composición son datos sumamente interesantes que 
nos indican la influencia del factor vida, el enorme trabajo de los seres, cuyos restos van re- 
llenando lentamente la Bahía. 



Distribución del fango 

Respecto a la proporción total de fango nada he de indicar por ser inversa a la de arena, 
ya estudiada. Únicamente, es interesante hacer notar la escasa cantidad de arcilla, que llega 
a faltar por completo (Op. 418), que contienen los fondos de la Bahía. Siendo en ésta la tran- 
quilidad muy grande se comprende que sólo poquísimas partículas sean desmenuzadas hasta 
convertirse en arcilla. Además, como he señalado ya, en los puntos en que la grava, de ori- 
gen orgánico, y elementos gruesos cubren la superficie de los sedimentos, las partículas ar- 
cillosas, y en general las del fango, deben penetrar entre los intersticios hasta cierta profundi- 
dad, no pudiendo capturarlas al sondar. Es lo que debe pasar en la operación 418 en la que, 
como muestra su análisis, solamente la arena gruesa constituye el 98 por 100 del fondo y la 
mitad de todo el sedimento pertenece a la grava (el 52,2 por 100). Debe influir, sin embargo, 
en el caso citado el que se capturó escasísima cantidad de fondo, lográndose, seguramente, 
obtener sólo la parte superior constituida precisamente por los elementos orgánicos gruesos. 



Distribución de la arena que queda después de atacado el fondo 

por ácido clorhídrico 

A pesar de ser la parte arenosa la dominante en los fondos, observamos que después del 
ataque de la nuestra por ácido clorhídrico desaparece casi por completo, puesto que, como 
muestra el mapa siguiente, encontramos un máximo de 4,5 por 100, y en general solamente al- 
gunas décimas. 

Los fondos medios nos indican que la arena después del ácido clorhídrico, que suprime 
la influencia del factor vida al destruir los carbonatos, obedece en su distribución a la ley ge- 
neral que regula la distribución de los sedimentos ; vemos en efecto que decrece de una ma- 
nera uniforme desde la costa hasta la zona más profunda, estudiada. 

La cantidad de caliza que contienen puede aclararnos el origen de las arenas. Las cerca- 
nas a la costa pueden ser de origen terrestre, teniendo en cuenta la constitución geológica de 
Mallorca, formada casi exclusivamente por calizas ; sin embargo, ya hemos visto que todas de- 
muestran claramente, por el aspecto de sus elementos, su origen orgánico. Solamente las de 
la zona cercana a Republicans no tienen esa constitución, aunque ya he indicado pueden 
tener el mismo origen. Deben influir en esa zona de playas de la Bahía los aportes de tie- 
rra, pues, como se ve en el mapa este, encontramos en ella los máximos de arena, después 
de atacado el fondo por ácido clorhídrico (Operaciones 369, 370 y 440). 

Mirando este mismo mapa se observa que en la parte exterior de la Bahía la arena que 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



117 



queda después del OH es escasísima, tanto que no alcanza nunca más de 0,5 por 100 y que 
falta con frecuencia ; en el fondo, en cambio, encontramos siempre más de 0,5 por 100 ; de- 
pende esto de ser en esa zona más abundantes los aportes terrestres (1) que ocasionan un au- 
mento, más perceptible aun en la proximidad de la costa, donde los resultados son siempre 
superiores al 2,0 por 100. 



Bahía de Palma 

Distribución DE LA ARENA 

DESPUÉS DE ATACADA LA 
MUESTRA POR CLH 




Distribución del fango después del ataque por ácido clorhídrico 

La cantidad de fango disminuye considerablemente después del ataque por ácido clorhí- 
drico, a pesar de que éste, destruyendo las partes gruesas calizas, deja en libertad los ele- 
mentos fangosos no calizos que contienen englobados. 

La distribución del fango después del C1H guarda relación con la que tenía antes del 
ataque : observamos que los máximos coinciden con las zonas de sedimentos fangosos (opera- 
ciones 382, 394, 371, etc., del fondo de la Bahía ; op. 359 y 363 de la boca) y los mínimos con 



(1) Hemos visto en el capítulo dedicado a condiciones de la Bahía que tidt;s los riachuelos importantes desembocan 
en esa región. 



n8 Rafael DE BUEN 



la región del centro de la Bahía ocupada por fondos de arena. Fijándose en los resultados de 
los fondos medios se observa que el fango después del C1H no obedece a la ley de distribu- 
ción de los sedimentos, a pesar de haberse eliminado todos los productos de origen orgánico ; 
vemos, en efecto, que si bien aumenta al principio con la profundidad, luego entre 40 y 49 me- 
tros desciende bruscamente alcanzando la mínima cantidad obtenida. Esta zona de 40 a 49 me- 
tros debe reunir caracteres especiales ; la vida debe ser en ella exuberante, y las partículas 
finas, por tanto, raras. En el fango calizo se observa ya un descenso a esas profundidades, 
como hemos visto. Teniendo en cuenta esto? resultados, parece debe suponerse que en el 
fango, aun después de atacada la muestra por ácido clorhídrico, se deja sentir la influencia del 
factor vida. 

Se nota, en general, después del C1H, un aumento de arcilla y una disminución bastante 
grande de granos finísimos, esto no quiere decir que la arcilla no sea caliza, pues vemos que 
cuando el fondo contiene gran cantidad disminuye también mucho ; ese aumento está produ- 
cido por la que contienen englobada las otras categorías y que abandonan por el ataque 
por C1H. 



Minerales de los fondos 



Distribución e importancia de la caliza 

La cantidad de caliza que contienen los fondos oscila entre un mínimo de 90,1 por 100, 
hallado en la operación 371, y un máximo de 99,4, es decir, casi todo el sendimento, en las ope- 
raciones 396 y 418. Los fondos medios nos señalan perfectamente esta proporción exagerada, 
puesto que varían del 94,7 por 100 en la zona de o a 9 metros de profundidad, al 98,0 por 100 
entre 40 y 49 metros. 

Esta proporción de elementos calizos es debida a dos factores importantes: i.°, la consti- 
tución geológica de la isla; 2. , el desarrollo enorme que alcanzan los organismos con esque- 
leto calizo. En el capítulo anterior hemos visto que los terrenos cercanos a la Bahía son exclu- 
sivamente calizos y, por tanto, los riachuelos sólo arrastran sedimentos de esta naturaleza , 
excepto, tal vez, los torrents del Oeste de Palma, que llegan, en su origen, a la zona de man- 
chones eruptivos y pueden llevar minerales no calizos en mayor abundancia, aunque siempre 
en escasa proporción. 

Respecto al enorme desarrollo de los organismos con esqueleto calizo ya he hablado con 
suficiente detalle, indicando además que tal vez la zona más favorable para su vida sea la 
comprendida entre 40 y 49 metros de profundidad, donde se acusa el máximo de caliza. 

Teniendo en cuenta las causas señaladas se comprende la importancia que tiene el estudio 
de la caliza que nos proporciona no solamente un dato de interés geológico, sino también bio- 
lógico. Analizándola es como mejor se comprenden las condiciones extraordinarias de la bahía 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 



119 



de Palma, sobre todo si además de calcular su tanto por ciento estudiamos con detalle el as- 
pecto de los pedazos, tratando de averiguar su origen. 



Bahía de Palma 
Distribución de la caliza 




Distribución de la arena muy fina: granos pesados y ligeros 



La arena muy fina utilizada para el estudio microscópico del fondo, es en general suma- 
mente escasa : la mayor parte de las veces existen solamente indicios, y como máximo halla- 
mos el 4,5 por 100, en la operación 369 situada en la zona de playas dilatadas al Norte de Cap 
Enderrocat ; en los sedimentos de esta misma región encontramos proporciones superiores a 
las de las demás operaciones estudiadas (el 3,8 por 100 en la operación 370 y el 3,7 por 100 en 
la 440). En el fondo de la Bahía abunda también, relativamente, la arena muy fina, puesto que 
hallamos, en la serie más cercana a Palma, más del 1,0 por 100, excepto la operación 389, que 
tiene solamente 0,6 por 100. Depende la mayor cantidad de arena muy fina, en todas las re- 
giones citadas, de la existencia de riachuelos que aumentan los aportes terrestres y traen mi- 
nerales de localidades alejadas. En cambio, en la parte externa y centro de la Bahía hallamos 
solamente indicios o cuanto más algunas décimas Como regla general los fondos medios nos 



120 Rafael DE BUEN 



indican que la arena muy fina, que queda después de tratar la muestra por ácido clorhídrico, de- 
crece con la profundidad. 

Separados por el licor de yoduros los granos pesados (de densidad superior a 2,8) y los lige- 
ros, se observa que son estos últimos los que dominan, tanto que podemos decir en general que 
los ligeros constituyen toda la arena muy fina. Se encuentra la mayor proporción de granos pe- 
sados en el fondo de la Bahía ; también hay, aunque en menor cantidad en la parte Oeste ; en 
cambio, en la boca los pesados son escasísimos, existiendo únicamente indicios de ellos. Esta 
repartición está sin duda ligada al peso elevado de los granos que permite un rápido depósito. 

Distribución de los minerales existentes en los fondos 

En los granos ligeros domina el cuarzo, que se presenta, en todos los fondos, en forma de 
cuarzo hialino ; también se halla siempre, aunque mucho menos abundante, la variedad cristalí- 
nica, perfectamente diferenciada por su polarización de agregado. En la arena finísima se ob- 
serva el cuarzo, con mucha frecuencia, en cristales perfectos con la forma común de prisma exa- 
gonal bipiramidado. Al cuarzo deben referirse también muchos de los granos limonitizados, 
tan frecuentes entre los ligeros ; algunos incompletamente alterados dejan ver en sus bordes 
sus colores de polarización. 

En la arena finísima he reunido los granos de cuarzo cristalínico a los agregados por ser 
algunas veces, dada su pequenez, muy difícil separar unos de otros ; teniendo en cuenta, so- 
bre todo, el carácter común de la falta de extinciones, puede no obstante darse como regla 
general la mayor abundancia del cuarzo cristalínico. 

El cuarzo debe provenir de las calizas terrestres en las cuales se encuentra siempre, aunque 
en escasa cantidad. Al hablar de la geología de Mallorca he citado además la presencia de ve- 
tas cuarzosas entre los bancos de caliza. 

Es también abundante el feldespato ortosa, al cual se unen en muy pocos fondos, algunas 
plagioclasas, determinadas sin duda por sus maclas características. La distribución del fel- 
despato es bastante irregular ; abunda en dos zonas : frente a la playa de Republicans y en 
toda la parte Oeste de la Bahía. Debe provenir también de las calizas terrestres, pues es ele- 
mento de las de origen sedimentario. Las plagioclasas se han hallado frente a Cala Figuera 
(op. 395) y en la playa de Republicans (op. 440). 

Como minerales ligeros poco frecuentes pueden citarse : la Glauconita, irregularmente dis- 
tribuida ; el Silex, encontrado al Oeste de la Bahía ; el Berilo, hallado frente al Fuerte de San 
Carlos ; el Sanidino, determinado en una sola muestra, y la Clorita, sumamente rara. Tam- 
bién se encuentran con frecuencia algunos restos silíceos de organismos, entre ellos bastantes 
espículas y ejemplares poco numerosos de caparazones de radiolarios y diatomáceas, más abun- 
dantes los primeros. 

En los granos pesados encontramos diversos minerales, irregularmente repartidos en zonas 
distintas de la Bahía ; el dominante en unos fondos es el corindón, en otros la esfena, en algu- 
nos la augita, etc. 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 121 

El más abundante es sin duda el corindón, que se encuentra en gran cantidad en casi todos 
los fondos ; sólo en algunos, desigualmente repartidos, no existe. Casi siempre está impuro, 
por lo cual el electro-imán lo atrae llevándolo a la categoría de granos difícilmente atraíbles y 
aun a veces a la de fácilmente atraíbles. Es frecuente que no extinga por completo y llega a 
presentar polarización de agregado. 

La esfena, muy abundante en muchos fondos, está repartida con bastante regularidad, en 
la Bahía ; falta o es rara en la boca (excepto en la operación 367 en que domina) y en cambio es 
abundante en el interior (menos en la operación 388 en que es rara). Esta distribución parece 
indicar que es llevada por los riachuelos del fondo de la Bahía. 

La esfena sólo raras veces es dicroica ; por calcinación presenta dicroísmo marcado, a la 
vez que toma color amarillo de ámbar. En luz ordinaria aparece con contorno irregular, en luz 
polarizada da el blanco de orden superior. A veces, alterada, la atrae el electro-imán lleván- 
dola incluso a las tres categorías de granos pesados. 

La augita se encuentra abundantemente representada en algunos fondos. No existe, o se 
hallan rarísimos granitos entre la arena finísima, en la boca de la Bahía ; en cambio, abunda en 
general en la zona interior, aunque no está regularmente distribuida. Seguramente deben ser los 
torrentes los que la llevan, recogiéndola tal vez en alguno de los manchones eruptivos, donde 
abunda. 

Existe la turmalina en casi todos los fondos, principalmente en la arena finísima con forma 
de cristalitos alargados de muy pequeño tamaño ; en la arena muy fina tiene, en cambio, con- 
torno irregular. Se distingue fácilmente por su dicroísmo y ligero tinte sombrío de los colores 
de polarización. Abunda en algunos fondos, como en los cercanos a Republicans (operaciones 
369, 370, 371 y 440) y en los sedimentos de las operaciones 406 y 425, a pesar de ser rara en los 
que les rodean. En la boca de la Bahía es muy rara, aunque existe en casi todos los fondos, 
por lo menos en la arena finísima. 

El estar distribuida con irregularidad parece indicar que proviene de las calizas que ocu- 
pan toda la costa ; es, en efecto, la turmalina elemento frecuente en muchas calizas. 

El granate, aunque en pequeñas proporciones, se encuentra en muchos fondos, repartidos 
irregularmente. 

El zircón existe en bastantes fondos en la arena finísima, siendo, en cambio, raro en la arena 
muy fina (sólo existe en las operaciones 387, 388 y 409). Se encuentra formando cristales bien 
definidos, de forma en general redondeada y de bordes marcadísimos, por su elevado índice 
de refracción. Suele ser elemento de muchas calizas. 

El apatito ha sido hallado en pocos sedimentos (operaciones 355, 371, 390, 394, 405 y 424), 
muy distantes entre sí y algunos capturados a bastante profundidad ; su distribución es, por 
tanto, muy irregular. 

Han sido encontrados poquísimos granitos de rutilo (op. 355); sillimanita (op. 370); distena 
(operaciones 388 y 437); andalucita (operaciones 389 y 422); idocrasa (op. 391) y estaurótida 
(op. 392). Excepto el rutilo, existente en la boca de la Bahía, todos pertenecen a sedimentos 
de la parte interior, donde se deja sentir la influencia de los aportes fluviales, que pueden lle- 
var elementos de rocas lejanas. 

16 



122 



Rafael DE BUEN 



Existen en todos los fondos, salvo rarísimas excepciones, la magnetita, limonita y granos li- 
monitizados ; parecen abundar más estos minerales en la parte interna de la Bahía. Reúno los 
granos limonitizados y la limonita por ser muchas veces difícil establecer completa separación 
entre ellos ; puede darse como regla general el que los granos limonitizados son mucho más 
abundantes que la limonita. 

Se encuentran, en algunos fondos, granos negros que no son de magnetita ; debe tratarse 
seguramente de pedacitos de carboncilla dejados caer por los vapores que con tanta frecuencia 



surcan sus aguas. 



En la operación 384 han sido hallados rarísimos condros. 



Caracteres biológicos 

Es muy importante el estudio biológico de la Bahía de Palma de Mallorca, por el exube- 
rante desarrollo que en ella alcanzan los seres marinos. Con los sedimentos se han cogido al- 
gunos organismos completos y ya he hablado de la existencia de restos de plantas y animales 
en enorme cantidad. 

Las más abundantes son las algas calizas y las conchas de moluscos ; de las primeras tra- 




Estudio batilitológico de la Bahía de Palma i 23 

taré con detalle ; los moluscos serán objeto de un trabajo especial, por el profesor Bavay, que 
aparecerá más adelante. 

Las algas calizas dominan en la grava de muchos fondos y constituyen las categorías de 
granos gruesos de la arena. Estando generalmente divididas en pequeños fragmentos no pue- 
den ser bien determinadas las especies, por lo cual no se han incluido entre las plantas en el 
análisis biológico de los fondos. En algunas operaciones se capturaron pedazos grandes que me 
han permitido clasificar varias especies pertenecientes a los géneros Lithophyllum y Litho- 
tkamnion. 

Los Lithophyllum son menos abundantes, existiendo una sola especie : el L. spansum Phil. 
De Lithothamnion he determinado el L. Philippi Fosl, el L. fruticulosum Fosl y el L. calca- 
reum Aresch ; de los cuales el primero, más abundante, recibe el nombre vulgar de magranas, 
que alude a la coloración rojiza que de costumbre presenta. 

Las algas calizas están desigualmente distribuidas en los sedimentos, faltan en absoluto 
o se encuentran tan sólo escasísimos restos, muchas veces rodados, indicando que han sido lle- 
vados allí, en el interior y Este de la Bahía ; en cambio, abundan extraordinariamente en la par- 
te externa sobre todo en las regiones profundas, pues excepcionalmente en la zona al Sur de 
Cap Enderrocat, junto a tierra, encontramos en dos operaciones (op. 366 y 367) sólo raros restos. 

Las demás plantas marinas han podido ser mejor determinadas ; pertenecen a los géneros 
Caulerpa, Udolea, Peyssonellia, Rytipkloea, Vidalia y Posidonia. Respecto a estas últimas, 
basta indicar su regular distribución, que muestran tan claramente el mapa respectivo y la carta 
litológica ; invaden toda la zona costera alcanzando, como máximo, profundidades de poco 
más de 30 metros. 

La Peyssonellia squamaria Decn, forma, cuando se arrolla en pequeñas masas muy duras 
mezclada con Lithophyllum, el fondo conocido vulgarmente con el nombre de Avellanó, apa- 
rece a bastante profundidad (más de 40 metros), ocupando una zona bien limitada ; como rara 
excepción ha sido capturado un pequeño pedazo en la operación 383, en el fondo de la Bahía 
y a poco más de 30 metros de profundidad. Con frecuencia se une a la Peyssonellia la Vidalia 
volubilis J. Ag., que tiene un área de distribución muy irregular, pues se halla además en la 
parte interna de la Bahía (operaciones 383, 426 y 437). 

La Rytiphloea se encuentra con la Peyssonellia squamaria, prefiriendo los fondos gran- 
des ; también ha sido encontrada a poco más de 30 metros de profundidad (op. 383 y 426). 

La Udotea Desfontainnii Decn, ha sido capturada dos veces (operación 363, a 47 metros de 
profundidad, y operación 406, a 32 metros de profundidad). 

La Caulerpa prolifera Lamx, no ha sido cogida más que en la operación 383 ; se obtuvo 
en este punto tan sólo un pedacito bastante alterado, por lo cual no es seguro que exista ver- 
daderamente allí. Esta alga se encuentra abundantemente extendida en el interior de la Bahía, 
en lugares poco profundos y bien resguardados ; forma una extensa pradera entre Porto-pí y 
Palma, invadiendo las zonas de pequeña profundidad y ocupando todo el fondo del puerto ; 
existe además en Cala Portichol y otros puntos. 

Los moluscos y sus restos son muy abundantes no sólo en la grava, sino también en la 
arena, dominan en general los micromoluscos y las formas larvarias. 



124 Rafael DE BUEN 



En la grava aparecen con frecuencia pedazos de Retepora cellulosa, que está repartida por 
toda la Bahía, aunque ha sido hallada sólo en la zona comprendida entre 20 metros a poco 
más de 40 metros de profundidad. 

En los fondos de frente a la playa de Republicans abundan los foraminiferos, pertene- 
ciendo la mayor parte al género Spirolina. 

Son frecuentes también en la grava los restos de equinoideos ; algunas veces se capturaron 
erizos completos de muy pequeño tamaño. Con menos frecuencia se encuentran entre los sedi- 
mentos tubos de gusanos (rara vez de serpúlidos), restos de pólipos, de crustáceos, ofiurio- 
deos, etc. Animales grandes sólo se cogieron un Gobhts y una H olothuña. 



Resumen 

Durante la segunda campaña oceanógrafica del cañonero Vasco Núñez de Balboa se reco- 
gieron, en la bahía de Palma de Mallorca, 64 muestras de fondos, cuyo análisis me ha permi- 
tido la publicación de este trabajo. 

Los fondos fueron capturados con la sonda Léger, que tan buenos resultados da en pe- 
queñas profundidades ; el sondeo se verificaba con el torno Lucas, colocado a proa y babor 
del cañonero. 

Ha sido adoptada la clasificación Thoulet para el estudio de los sedimentos, teniendo en 
cuenta principalmente su exactitud. Los signos utilizados en la carta batilitológica son también 
los recomendados y utilizados por el citado especialista. 

El procedimiento analítico comprende varias operaciones : 

i.° Un análisis mecánico, que permite dar nombre al fondo. 

2. Un análisis químico, para averiguar la proporción de carbonatos. 

3. Un estudio mineralógico. 

4. Un estudio biológico. 

Los resultados de los análisis mecánico y químico son suficientes para el trazado de la 
carta litológica, pero se ha completado el interés de este trabajo con el estudio mineralógico 
que tanta importancia puede tener para la Geología y con el estudio biológico, muy intere- 
sante como veremos en la bahía de Palma. 

Para averiguar la exactitud del procedimiento de análisis he realizado varias observa- 
ciones, comprobando que los errores son insignificantes. Se trata de un método suficiente- 
mente exacto a la vez que muy sencillo. 

La bahía de Palma de Mallorca tiene condiciones muy especiales derivadas de varios fac- 
tores ; uno muy importante es la falta de verdaderos ríos, que hace que sean muy limitados los 
aportes terrestres. Existen tan sólo riachuelos o torrentes (rieras o torrents en el lenguaje de 
la Isla), que permanecen en seco largos períodos durante el año, llevando sólo algún caudal de 
agua en las épocas de lluvia, tan poco frecuentes. Los riachuelos más importantes los encon- 
tramos en la parte interior y sobre todo entre Palma y Cap Enderrocat ; deriva esta desigual 
distribución, como veremos, de la orografía de las costas de la Bahía. 

En la zona estudiada encontramos profundidades máximas de 60 metros, en la parte exte- 
rior. Habiendo un corte longitudinal (de Norte a Sur), observaremos que las profundidades 
aumentan regularmente hacia la boca. Si practicamos una serie de cortes transversales vere- 
mos que el declive es desigual en ambas costas, pues mientras en la parte Este el aumento 
de profundidad se realiza de una manera lenta, en la zona Oeste el declive es rápido. No es 
esto, sin embargo, absoluto, puesto que observamos una pendiente rápida junto a Cap En- 
derrocat, en la parte Este. 

Las costas son también desiguales; faltan las montañas por la zona Este o existen cuan- 
do más pequeñas colinas que se atenúan hasta terminar en una región baja o en playas dila- 



126 Rafael DE BUEN 



tadas ; el perfil de la costa es recto, el número de ensenadas muy limitado (sólo Cala Porti- 
chol y Cala Gamba). Cerca de Cap Enderrocat el aspecto varía mucho, pues existen acantila- 
dos abruptos en contacto con el mar. 

La zona Oeste es muy distinta ; las tierras se levantan rápidamente, hasta alcanzar altu- 
ras bastante considerables ; abundan los acantilados ; el perfil de la costa es recortado, exis- 
tiendo muchas ensenadas en cuyo fondo es frecuente encontrar pequeñas playas. 

La geología de Mallorca nos muestra el dominio absoluto de las calizas. No encontramos 
en la Isla ni terrenos arcaicos ni primarios. Dejan sentir su influencia en la bahía de Palma el 
secundario, terciario y cuaternario. Sus costas están ocupadas por calizas jurásicas, miocéni- 
cas y cuaternarias, cerca hay manchones cretácicos (Neocomiense) y eocénicos (Numulítico). 
Existen, además, en Mallorca, en la zona de la cordillera principal, algunos manchones de ro- 
cas eruptivas (Melafiros, Andesitas y Porfiritas) ; varios están atravesados por los riachuelos 
que desembocan al Este de Palma, por lo cual pudieran ejercer alguna influencia en los sedi- 
mentos estudiados. 

La carta batilitológica está trazada sobre la del Depósito Hidrográfico de la Marina. Tra- 
tando de saber su exactitud he averiguado la densidad de sondeos, o sea su número por milla 
cuadrada ; para ello he calculado la extensión de la superficie explorada y obtenido : 

Densidad de sondeos = — ; — ^ — ^- =1,14 sondeo por milla 2 . 

56 millas- r 

Los sedimentos estudiados están repartidos de una manera irregular, debido a los caracte- 
res de la Isla y especialmente de la Bahía. Su profundidad, la tranquilidad y calor de sus 
aguas hacen que los seres, encontrando campo favorable, adquieran enorme desarrollo ; abun- 
dan entre ellos extraordinariamente las plantas y animales de esqueleto o envueltas calizas, cu- 
yos restos veremos ejercen gran influencia en la formación de los sedimentos. Teniendo ade- 
más en cuenta la geología de la Isla, se comprende que todos los materiales que se hallan en 
el fondo sean calizos, originando esa enorme proporción de carbonatos que tienen los sedi- 
mentos, que oscila entre el 90,1 por 100 (operación 371) y el 99,4 por 100 (operaciones 396 

y 418). 

Su origen, principalmente orgánico, y el reposo de las aguas hacen que dominen en los 
sedimentos las partes gruesas ; abundando en efecto extraordinariamente no sólo la arena, 
sino también la grava. Contemplando el mapa biológico se observa que los fondos son casi 
exclusivamente arenosos o de arena fangosa, faltando en absoluto el fango y no existiendo 
más que pequeños islotes de fango arenoso y fango muy arenoso. Los fondos medios nos 
muestran mejor que nada este dominio de la arena, pues vemos en ellos que su proporción 
es siempre superior al 87 por 100. 

Los sedimentos están además distribuidos con irregularidad, observándose que las arenas 
ocupan el centro de la Bahía, mientras las zonas fangosas se hallan cercanas a la costa. La re- 
partición especial de las arenas es debida a su origen orgánico, tan claramente demostrado por 
los elementos que las forman. Las zonas fangosas cercanas a tierra deben su existencia a la 



Estudio batilitológico de la Bahía de Palma 127 

proximidad de alguna riera cuyos sedimentos se depositan cerca de la desembocadura gra- 
cias a la calma de las aguas de la Bahía. 

Por todo lo indicado se ve que la característica de la región estudiada es el desorden ; 
cuyas causas he señalado con suficiente detalle. 

En todas las arenas dominan los elementos gruesos, excepto en las de algunas operaciones 
cercanas a la costa, entre Cala Estancia y Cap Enderrocat, que están formadas casi exclusi- 
vamente por la arena muy fina. Esta zona, que coincide con la región de playas dilatadas, es 
interesante desde varios puntos de vista. Falta en ella la grava además de las partes gruesas 
de arena, debido a ser el lugar más agitado de la Bahía (a causa de su escasa profundidad), 
por lo cual los granitos estarán en movimiento continuo, rozándose los unos con los otros hasta 
quedar reducidos a los menudos fragmentos que encontramos. Además en ese punto debe 
haber un pequeño aumento de aportes terrestres. 

El estudio del sedimento después de atacado por ácido clorhídrico, nos muestra la esca- 
sísima cantidad de minerales no calizos que contiene, y además, suprimida la acción de la cali- 
za orgánica, parece que tienden las arenas y fango a distribuirse según la ley ordinaria de re- 
partición de sedimentos. 

Después de eliminados los carbonatos, por la acción del ácido clorhídrico, han sido estu- 
diados con detalle los demás minerales. Para hacer más fácil este estudio, microscópico, se 
utiliza sólo la arena muy fina, sobre la cual se realizan antes separaciones por el licor de yo- 
duros, que aisla dos categorías según su densidad (pesados, de densidad superior a 2,8, y 
ligeros, de densidad inferior), y por el electro-imán. También, aunque menos detalladamente, 
se ha estudiado la arena finísima. 

De los granos ligeros, el dominante es el cuarzo, presentándose sobre todo la variedad 
hialina y en menor cantidad, aunque en casi todos los fondos, la variedad cristalínica. Está 
también abundantemente representado el feldespato ortosa ; ambos minerales deben ser ele- 
mento de las calizas terrestres. En algunos fondos se ha encontrado glauconita y raras veces 
silex, berilo, sanidino y clorita. Son frecuentes los restos de organismos silíceos, sobre todo 
las espículas, a las que se unen algunos radiolarios y diatomáceas. 

Entre los granos pesados, el dominante es el corindón ; también abundan, en algunos se- 
dimentos, la esfena y la augita, hallándose sobre todo en la parte interna de la Bahía, lo que 
hace suponer que son llevadas por algún riachuelo ; la augita puede provenir de las rocas 
eruptivas, en las que existe, situadas en la cordillera principal de Mallorca, donde nacen al- 
gunos torrentes que desembocan al Este de Palma. 

Se encuentra en casi todos los fondos la magnetita, limonita y granos limonitizados. Como 
elementos menos frecuentes pueden citarse la turmalina, granate, zircón, distena, andalucita, 
etcétera. 

Los caracteres biológicos tienen gran interés por el influjo enorme de los seres calizos en la 
formación de los sedimentos. Lo que más abunda son las algas calizas, muchas veces inde- 
terminables por la pequenez e irregularidad de sus fragmentos. Eligiendo los ejemplares he 
logrado clasificar varias especies pertenecientes a los géneros Lithophyllum y Lxthothammon . 
del primero he hallado algunos pedazos correspondientes al L. s-paiisum Phil ; del IJtlioUiam- 



128 



Rafael DE BUEN 



nion he determinado tres especies : el L. fruúculosum Fosl, el L. calcareum Aresch, y el 
L. Philippi Fosl ; las masas rojizas de este último reciben el nombre vulgar de magranas. 

Las plantas marinas fueron estudiadas, o preparadas especialmente, al recoger los fondos ; 
pertenecen a las siguientes especies : Caulerpa prolifera Lamx, Udotea Desfontainnii Decn, 
Peyssonellia squamaria Decn, Rytiphloea, Vidalia volubilis J. Ag., y Posidonia Caulini Koen. 
La primera, determinada dudosamente por un sondeo (op. 383), prefiere lugares resguarda- 
dos y poco profundos, existiendo en el fondo de la Bahía entre Porto-pí y Palma y en algu- 
nas ensenadas como Cala Portichol, etc. 

La Udotea sólo se capturó dos veces. La Peyssonellia, base de lo que se llama vulgar- 
mente avellanó, abunda a bastante profundidad (más de 40 metros) ; con ella está a veces la 
Vidalia, que se extiende hasta el interior de la Bahía. La Rytiphloea la hallamos también con 
la Peyssonellia, prefiriendo gran profundidad, se encuentra, sin embargo, también a poco más 
de 30 metros (operaciones 383 y 426). 

La Posidonia está repartida con uniformidad, ocupa la zona costera hasta profundidades 
máximas de poco más de 30 metros ; es la única señalada en el mapa batilitológico (praderas 
de Zosteráceas). 

Los moluscos serán objetos de un trabajo especial, por el profesor A. Bavay, que apare- 
cerá más adelante. Dominan los micromoluscos y estados larvarios. 

He hallado raros foraminíferos, excepto en la zona cercana a Republicans, donde abundan, 
dominando el género Spirolina. Hay además otros restos menos importantes por entrar en pe- 
queñas cantidades. 



Trabajo realizado en el Laboratorio de Málaga 
dependiente del Instituto español de Oceanografía 



CARTA BATILITOLÓGICA 



SUB-MARINA 

de la 



POR 

D« Kafail bi Bmjm yJL©im© 

Jefe de Sección de dicho Instituto. 
1916 

Topografía y sondas según la 
Carta 895 de la Marina (madrid 1895) 



DIRIGIDO P 5 OR EL PROFESOR 

>1©I BM !S¡iííEPí 



— - '■•■T;'"-- :" "-■.;- ¡ 





J ^v- 



*& 



,...«'• c i .,;s;..:. 





," r&imi 1 '■■ 
.V$S«> '"Kí ^^» ; s .' - , -iT^S 



Colores y signos convencionales 

^Pno,,, >^$c„,,,„s rodados 1P3 P " ™ * 

1 __J(4wiK»f/f íasufrA/y,! ^ t yyj 



I A p Aro» rango» 

L H? j.i ¿s a: -/.- /anyo; 



':;:;■* ¡jlGiava 



Niwshn analiíada + 






¡SArt-níi snl.ie rucíi 

'■"í/"' &^W^5' T 'Tu<l" solirc roin 



I P A l'™ 9 " "™"° rV-A+|Condl.lvi™i .50,75 V. IV 

I 1U*50».90X*A„„ I V+V] ó miera». 

i _Jnmém<thiy<¡l Ex\,\~j 



mota» 75% v 

Conchas rolas IsoMasaVIOeiilOni /""X., 

Míalas ilrSUm.-'*""^— '" 



Conchas rodadas 



I I. ,1 lI-Iiiihi, 



Vh, í 



.. ■:( 



... ".,« - !■'■ v/ 5 ^ 3 Í-. , > j í v • ¡. 

J» - '. •al.;.^ -.Av¿ s * -'■-*>* >j«: .--, ,. .'• 
/' A". ' 




ílaiKrn^.a/ií/'-f.^K. 



Obras citadas 

Behrens (Th. H.): «Analyse qualitative microchimique». — París, 1893. 

Boeggild: «The deposits of the sea-bottom». The danisch Ingolf-Expedition, vol. I, parí. II.— Copenhagen, 1900. 

— «Deposits of the sea-bottom». Report on the Danish oceanographical expeditions 1908-1910 to the Me- 

diterraean and adjacent seas. — Copenhagen, 1912. 
Buen( Rafael de): «Etude sur la chute des sédiments dans l'eau». Bul/. Instituí océanographique. — Monaco, 1912. 

— «Relación entre la sedimentación y la salinidad del líquido en la que se realiza.» Boletín Soc. Española 

de Historia Natura/. — Madrid, 1912. 
Chevallier (A.): «Etude bathylithologique de l'Etang de Berre.» Ann. de ÍInstitut océanographique. — París, 

1916. 
Delesse: «Lithologie du fond des mers.» — París. 
Fouqué et M. Lévy: «Petrología.» Estudios geológicos de las islas Baleares, Mallorca y Menorca, por H. Hermi- 

te.— Madrid, 1888. 
Germain (A.): «Traite des Projections des cartes géographiques.» — París. 
Haushofer (K.): «Míkroskopische reactionen eine anleitung zur erkennung verschiedener elemente und verbin- 

dungen unter dem mikroskop, ais supplement zu den Methoden der qualitativen analyse.» — Braunsch- 

weig, 1885. 
Hermite (Henri): «Estudios geológicos de las islas Baleares, Mallorca y Menorca.» Edición española. — Ma- 
drid, 1888. 
Klement (C.) et Renard (A.): «Réactions microchimiques á cristaux et leur application en analyse qualitative.» 

Bruxelles et París, 1886. 
Lévy (Michel) et Lacroix (Alf.): «Les mineraux des roches.». — París, 1888. 
Murray (John) and Renard (A. F.): «Report on deep sea deposits based on the specimens collected during the 

voyage of H. M. S. Challenger in the years 1872 to 1876.» Reports ofthe Challenger. — London, 1891. 
Pruvot (G.): «Essai sur la topographie et la constitution des fonds sons-marins de la región de Banyuls, de la 

plaine du Roussillon au golfe de Rosas.» Archives de Zoologie experiméntale, 1894. 
Redgers (J. W.): «Ueber die mineralogische und chemische Zusammensetzung der Dünensande Hollands und 

über die Wichtigkeit von Fluss-und Meeressanduntersuchungen in allgemeinen.» Neues Jahrbuch für 

Mineralogie, geologie und Palaentologie, 1895. 
Rinne (F.): «Etude pratique des roches.» Traducción francesa. — París, 1912. 
Roujoux (H. de): «Essai sur l'atterrissage et l'entrée de la rade de Brest par temps brumeux avec un bátiment á 

vapeur.» — París, 1868. 
Sudry (Louis): «L'Etang de Thau, Essai de monographie océanographique». Anuales de l'Institut océanographi- 
que. — Monaco, 1910. 

— «Puissance de transport des courants d'eau et des courants d'air.» Annales de l'Institut océanograp hi- 

que.— París, 1912. 
Thoulet (J.): «Expériences relatives á la vitesse des courants d'eau on d'air susceptibles de maintenir en suspen- 
sión des grains mineraux de volume et de densité determines.» Compt. rendu acad. Sciences et Anna- 
les des Mines, mai-juin, 1884. 

— «Précis d'analyse des fonds sous-marins actuéis et anciens.» — París, 1907. 

— «Instructions practiques pour l'etablissement d'une carte bathymétrique-lithologique sous-marine,» Bul/, de 

I'/nstitut océanographique. — Monaco, 1910. 

— «Analyse d'une poussiére éolienne de Monaco et considérations genérales relatives á l'influence de la 

r 



130 Rafael DE BUEN 



déflation sur la constitution lithologique du sol océanique.» Annales de l'Institut océanogTaphique. — 
París. 

— «Densité de sondages et veracité des caries bathymétriques sous-marines.» Annales de l'Institut océano- 

graphique. — París . 

— «Etude bathylithologique des cotes du golfe de Lion.» Annales de l'Institut océanographique. — París, 1912. 
Verain (L.): et Chevalier (A.): «Emploi de l'electro-aimant dans l'analyse microminéralogique des fonds sous- 

marins.» Bull. de l'Institut océanographique. — Monaco, 1913. 



ÍNDICE 



Páginas. 

Dedicatoria 5 

Introducción 6 

Lista de operaciones 7 

Generalidades. 

Utilidad de Jas cartas batiiitológicas 9 

Historia de la litología 11 



CAPÍTULO I 

Caracteres de la Bahía de Palma. 

Aportes terrestres: ríos y arroyos 13 

Batimetría. — Naturaleza de la costa 15 

Geología de las regiones cercanas a la Bahía 17 

CAPÍTULO II 

Procedimientos. 

Clasificación adoptada 23 

Signos utilizados en las cartas batiiitológicas 25 

Procedimientos de recolección y análisis 25 

Análisis mecánico. . . , 26 

Separación de la arcilla 26 

Separación de los granos minerales 26 

Separación por líquidos densos 28 

Separación por el electro-imán 28 

Estudio mineralógico 29 

Análisis químico 31 

Estudio biológico 31 

Estudio de la grava 31 

Discusión de los procedimientos de análisis 32 

CAPÍTULO III 
Análisis. 

Resultados de ¡os análisis 38 101 



132 Rafael DE BUEN 



CAPÍTULO IV 

Discusión de los resultados obtenidos. 

Procedimientos empleados 103 

Cálculo de los fondos medios . ■ , 105 

Distribución de los sedimentos 109 

Distribución de la grava 112 

Distribución de la arena 114 

Distribución del fango 116 

Distribución de la arena que queda después de tratar el fondo por 

ácido clorhídrico 116 

Distribución del fango después del ataque por ácido clorhídrico. . 117 

Minerales de los fondos 118 

Distribución e importancia de la caliza 118 

Distribución de la arena muy fina: granos pesados y ligeros . . . 119 

Distribución de los minerales existentes en los fondos 120 

Caracteres biológicos 1 22 

Resumen 125 

Obras citadas 129 



iisr 



íIính 



1 



iiHiliii 



i 



¡1 



I 



MllHHHnHl 

IHHHB* 1 

■ir 



p 






mm 



¥ 



m 



* 



;■<■(■ 



m 






ÜfiKi 



% 



ir 



fflff* 



11 



V 



i 



I 



JHI 



1 



f! 



ffilUffi 






■IL 






I 



: ' (i, 
naUHBft